Sinclair, una pérdida irreparable

Figuras de las artes plásticas expresan su sentir ante la desaparición física del maestro del arte abstracto panameño.
Arriba, Alfredo Sinclair junto a su hija, la pintora Olga Sinclair. Abajo, de Izq. a Der. sus obras ‘El Chorrillo’ (1980) y ‘Movimiento de un río (1980). LA PRENSA/Archivo. Arriba, Alfredo Sinclair junto a su hija, la pintora Olga Sinclair. Abajo, de Izq. a Der. sus obras ‘El Chorrillo’ (1980) y ‘Movimiento de un río (1980). LA PRENSA/Archivo.
Arriba, Alfredo Sinclair junto a su hija, la pintora Olga Sinclair. Abajo, de Izq. a Der. sus obras ‘El Chorrillo’ (1980) y ‘Movimiento de un río (1980). LA PRENSA/Archivo.

En décadas donde no existía un interés por la pintura, lugares donde exhibirla ni personas que motivaran a aquellos que hoy se ubican como personalidades nacionales de las artes plásticas, Alfredo Sinclair se convirtió en ese primer insistente en pintar, con sus colores atrevidos y formas abstractas, ese gris panorama.

“Como artista, fue uno de los mejores; con un sentido de la estética y el color muy singular y de una pintura muy poderosa”, afirma el pintor Brooke Alfaro, considerándolo un ejemplo para toda una juventud que vino detrás de él y un motivador para dichos artistas.

Esa apreciación la comparte la historiadora del arte Silvia Estarás Manzano, directora del Museo de Arte Contemporáneo (MAC).

“El MAC tiene muchas obras excelentes de Sinclair. Era una abstracción única. Marcó una escuela y una dirección. Es una pérdida terrible”, agrega.

la técnica sinclair

Para la abstracción de la década de 1960 y 1970, “Alfredo Sinclair fue muy importante para Panamá, fundamental, uno de sus pioneros”, destaca la curadora y crítica de arte Adrienne Samos sobre el artista panameño con corazón colonense, involucrado también en composiciones de vitrales e impactando con sus conocimientos de las formas, luminosidad y colores.

Samos subraya sus estudios en Argentina, en la Escuela Escuela Superior de Bellas Artes Ernesto de la Cárcova, en Buenos Aires, donde forjó una disciplina rigurosa; la observación inteligente de los movimientos abstraccionistas en el mundo y su capacidad para aplicar a la pintura experiencias y conocimientos de diverso tipo, como la extraordinaria luminosidad y colorido que lograba en sus cuadros al óleo –sobre todo en las décadas de 1970 y 1980– en parte gracias a que trabajó un tiempo en una fábrica de neón.

vivencias con el maestro sinclair

Era posiblemente el año 1981 o 1982 cuando un novel Brooke Alfaro fue criticado por un veterano Sinclair.

“Cuando me inicié en la pintura, me dijo que le había gustado una obra mía”, recuerda hoy el artista de peculiar estilo figurativo sobre el pequeño lienzo que revelaba un árbol.

“El porqué le había gustado fue un motivo de mucha satisfacción. Me dijo que le había gustado la técnica, la manera en la que había pintado y cómo usé la luz”, rememora.

Cisco Merel, artista plástico de esta nueva generación, tuvo la oportunidad de compartir con él desde su infancia, “en su taller, que era su mundo”, asegura.

“Inspiró a mucha gente y a mí también. Abrió un camino. Siempre fue una persona muy humilde y de gran corazón al igual que toda su familia”, recuerda Merel.

lo que no podrá ser

“En el MAC pensábamos rescatar este año las obras de diversos artistas que fueron pioneros en los 60 y 70, y Sinclair hubiera sido parte de esos homenajes”, afirma Estarás Manzano, sobre el vacío que dejará en dicho acontecimiento, involucrado al tema de la memoria para con determinados maestros de las artes plásticas panameñas.

“Es una pérdida irreparable para la memoria de todos los jóvenes que empiezan. Es un vacío que espero que el MAC pueda llenar en algún momento con una muestra de su trabajo. Sería una buena oportunidad para mostrarla y hacerle un pequeño homenaje”, anuncia.

legado

La luminosidad bajó su intensidad pero no se apagó del todo. El artista que se atrevió a romper esquemas con una corriente con poca suerte en Panamá deja tras él un terreno fértil y fecundo.

“Las artes están más fuertes que nunca”, considera Brooke Alfaro.

“Ahora hay muchas expresiones artísticas y muchos jóvenes, y Sinclair fue un pintor en un momento difícil, donde no había aceptación ni estimulación. El arte estaba rezagado; detrás del deporte”, resalta.

Personas como él, agrega, han dejado el arte sólido, y a sus hijos, especialmente Olga, como exponente de un estilo muy fuerte e impulsora del desarrollo de las artes plásticas.

“Era querido por mucha gente; su don de gente y su sencillez. Serán unas de las grandes cosas que más extrañaré”, concluye.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código