Vocablos con características propias

Las personas deben diferenciar los contextos o los momentos cuando deben o pueden emplear las jergas, considera el académico Rodolfo de Gracia.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202mZ71DB.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202mZ71DB.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/02/0_20141202mZ71DB.jpg

“No entre señora, allá dentro está full... hay un filón... no cabe ni una aguja y, para colmo, hace un rato ocurrió un trepa que sube con la cajera”, le cuenta un hombre a una señora en la entrada de una pequeña farmacia de la localidad.

“¿A qué hora tú vas a llegar? ... como a las 6:00 p.m. salgo de mi casa... porque no quiero encontrarme con el trepa que sube que habrá más tarde en ese tranque, y más que mi boleto es para el gallinero”, se le escucha decir a una chica por teléfono en un supermercado.

En ambas conversaciones se pueden apreciar términos conocidos como jergas. Y es que, como dicen los expertos en lingüística, las jergas ya se ven como algo natural.

La jerga es un instrumento de comunicación, a veces con pocos vocablos, que identifica a un grupo de personas con características comunes en el trabajo, en el esparcimiento, en la familia y en el resto de la vida cotidiana, comenta Rafael Candanedo, el filólogo y doctor en lingüística hispánica.

La jerga, aunque nazca en un espacio muy limitado, puede proyectarse con mayor amplitud e, incluso, puede ser identificador de un país entero, indica.

En tanto, Margarita Vásquez, miembro de la Academia Panameña de la Lengua, agrega que todos los hispanohablantes hablan el español oral, pero no todos lo hacen de la misma manera.

Hay varias “normas” a las que se ajustan, sobre todo la pronunciación y la entonación; hay una unidad del español dentro de la diversidad, detalla.

Estas normas tienen que ver con el espacio, con un tiempo y un ordenamiento de tipo social, que responde al nivel social en el que se desarrolla tu vida y a la educación que has recibido, destaca la académica.

Por ejemplo: Si te entrevistan para un trabajo, usas las formas del español culto formal. Si estás reunida con tus compañeras en una despedida de soltera, utilizas la forma del español culto informal, porque eres una persona que has ido a la escuela, y puedes moverte en diversos registros del lenguaje, explica Vásquez.

¿Afecta o no el uso de las jergas al idioma? “Ciertamente, yo no creo que lo afecten”, opina Rodolfo de Gracia, de la Academia Panameña de la Lengua.

Las personas tienen que diferenciar los contextos o los momentos en que deben o pueden emplear las jergas, porque ellas definitivamente responden a un grupo, y fuera de él no tienen sentido, considera.

La lengua va cambiando. Si la jerga interviene en el aspecto gramatical, particularmente en la sintaxis y la morfología, la lengua va degenerando, dice Vásquez.

Por su parte, el presidente de la Academia Venezolana de la Lengua, Francisco Javier Pérez, asegura que las jergas pueden afectar al idioma no más ni menos que otros modos de hablar.

“No hay que olvidar que las lenguas siempre están cambiando o, más bien, que se desarrollan gracias a su permeabilidad al cambio”, reflexiona.

La difusión de términos jergales es parte de esa “afección” que debe ser vista como natural evolución de la lengua, explica.

En otras palabras, si una voz jergal pasa a la lengua común es porque ya ha sido aceptada por una comunidad de hablantes. Nunca será influencia de un grupo aislado, sino del grueso de los hablantes, afirma.

ACEPTACIÓN

El Diccionario de la lengua española, auspiciado por la Real Academia Española (RAE) y por las 22 academias correspondientes (agrupadas todas en la Asociación de Academias de la Lengua Española), ha aceptado en el pasado, y lo hace también en el presente, muchas voces jergales. En este caso, las que ya son del dominio de toda la lengua, cosa que no siempre es fácil de lograr, comenta Pérez

La RAE y las academias hermanas aceptarán esas voces cuando ellas pasen a ser aporte a la lengua coloquial como cualquier otra innovación, señala.

La Asociación de Academias de la Lengua tiene la responsabilidad de fijar la norma que regula el uso correcto del idioma, cuando “esté generalizado entre los hablantes cultos de su área y no suponga una ruptura del sistema en su conjunto; esto es que ponga en peligro su unidad”, recuerda Vásquez.

Lo cierto es que el idioma va cambiando, y poco a poco el uso de las jergas se va generalizando más en la sociedad, concluyen los expertos consultados.

Más noticias de Vivir+

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código