FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

LA VOZ DE LA ACADEMIA

Voces menos prestigiosas, pero válidas

Una comunidad lingüística como la nuestra tiene una diversidad de palabras que

varían a veces en su valor semántico, en su escritura, pero también en su valoración social.

Hay palabras que nos agradan más que otras. Y hay algunas que nos desagradan, si las comparamos con otras. El hecho de que haya variantes de mayor prestigio no implica la negación de otras, que podrían pertenecer a un registro diferente (culto, coloquial, popular, etc.).

Veamos algunos casos: taxista/taxero. Indudablemente, la palabra ´taxista´ goza de mayor prestigio que ´taxero´. El CREA (Corpus de Referencia del Español Actual) no tiene registros de ´taxero´, y tampoco está incluida en el DRAE, lo cual no significa que no exista.

Servidores de internet registran este uso en Panamá y Nicaragua, y el uso popular y, a veces, el periodístico, la favorecen.

La sufijación es importante en este proceso: -ista es un sufijo destinado a palabras con mayor prestigio, porque el suyo designa profesiones y oficios que la sociedad tiene en más alta estima: pianista, editorialista, conferencista, pacifista.

Generalmente, aunque no siempre, el sufijo –ero está vinculado con un sentido despectivo o con un matiz de baja ponderación: traicionero, coimero, montonero.

Este criterio, no obstante, es tan relativo como lo es el valor apreciativo de quien habla en un momento dado: platero (que le importa la plata), arribista (que se vale de diversos medios para ascender); arrabalero, politiquero, pistolero, nudista, golpista, fascista, etc.

Varios sitios de internet dan testimonio del uso de la palabra ´cuentero, -a´ referido

a personas que, por medio de la palabra, la voz y los gestos narran, comunican y

expresan historias.

pedalista/pedalero. En Panamá siempre se ha dicho exclusivamente ´pedalista´ (artículo nuevo del DRAE 2013) como sinónimo de ciclista. El diccionario registra para el caso de Chile, ´pedalero´ desde 2001.

guitarrista/guitarrero. Ambas tienen en común el significado “persona que toca la guitarra”. Tienen el mismo valor. En Panamá se utiliza exclusivamente ´guitarrista´. Si usásemos ´guitarrero´, probablemente le daríamos un sentido despectivo, el mismo que le damos a ´cuentero´. Guitarrero es vocablo más amplio, pues, además significa: “persona que hace o vende guitarras”. mueblista/mueblero. Por increíble que parezca, el DRAE solamente registra ´mueblista´ (persona que hace o vende muebles). No obstante, en Panamá, ´mueblista´ no se emplea ni se ha empleado, pues, los registros dan fe del uso de ´mueblero´ referido especialmente a los españoles que vendían muebles.

gorrero/gorrista. Para el significado “Que vive o come a costa ajena” (con la variante de que uno es sustantivo y el otro adjetivo), el DRAE nos presenta estas dos palabras, de las cuales la única que se emplea en Panamá es la primera. Ejemplos: Los gorreros nunca aportan nada para las fiestas y comen de todo. (Panamá). Tengo unos amigos gorristas que viven en casa de mi tía.

La Academia dice: Las palabras pueden tener variaciones de prestigio o desprestigio (más aceptadas o menos aceptadas). Su empleo depende del nivel lingüístico del hablante o del contexto en el que son empleados estos vocablos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código