CAMBIO CLIMÁTICO

Salud pública estará en riesgo si hay menos plantas y animales

Temas:

El impacto ecológico en cada subregión americana ha aumentado entre 200% y 300% desde 1960, según el informe del Ipbes. El impacto ecológico en cada subregión americana ha aumentado entre 200% y 300% desde 1960, según el informe del Ipbes.
El impacto ecológico en cada subregión americana ha aumentado entre 200% y 300% desde 1960, según el informe del Ipbes.

La Tierra está perdiendo plantas, animales y agua limpia a una velocidad drástica, advirtió la ONU en cuatro reportes sobre la biodiversidad.

Científicos reunidos en Colombia publicaron los reportes regionales hace unos días sobre el estado de plantas y animales en América, Europa y Asia Central, África y el área Asia-Pacífico. La conclusión después de tres años de estudio: Ninguna zona está bien.

El trabajo no es solamente sobre los animales, dijo el jefe del equipo de estudios, Robert Watson. Se trata de mantener la Tierra vivible para los humanos, porque dependemos de la biodiversidad para comer y para tener agua potable y salud pública, dijo el prominente científico.

“Esto está minando el bienestar en todo el planeta, amenazándonos a largo plazo en términos de alimentos y agua”, dijo Watson en una entrevista.

Lo que está sucediendo es un efecto secundario del mundo mientras se vuelve más acaudalado y poblado, dijo. Los humanos necesitan más alimentos, más agua limpia, más energía y más tierra. Y la forma en que la sociedad ha tratado de lograrlo ha sido reduciendo la biodiversidad, agregó.

Hábitats cruciales han sido destruidos, especies extrañas han invadido lugares, sustancias químicas han dañado plantas y animales, pantanos y manglares que limpian la contaminación están desapareciendo y las aguas son afectadas, dijo.

Las cartas que restan para salvar el planeta

Las cartas que restan para salvar el planeta Expandir Imagen
Las cartas que restan para salvar el planeta

Aún no ha pasado el último tren. Pese a la avalancha de malas nuevas que advierten sobre el deterioro de la biodiversidad, la humanidad está a tiempo de salvarse y salvar el planeta.

Aunque actuar era tarea de ayer, los científicos que prendieron las alarmas en la ciudad colombiana de Medellín hace unos días sobre una nueva era de extinción, la primera desde el adiós de los dinosaurios, consideran que la tarea puede ser menos difícil de lo imaginado.

Y no representa esfuerzos estrambóticos.

Cambios por el planeta

Preferir el pollo a la carne roja, frenar el consumismo y no desperdiciar comida. Tres decisiones del diario vivir que pueden ralentizar la degradación de la fauna y flora, y de paso sacarle el cartón amarillo al cambio climático.

A estas recomendaciones se suma el ahorro diario de energía y agua.

“Necesitamos cambios en nuestro comportamiento como individuos”, dice Robert Watson, presidente de la Plataforma Intergubernamental sobre Biodiversidad y Servicios de los Ecosistemas (Ipbes).

Fue este organismo de expertos de todo el mundo el que hace unos días alertó en Medellín que el planeta enfrenta la sexta extinción masiva de especies, la primera provocada por los humanos.

“No tenemos que volvernos vegetarianos, pero una dieta más balanceada, que incluya menos carne de res, más pollo, más vegetales, realmente puede ayudar a reducir la presión” sobre la Tierra, agrega el científico.

La plataforma publicó cuatro informes regionales a modo de guía en temas medioambientales para un centenar de naciones.

Y la recomendación es sencilla: sostenibilidad. Para producir 1 kilo de carne de res se necesitan 25 kilos de materia vegetal, explica el profesor Mark Rounsevell, que dirigió el documento de Ipbes sobre Europa y Asia Central.

Además, las vacas son las mayores emisoras de metano, un gas de efecto invernadero que contribuye al calentamiento global.

Para los más de 550 expertos que elaboraron los documentos de este organismo independiente, el aumento de las temperaturas es una de las mayores amenazas para la biodiversidad.

En Europa y Asia Central cerca del 25% de la tierra está erosionada y ha habido una reducción del 15% en la disponibilidad per cápita del agua desde 1990, según el reporte.

Las tendencias de crecimiento de la población y de la economía siguen al alza. A más personas, más necesidades.

Y si la naturaleza, que es la que responde a los pedidos del ser humano, ya está degradada, mantener el estado actual de las cosas es una ruta segura hacia el abismo.

Los cuatro informes de Ipbes, que reúne a 129 estados, sostienen que el consumo irresponsable por parte de los humanos ha derivado en el “declive” de las especies en todo el globo.

“Todo tiene que ver con nosotros y la forma en la que protegemos el planeta. Sobre qué consumimos, qué comemos y con qué nos vestimos (...) Es hora de cambiar patrones de consumo”, reflexiona Rousevell.

Actualmente, el 40% de la comida se desperdicia, bien sea en sitios públicos o en nuestros refrigeradores.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código