En directo: Café con La Prensa: aeropuerto de Tocumen ampliado ¿y ahora qué? Ver más

literatura

Recuerdos de Gabo

Los escritores mexicanos Benito Taibo y Elena Poniatowska, así como la cantante peruana Tania Libertad, conversaron sobre Gabriel García Márquez.

Temas:

Los escritores mexicanos Benito Taibo y Elena Poniatowska, así como la cantante peruana Tania Libertad (en la foto) fueron los encargados de conversar sobre Cien años de soledad. Los escritores mexicanos Benito Taibo y Elena Poniatowska, así como la cantante peruana Tania Libertad (en la foto) fueron los encargados de conversar sobre Cien años de soledad.
Los escritores mexicanos Benito Taibo y Elena Poniatowska, así como la cantante peruana Tania Libertad (en la foto) fueron los encargados de conversar sobre Cien años de soledad. CORTESÍA\Feria Internacional del Libro de Guadalajara

Entre el 5 de enero de 1950 y diciembre de 1952, el periodista y cuentista Gabriel García Márquez laboró en el diario El Heraldo de Barranquilla, Colombia.

Entre sus funciones estaban redactar glosas y editoriales sin firma, noticias de corte social. Además era el encargado de la sección de internacionales y tuvo una columna titulada La Jirafa.

En esta columna (publicó un total de 394 de esos textos) aparecieron fragmentos, o más bien borradores, de la novela La Casa, que tiempo después pasaría a ser Cien años de soledad.

Gabo estaba convencido de que terminaría La Casa a más tardar en 1954, lo que no ocurrió porque pronto descubrió que no tenía la madurez suficiente para terminar tamaña empresa.

Recuerdos de Gabo Expandir Imagen
Recuerdos de Gabo

No fue hasta enero de 1965 cuando decidió encerrarse por 18 meses en La cueva de la mafia (así bautizó a su cuarto de estudio en la calle La Loma, en México D.F.) para construir a Macondo y a sus habitantes.

Esa primera edición de Cien años de soledad, de 1,800 ejemplares, fue publicada por la editorial Sudamericana e impresa en los talleres de Impresora Argentina. Llegó a los quioscos y librerías de Buenos Aires el lunes 5 de junio de 1967 y se agotó a los pocos días.

En la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, México, 2017 se le rindió homenaje a uno de los 16 hijos de un telegrafista, y también a la obra que de seguro le permitió obtener el Premio Nobel de Literatura en 1982.

Recuerdos de Gabo Expandir Imagen
Recuerdos de Gabo

ENCUENTROS

Los escritores mexicanos Benito Taibo y Elena Poniatowska, así como la cantante peruana Tania Libertad, fueron los encargados de conversar sobre Cien años de soledad, en especial sobre la edición que hizo la editorial Diana, ilustrada por la artista chilena Luisa Rivera, para conmemorar el 50 aniversario de su publicación.

“Cien años de soledad, de muchas maneras, nos ha cambiado la vida a millones de lectores. Lo hizo Gabo con una estructura maravillosa, sin saltos mortales, con palabras sencillas, y así creó Macondo. Esta saga familiar es de una belleza y de una imaginación increíble y con ella Gabo le dio la vuelta al mundo”.

En una de las tantas clases que ha ofrecido Taibo de promoción de la lectura, con 500 muchachos que le escuchaban analizar Cien años de soledad, un chico levantó la mano, “tendría 14 años, y me pregunta: ‘¿dónde queda Macondo?’. Las mentiras contadas desde una forma hermosa terminan con fuerza convirtiéndose en una verdad. Es el embrujo de las palabras pasadas por el tamiz de la literatura”.

Poniatowska recuerda que en una de las primeras ocasiones que compartió con Gabo, este sacó a bailar a la escritora Elena Garro en la casa de Carlos Fuentes, y que Gonzalo, uno de los hijos de García Márquez, vivió cerca de su residencia, y que Mercedes Barcha (la esposa del colombiano universal) le pedía a cada rato que le guardara objetos para que se los entregara luego a Gonzalo.

“Gabo y yo siempre nos quisimos bien. Él siempre buscaba a los amigos que tenía antes de Cien años de soledad y los que vinieron después de la novela”, agregó Poniatowska.

Recuerdos de Gabo Expandir Imagen
Recuerdos de Gabo

SOBRE ÁRBOLES, HÍGADOS Y CANCIONES

Benito Taibo confesó en la Feria Internacional del Libro de Guadalajara que la novela de Gabriel García Márquez, Cien años de soledad, tocó de muchas maneras su alma.

“Cuando uno es lector y se precia de serlo se convierte en un recomendador de lo leído, porque uno no puede guardar lo leído como guardaba sus monedas de oro el tío del pato Donald”, rememora Taibo.

En 1967, Taibo tenía cuatro amigos que “éramos lo que hoy los muchachos llaman freaks (fenómenos), porque leíamos mientras los demás hacían otras cosas. Cien años de soledad cayó a mis manos cuando yo tenía unos 17 años. Yo y mis amigos, todos nos volvimos locos hasta el derretimiento. Por lo que comenzamos a recomendarla como si fuera una receta médica. Porque no tienes imaginación toma Cien años de soledad, porque tú tienes mucha imaginación, tómatela para que tengas más”.

Pronto se les acabó el público a quien compartir la nueva pócima que alivia el corazón, y querían que se multiplicara la obra lo más pronto posible.

Por eso decidieron “algo exótico y surrealista, como la propia novela y lo que contiene. Después de varios tragos, uno de mis amigos tuvo una idea: ¿por qué no plantamos el libro y de él saldrá un árbol donde habrá gitanos, mariposas, las risas de Pilar, el imán que jala el cobre y una pista de baile?”.

Convencidos de que aquello era algo justo y necesario, se fueron a un parque de México D.F. y enterraron la novela. “Luego los amigos nos fuimos separando, y 25 años después, sin tragos de por medio, comenzamos a buscar el árbol. A las 2:00 a.m. lo encontramos y todos quedamos con los ojos redondos como platos: en el lugar exacto había unos baños públicos. Se lo conté a Gabo y se murió de la risa. Después me dijo al oído: ‘Benito, es que lo plantaron al revés”.

Los autores mexicanos Benito Taibo y Elena Poniatowska. CORTESÍA Expandir Imagen
Los autores mexicanos Benito Taibo y Elena Poniatowska. CORTESÍA Feria Internacional del Libro de Guadalajara

MODESTIA

Elena Poniatowska tuvo el gran privilegio de entrevistar a Gabriel García Márquez antes y después de ganar el Nobel de Literatura “y eso que a él no le gustaba que lo entrevistaran. Siempre sentí su cariño. Recuerdo a Gabo bien trajeado, porque se vestía muy bien. A los amigos les preguntaba: ‘¿crees que me queda bien este pantalón?, ¿me compro otro, o dos?’. Era bonito que se preocupara por sus pantalones y que fuera tan sencillo que manejara él mismo su coche después del premio Nobel y después de que Cien años de soledad pasó a ser la novela más vendida del continente americano”.

Eso sí, odiaba a los chinos, “porque me dijo que no les gustaba pagar las regalías de sus libros. Ah, tampoco era pretencioso. Nunca se le subió la fama a la cabeza, y mira que los intelectuales a veces se parecen a los hígados porque se crecen rápido”.

MÚSICA

La cantante peruana Tania Libertad contó que era frecuente que le cantara a Gabo y a su familia.

Por ejemplo, hace pocas semanas participó del cumpleaños de la viuda de García Márquez, Mercedes Barcha, a quien los amigos llaman la Gaba.

“Con la Gaba y mi querido Gonzalo [hijo del novelista] recordamos hace poco qué canciones le gustaban a Gabo y a los suyos. Cantamos como cuatro horas en esa fiesta, porque a mí me cuesta cantar pocas canciones, pero me sale mejor cantar muchas”.

En ese repertorio de temas queridos por el clan de García Márquez, Tania Libertad destacó Aquellas pequeñas cosas, del español Joan Manuel Serrat; Pequeña serenata diurna, de Silvio Rodríguez (“de la trova cubana es la favorita de la Gaba, siempre me la pide”); Nube viajera, del mexicano Jorge Massías (“Gabo era un gran amante de la música popular bailable, pero también cantábamos juntos boleros en los bares”), y Vámonos, de José Alfredo Jiménez. Destacó que otro amor musical de Gabo era el vallenato de su natal Colombia. “Yo aprendí a cantar vallenatos por Gabo y por él canté en Medellín y Cartagena”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código