Stewart no quiere ser mercancía

La actriz dijo sentirse orgullosa de no elegir personajes fabricados, ya que lo importante para ella es la experiencia.

Kristen Stewart, quien hoy estrena en todo el mundo Snow White and the Huntsman, asegura que nunca ha querido ser una mercancía ni formar parte de las estrellas que se traicionan a sí mismas para construir un personaje y pierden cosas personales en el camino que nunca recuperan.

En una entrevista con un reducido grupo de medios durante el Festival de Cannes, Stewart demuestra una gran madurez para sus apenas 22 años y califica de “ridiculamente embarazoso” considerarse a sí misma como un objeto a vender.

“Cuando crees realmente que todo el mundo te mira en el bar exclusivamente porque haces películas..., nunca he querido ser una mercancía, nunca he querido eso, empiezas a traicionarte a ti mismo”, afirmó la actriz, con un aspecto vulnerable que rompe con una gran energía que materializa en cientos de gestos, de cambios de posición y en una velocidad de ametralladora al hablar.

Conocida por la saga Twilight y famosa desde que con 17 años se metió en la piel de Bella, el personaje femenino principal de esas películas de vampiros, Stewart se muestra segura de dónde están los límites entre cine y realidad. “Hay gente que hace eso, que cultiva y fabrica personalidades que presentan y son buenos, son grandes actores, que se inventan personajes en cada entrevista (...), pero después de un cierto tiempo te das cuenta de que no eres nadie al tratar de satisfacer a todo el mundo. Tratando de ser cientos de personas diferentes al final no eres nadie”.

Esa forma de ser le lleva a no planear su carrera. Stewart asegura que es incapaz de definir lo que quiere hasta que no lo tiene delante. “Sé lo que siento cuando lo veo”, afirma. Entre sus elecciones, incluso antes del papel de Bella, la actriz aceptó participar en On the road, una película dirigida por el brasileño Walter Salles y recién presentada en Cannes. Pese a lo que pueda parecer, considera que todos los rodajes han sido igual de serios.

En el caso de Twilight, la actriz estaba obsesionada con decir las frases perfectas porque había leído los libros y sabía lo que los fans esperaban de ella.

Mientras que con On the road el objetivo era “descubrir algo a la gente y no ofrecer un producto empaquetado”. Una película que supone alcanzar una meta en su carrera, la de “estar orgullosa de algo con lo que los demás pudieran identificarse”.

Y de lo que está muy segura es de que la fama no le condiciona en absoluto su vida. “Me siento muy libre. Desde una perspectiva exterior puede parecer que no tengo libertad ahora, pero en realidad tengo más, tengo acceso a más cosas”. Insiste en que tiene suerte de poder elegir personajes en los que lo más importante es la experiencia y no el resultado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

GOBIERNO MANTIENE INHABILITACIÓN Tocumen rechazará oferta de Odebrecht

Carlos Duboy, gerente de Tocumen, S.A.LA
Ricardo Iturriaga

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código