Hechos

Por la beatificación de Gallego

Temas:

El Instituto de Medicina Legal ha descubierto, con pruebas de ADN, que las osamentas que están en su poder desde hace varios años corresponden al sacerdote mártir, secuestrado y asesinado en 1971 por un grupo policial.

Lo ha revelado la periodista Julia Elena Alvear y lo ha confirmado la hermana del padre Héctor Gallego, Edilma.

Gallego había nacido en 1938 en la comunidad de Salgar, Antioquia, en Colombia, y realizaba trabajo pastoral en el pueblo de Santa Fe, Veraguas, donde organizaba a los campesinos y era acusado de ser un agitador comunista.

Es crucial esta confirmación, ya que de ella depende el inicio de una solicitud de beatificación del sacerdote como mártir del pueblo panameño empobrecido, de manera especial el del campesinado veragüense.

El cálculo político y la incompetencia han sido y son los obstáculos para completar una asignatura pendiente de la Nación: conocer cuáles son los restos del sacerdote y darles cristiana, nunca mejor dicho, sepultura, a ese mártir del autoritarismo, de cuyo secuestro se cumplen 46 años, nada más y menos.

Héctor llegó malherido a la ciudad capital desde su secuestro en Santa Fe por agentes policiales, y recibió el tiro de gracia en Tocumen. Allí falleció y fue sepultado.

Durante el recorrido desde Santa Fe en vehículo, fue torturado y le rompieron una costilla, que le perforó el pulmón, y empezó a desangrarse.

En Santiago lo pusieron a cargo de agentes Macho de Monte, y fue trasladado a la capital, donde estuvo en una cárcel clandestina de la Guardia, La Charquita, localizada en las inmediaciones de la Escuela María Inmaculada, hoy UDI, en la avenida Justo Arosemena.

Fue el 9 de junio de 1971, cuando en la Guardia Nacional Manuel Antonio Noriega era jefe del G-2, seguridad del Estado, y Omar Torrijos Herrera, comandante jefe.

Muchas personas, desde los centros de poder, han estado impidiendo esa tarea patria, desde el momento, en 1999, cuando las osamentas de seis desaparecidos fueron descubiertas en Tocumen en una fosa común, dentro del Cuartel de Los Pumas, que fue parte de la Guardia Nacional, y de las cuales se han realizado las pruebas de ADN que identifican al padre mártir.

De los huesos hallados fueron identificados, por pruebas de ADN, dos: los de los dirigentes Portugal y Quintanar.

Entre los huesos que les fueron entregados por las autoridades puede haber del padre Gallego. La familia Portugal, al menos, está de acuerdo en la exhumación para una verificación. Las osamentas de las otros cuatro están en la Morgue Judicial, donde esos restos pueden ser verificados con pruebas científicas.

Noriega dio las pistas para identificar la osamenta del padre, y tanto Medicina Legal como la Procuraduría deben estar en la disposición de concluir esta asignatura pendiente, frente a uno de los hechos del autoritarismo y la imagen de un mártir panameño, nacido en Colombia, y de la Iglesia católica.

El autor es periodista, filólogo y profesor.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código