Séptimo arte local se formaliza

Voces del cine panameño recalcan que una industria de cine es capaz de generar beneficios económicos y culturales para el país.

Dentro de unos días –o semanas– se pondrá en marcha la nueva Ley de Cine de Panamá aprobada por la Asamblea Nacional el pasado abril y sancionada al mes siguiente.

Luis Pacheco, presidente de la Asociación Cinematográfica de Panamá (Asocine), destaca que a diferencia de la primera Ley de Cine de 2007, esta vez la legislación posee artículos que beneficiarán al cine hecho en casa y al que viene de afuera para usar los escenarios panameños, como será el caso en octubre próximo de la película Hands of Stone sobre el boxeador Roberto Durán.

La legislación consta de 72 artículos, en los que se incluye un fondo gubernamental de 3 millones de dólares para el desarrollo de la industria local, incentivos fiscales para las empresas que apoyen el cine panameño y para los productores de cine de otras latitudes que se decanten por Panamá como punto para gritar “¡acción!”, como lo han hecho en el último lustro títulos de Hollywood como Quantum of Solace o Contraband.

VOCES DEL CINE

Según un reporte de Asocine, en el país hay al menos 22 producciones en desarrollo, la mayoría de ellas en búsqueda de financiamiento (Ver tabla).

Con el fondo para cine y los incentivos fiscales para atraer la inversión privada, se completan las patas del “trípode” que hace realidad el cine de la región, acota Pacheco y explica: “Hay tres fuentes para hacer el cine de nuestra región: el programa internacional Ibermedia, que da fondos a través de un concurso, el respaldo gubernamental con un fondo y el aporte de la empresa privada a cambio de incentivos”.

Pacheco añade que en Brasil, por ejemplo, una empresa petrolera financia la mayor parte del cine porque pueden deducirlo de los impuestos y cuando las películas son exhibidas ganan con la exposición publicitaria. Negocio redondo, resume.

Benaim, en tanto, estima que si el próximo año se empiezan a financiar proyectos, los resultados no tardarán, recalcando que habrá beneficios económicos y culturales. “Panamá presenta un gran crecimiento económico, pero la carencia cultural es grande, es el momento de desarrollar ese pendiente (...) El cine es un negocio más que también puede ser una herramienta turística para el país”, enfatiza.

Ortega Heilbron añade que el reciente festival de cine es la evidencia más clara de que “este es un país audiovisual, un país de imágenes y sonidos (...) Panamá es un país del siglo XXI21 y su futuro en el aspecto del cine latinoamericano, al igual que internacional, puede ser realmente extraordinario. No olvidemos tampoco que hasta que un país no se represente digna, inteligente y talentosamente a través del cine, su voz nunca tendrá la misma fuerza, ni la misma relevancia. Quiero pensar que con estos pasos iniciales estamos comenzando a darnos cuenta de la importancia de contar nuestras propias historias, pero también de ser el umbral de las historias del mundo entero, ya sea que se filmen aquí o que se proyecten aquí”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código