El ´bullying´ alcanza a docentes

Maestros son víctimas de sus estudiantes, éstos adoptan una actitud desafiante para acorralar y desvirtuar a quienes representan autoridad.
Los maestros y profesores intimidados, tarde o temprano, pueden sufrir de estrés o ansiedad o desgaste físico. Los maestros y profesores intimidados, tarde o temprano, pueden sufrir de estrés o ansiedad o desgaste físico.
Los maestros y profesores intimidados, tarde o temprano, pueden sufrir de estrés o ansiedad o desgaste físico.

El acoso o intimidación dirigida del estudiante hacia el docente es motivo de estudio.

La alerta se activó desde Estados Unidos cuando una encuesta de Metlife 2012 reflejó que los educadores se sienten más insatisfechos con su labor que en los últimos 20 años.

Los estudiosos a través de la página Nobullying.com detallan que la actitud perturbora, en ocasiones hasta violenta de parte de los alumnos es usada para “desafiar al maestro mental, física y psicológicamente”.

Lo que da por resultado en el cuerpo docente el surgimiento de sentimientos de impotencia y un creciente temor de presentarse a sus jornadas de trabajo.

“Insultos, molestias, bromas pesadas, falta de respeto y golpes son las acciones más comunes que se identifican como abuso hacia los profesores”, sustenta Sergio Von Vacano, especialista regional de educación.

Para el docente Luis López estas actitudes toman fuerza en los estudiantes que cursan los niveles de premedia.

López resalta que las edades más frecuentes están situadas entre “14 y 18 años”.

Aclara que son más frecuentes cuando el alumno está “a punto de reprobar una materia o un año escolar”.

Por otro lado, el profesor Uribiades Mendieta, especialista en psicología educativa, asocia el comportamiento a los cambios de la pubertad.

“En algunos casos estos chicos incurren en la falta de respeto hacia la autoridades, por experimentar fuertes episodios en su búsqueda de identidad, propia de la adolescencia” detalla.

Consecuencias

A pesar de que las molestias son propias de un ambiente escolar, como las distracciones de unos cuantos que desconcentran al grupo, los actos de violencia son los que han acaparado la atención.

Mendieta añade que un docente sometido al constante hostigamiento por uno o varios de sus estudiantes experimenta cuadros de “estrés laboral, ansiedad, insomnio, pérdida del control emocional, así como el desgaste físico y mental”.

Distintas trincheras

No solo el salón de clases es el escenario donde se libra la batalla del acoso del alumnado en contra de sus profesores, también está presente en el campo cibernético, plataforma empleada por los jóvenes para descargar sus amenazas o denigrar al maestro ante la mirada de sus conocidos o compañeros de clases.

La difusión de falsos rumores, es la técnica más empleadas en el campo virtual, destacan los consultados.

Los tipos de amenazas varían de acuerdo al género del docente. Si es varón es más propenso a ser blanco de comentarios o gestos obscenos y amenazas verbales. Mientras que si es mujer, entonces el acoso se acentúa en actitudes intimidantes.

dificultades

Según el sitio Nobullying.com, en muchas ocasiones los docentes que han puesto su denuncia ante la dirección del plantel solo logran que el estudiante insista o reitere su mal comportamiento.

Esto provoca que cada vez más las intimidaciones contra los educadores caigan en desconocimiento o sean desestimadas por las mismas víctimas.

Otra realidad que impera es la falta de empatía de los padres con los docentes.

Las tres posturas que adoptan los acudientes al ser informados de las faltas de su hijos son: responder con malas palabras, culpar al docente de la situación y advertir sobre la violación del derecho a la libertad de expresión de sus hijos (en el caso de mensajes escritos a través de la internet).

PONER un alto

Al consultar sobre la denuncias de acoso de estudiantes contra docentes, el departamento psicopedagógico del Ministerio de Educación de Panamá, mediante su relacionista público dijo “no tener registro” al respecto.

Para hacer frente a las intimidaciones en el campo escolar, Debbie Psychoyo, presidenta de la Fundación ProEd, especializada en la mejora de la enseñanza, propone para los docentes: “promover una disciplina positiva con respeto mutuo, mantener una comunicación constante con el hogar de donde proviene el estudiante y potenciar la educación con herramientas interactivas que limiten la interrupción de los alumnos durante las horas destinadas al aprendizaje”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código