Vínculos que son buenos

La amistad ayuda al desarrollo saludable de las personas al reducir el estrés y la depresión y favorecer el bienestar, entre otros aspectos.

“La relación con otras personas es fundamental para el crecimiento de los individuos”, apunta el sociólogo y catedrático Milcidades Pinzón.

En la medida en la que una persona no logra aprender el comportamiento socialmente aceptado y no entabla vínculos con otras personas, su crecimiento interior y autoestima se van deteriorando, explica Pinzón.

La amistad ayuda al desarrollo saludable, no solo por sus funciones sociales como complementar la formación en valores, aprender a compartir, expresar sentimientos, a confiar, querer y determinar pautas de comportamiento, sino que a nivel cerebral libera sustancias que favorecen la relajación y el bienestar, explica la psiquiatra Delia de Ycaza.

“Algunos estudios incluso señalan que se activa el sistema inmunológico”, acota.

Levantar el ánimo, llenar vacíos emocionales, disminuir la desconfianza y contrarrestar el estrés son algunas de las cosas que se pueden lograr de la mano de un buen amigo, enumera la psiquiatra. Además, puede disminuir la tención arterial, las afecciones cardiacas y los niveles de colesterol.

Relaciones positivas

Aumentar el número de contactos positivos y reducir o eliminar las relaciones tóxicas ayuda a vivir más y con mejor salud, según el libro Inteligencia emocional de Daniel Goleman.

Contar con el apoyo de una persona con la que se tiene una relación acogedora y gratificante, puede también ayudar a los pacientes a superar enfermedades y a tolerar situaciones de ansiedad, explica el autor.

Por otro lado, el doctor Edward Hoffman, miembro de la facultad de psicología de la Universidad de Yeshiva en Nueva York, explica en su artículo ¿Tienes un confidente? Tu salud puede depender de ello los beneficios de tener a una persona a quién contarle los éxitos y fracasos de nuestra vida.

Orejas empáticas

Generalmente, las mujeres buscan instintivamente hablar de sus problemas ante situaciones de estrés más que los hombres, mientras que estos son más reflexivos, comenta de Ycaza.

Esto lo han confirmado estudios científicos. Un análisis de la Universidad de California, por ejemplo, halló que las mujeres tienden a agruparse, mientras que los hombres se aislan cuando se sienten presionados.

La percepción femenina y masculina de la amistad parece cambiar a partir de la adolescencia, según un estudio del Centro de Investigación sobre Cultura, Desarrollo y Educación de la Universidad de Nueva York, publicado por el diario chileno La Tercera.

El estudio sugiere que la amistad entre niños y niñas es exactamente igual hasta los 15 años. A esa edad las niñas empiezan a conversar más entre ellas y establecer vínculos de amistad más íntimos, mientras que ellos comparten más actividades; esto en parte, atendiendo a las expectativas sociales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código