FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

Tatuarse no es como comprarse una camisa

Mientras algunos se despreocupan por las opiniones, hay quienes buscan alternativas para la eliminación de una marca cuyos riesgos no consideraron.

El año pasado, Omar, de 25 años, se tatuó en el brazo derecho a su ídolo, Jim Morrison. El costo –en precio especial­ fue de 600 dólares y tres horas de dolor.

Un manga japonés inconcluso cubre su brazo izquierdo. Precio: mil 500 dólares. Dice que la otra semana lo terminará.

“Cuando me hice mis tatuajes nunca pensé en arrepentirme. Todos significan algo para mí”, afirma, incluyendo el honguito verde de Mario Bros, la catrina de Marilyn Monroe y el Joker de Heath Ledger que también lo acompañan.

errores indelebles

“La mayoría de los tatuajes son personalizados y mayormente se lo hace gente con familia y trabajos. La entrada de dinero es importante, pues los tatuajes no son baratos”, dice Aqui, tatuador de uno de los estudios más antiguos de la ciudad, Panama Inked.

“La gente piensa que hacerse un tatuaje es como comprarse una camisa, y no es así. Es una inversión muy grande”, advierte el artista.

Pero puede llegar el momento en que ese gasto se convierta en una carga negativa para el que lo lleva.

Mientras hay inconformes que van a un estudio a hacerse un cover ­un tatuaje que cubra el indeseado­, alrededor de cinco personas al mes entran al centro estético Láser de Piel a borrárselo con láser, según la especialista Pamela Santos.

“Vienen mayormente quienes quieren entrar en la Policía; también hay gente que se lo hizo y no le gustó el resultado o que quiere borrarse el nombre de alguien. Esos son los que más vienen”, afirma Santos.

Su remoción depende de su color y su antigüedad: “se utilizará una longitud de onda dependiendo del color. Desde 532 nanómetros hasta mil 64. Los más difíciles de borrar son los tatuajes de color turquesa, los negros son los mas fáciles y también ayuda cuanto más antiguo sea el tatuaje, lo que hará más rápida su eliminación”.

Las historias y razones que la especialista oye en medio de las sesiones son variadas: “lo que más escucho es que se lo hicieron muy jóvenes, que fue un impulso en la adolescencia y ya se arrepienten cuando son adultos, con un trabajo fijo y padres de familia”.

Las edades de los pacientes también varían mucho, desde menores de edad que se tatuaron sin el consentimiento de sus padres hasta adultos de 60 años.

El precio de las sesiones se mide en el tamaño del tatuaje y en la cantidad de colores que tiene. Según Santos, la sesión más barata y rápida sería la de remover un tatuaje negro, pequeño y antiguo: 130 dólares entre 2 a 6 sesiones. La más costosa sería la de una manga, la que tiene todos los colores, por lo que hay que cambiar las piezas con las diferentes longitudes de onda. La sesión de remoción de un tatuaje como este puede tomar una hora, lo que equivaldría a unos 600 dólares cada una de las 5 u 8 sesiones.

“Lo que sugiero es que si se van a hacer un tatuaje sean personas adultas y conscientes de lo que hacen. No menores de edad, porque son los que se arrepienten”, aconseja la especialista.

Para quienes aman este arte arriesgado, como Omar, el peor error es tatuarse “lo que no signifique nada para uno o el nombre de una pareja. También he visto tatuajes muy extraños, como una gillette y un pollo”.

Finalmente, “si es algo que representa a uno, que analice muy bien cuál es el mensaje que quieres dar, los tatuajes hablan”, concluye Osiris, simpatizante de los tatuajes.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código