Programa

Terapias que reviven los ánimos

Desde pintura y música hasta bolos y magia, cada actividad logra despertar distintas facetas de los adultos mayores.

Temas:

Los ancianos pintaron sobre papel manila Los ancianos pintaron sobre papel manila

Los ancianos pintaron sobre papel manila Foto por: LA PRENSA/Alexander Arosemena

Los voluntarios los sacaron a bailar Los voluntarios los sacaron a bailar

Los voluntarios los sacaron a bailar Foto por: LA PRENSA/Alexander Arosemena

Con pinceles o crayones en mano, la actividad de Adopta un Abuelito de ese día involucraba pintar alguna memoria de la infancia. Una voluntaria toma las manos de Antonio, quien hace unos años perdió la vista, y lo ayuda a dibujar un árbol, un riachuelo y un hombre de palitos: un recuerdo de una vez que, mientras crecía en Los Santos, logró atrapar un gran pescado.

Alrededor de la mesa las historias se acumulan. Una señora pinta su representación de una cocina de juguete que solía tener, mientras que otro colorea un caballo que conmemora sus tiempos de jinete.

Entre los voluntarios, aprovechando unas pequeñas vacaciones escolares, está César, un niño de cinco años que acompaña a su mamá Vanessa Ovalle, una de las voluntarias que pocas veces falla en participar. La mamá de César le llena las manos de crema y le dice, al oído, que vaya en busca de ancianos a los cuales quitarle las asperezas de la piel.

Sus manitas tentativas dan caricias por las que se gana sonoros besos en sus cachetes. Cuando reparte la crema, cuidadoso, pero diligente, quienes están al otro lado de sus mimos sueltan suspiros pesados, tan relajados que hasta cierran los ojos.

Una de las actividades es musicoterapia Expandir Imagen
Una de las actividades es musicoterapia LA PRENSA/Melissa Pinel

LABOR PARA EL FUTURO

Un informe de la Contraloría General de la República estima que la población de edad avanzada comenzará a aumentar a partir de 2020 hasta que, llegado el 2050, componga el 24% de la población del país.

Se espera que este aumento traiga cambios en la seguridad social, la economía y el sistema de salud. No está de más creer que la labor de los pocos asilos y ancianos del país, entre públicos y privados, se volverá aún más complicada.

La idea de Adopta un Abuelito le lleva rondando la cabeza a Yadyra Yanéz desde el 2012. Ese año visitó el Hogar San Pedro Nolasco con sus hijas y se toparon con una anciana que lloraba porque sus hijos, que rara vez la visitaban, habían pasado para tratar de llevarse el dinero de su jubilación. Ese día se entregaron a ella, con la idea de ser sus nietos temporales y con la promesa de volver.

El tiempo pasó y no volvieron hasta que Yánez, un año después, regresó al hogar y le comunicaron que la señora había muerto. “Cuando fallecen sus historias mueren con ellos: sus pensamientos, sus ideas, las lecciones que pudieron habernos dado”, explica.

Luego de eso buscó formalizar el proyecto. Unió a las psicólogas y terapeutas que la apoyan en MAI Center y se acercó a distintas empresas con la intención de apelar al interés de sus programas de responsabilidad social. Lo que encontró fue que la mayoría de las empresas están orientadas a los niños, las mujeres y los adolescentes -el futuro del país- mientras que pocos recursos se contemplan para la tercera edad.

Es por eso que el proyecto se mantiene a punto de voluntarios, quienes dan su tiempo y talento, los cuales llegan a través de las invitaciones que Yánez comparte con el identificador #AdoptaUnAbuelito.

Durante los primeros talleres fue difícil convencerlos de participar. Estaban reacios y, en muchos casos, su deterioro físico causa también un declive emocional. Empezaron con cinco adultos mayores, al siguiente taller se sumaron once y ya en los últimos que realizaron la cantidad iba por los 25. “Ese crecimiento es uno de los resultados más ricos de este trabajo. Ya nos aceptan, nos dan la bienvenida, nos extrañan, están esperando que lleguemos”, cuenta Yanéz.

Sobre el futuro del proyecto Yanéz, quién ha sido artista plástica por más de 30 años confiesa tener grandes expectativas. Tiene delineados, claramente, dos objetivos: primero, que se deje de ver el arte como algo difícil, solo al alcance de los grandes artistas, y que este se empiece a ver como una posible herramienta de sanación a través de la cual es factible expresarse.

Segundo, que se genere consciencia en la sociedad panameña sobre la vida de los ancianos en los albergues públicos. “Nos estamos volviendo deshumanizados, muy materialistas: el mundo gira en torno a muchas necesidades que no tenemos y que las creamos, cuando ellos lo único que necesitan es una conversación, una atención, una sonrisa, una visita”, comenta agregando que la meta es poder sumar más asilos y que el proyecto se estabilice a largo plazo.

MÚSICA QUE SANA

Durante otra visita, los residentes se colocan en un semicírculo. La actividad del día es música, a cargo de la musicoterapeuta Sandra Schvetz y el cantante Ariel Blanco.

Lo bueno de la música, explica Schvetz, es que los adultos mayores trabajan distintas áreas: la autoestima, la motricidad fina, los sentimientos y las partes intrapersonal e interpersonal, entre otras. Con la música “la mente del adulto mayor se activa de una manera muy particular y eficiente. Pueden bailar, cantar, se pueden comunicar: salen de su mundo interior”, explicó Schvetz.

Empiezan con unas cintas que deben mover al son de la percusión, luego cada uno recibe un instrumento que Compañía Alfaro ha donado a la actividad y, cuando la sangre caliente no aguantan más seguir recibiendo el ritmo sin ponerse de pie, los voluntarios los invitan a tirar un par de pasos sobre la pista de baile improvisada.

“Es realmente mágico. De haberles encontrado en unos espacios, dormidos, a ver ahora su cambio. Hay que ensuciarse las manos, sudar con ellos, pero te prometo que es hermoso”, asegura Yánez.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código