Realeza del ´ballet´

De las costas de Valle del Cauca, Colombia, a Londres, Fernando Montaño, de 27 años y primer artista del Royal Ballet, revisa su trayectoria en la danza.
Fernando Montaño. Fernando Montaño.
Fernando Montaño.

El invierno se ha instalado en Londres, ciudad en la que el bailarín Fernando Montaño reside desde hace siete años.

Pero se detiene y aclara: su lugar de nacimiento, Buenaventura, y Londres “son dos polos opuestos”. Así lo confiesa el primer artista del London Royal Ballet, con una risa que se cuela en el teléfono, mientras compara la gran ciudad del Big Ben con su hogar, la costa de Valle del Cauca, al suroccidente de su natal Colombia.

Si bien a los seis años Fernando se mudó con su familia a Cali, recalca que “fue en Buenaventura donde por primera vez vi un ballet”; gracias a la televisión, por un programa en Colombia que se llamaba Nubeluz.

“Me pasaba por la casa imitando a los bailarines y recreando sus pasos”, recuerda, mientras su padre, sin embargo, tenía otros planes.

Soñaba con que él fuera futbolista, algo que “quería a toda costa”, mientras Fernando, siendo aún muy niño, le insistía a su madre en la otra parte de la casa que lo único que quería ser cuando fuera grande era eso que veía en Nubeluz.

Aunque asegura que se divertía con la pelota, jugando en la posición de marcador volante y “quitándole la pelota a todo el mundo”, a los 11 años su madre lo inscribió en una academia de tango, milonga y paso doble llamada Piazzola, a la vez que lo combinaba con el deporte.

Al recibir una beca por parte de la academia ­y una fuerte patada en una práctica de fut que lo terminó por desencantar­ sus padres finalmente decidieron removerlo del fútbol y, como diría él, dejarlo “solamente con el baile”.

“Esa beca les abrió los ojos y les hizo darse cuenta de que ´era bueno en la danza´ y que me enfocara solamente en eso. Afortunadamente se dieron cuenta a tiempo de eso”.

Aun contando finalmente con el apoyo de sus padres, ¿era común tener un respaldo cuando se tiene una profesión nada común, como la de bailarín, siendo de una localidad costeña y pequeña como Buenaventura?

“Mis papás siempre trataron de meterme en una escuela que tuviera algún grupo de danza o folclore, porque siempre notaban que escuchaba música y me ponía a bailar”, cuenta. “Le doy mil gracias a Dios que tuve esa suerte, porque en la casa nunca hubo un tabú. Mis padres y mis hermanos hicieron todos los sacrificios para que lograra estudiar y tener una formación completa”, reconoce.

Esa abnegación familiar fue crucial: dos hipotecas y empeñar y vender todo lo que se pudiera. Todo ese esfuerzo se ve reflejado en una trayectoria que inició en Cali cuando llegó al Instituto Colombiano de Ballet, pasando por una estricta formación en Cuba, unos momentos en Italia y, finalmente, un lugar en las primeras filas del ballet subvencionado por la realeza de Inglaterra, donde Fernando Montaño funge como primer artista, categoría que pronto abandonará para convertirse en diciembre en solista de esta compañía.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código