Un ciudadano que sigue vigente

El nombre de la cinta de Orson Welles salió del baúl de los recuerdos con la reciente venta del Oscar que ganó la película.

La venta por más de 800 mil dólares de la única estatuilla del Oscar con la que se alzó la cinta Ciudadano Kane (1941) trajo de nuevo el nombre de aquel clásico a la actualidad cinematográfica.

La película de Orson Welles, inspirada en la vida del magnate William Randolf Hearst, fue nominada también a mejor película, mejor director, mejor actor, mejor banda sonora, mejor fotografía, mejor montaje, mejor dirección artística y mejor sonido.

No obstante, fue el guión original de Herman J. Mankewicz y Welles el único que se pudo quedar con el premio que hace un par de semanas se vendió por 861 mil 542 dólares en una subasta de la casa Nate D. Sanders, con sede en Los Ángeles, según reportaron las agencias internacionales.

La historia del premio es tan curiosa como la de la película. Antes de la subasta, EFE había publicado que la estatua estuvo perdida durante años y que el cineasta Gary Graver había intentado venderla en 1994. La hija de Wells detuvo la venta y pidió que regresara a patrimonio de la familia, pero luego la vendió en 2003 a la Fundación Dax, una organización sin fines de lucro.

vida de un magnate

Considerada por los críticos como una obra maestra del cine, Ciudadano Kane se enfrentó a los obstáculos que no dudó en ponerle Randolf Hearst.

Las similitudes entre Hearst (uno de los pioneros del periodismo amarillista) y Charles Foster Kane, el personaje de la obra, son numerosas.

El sitio web de la Universidad de Huelva menciona al Inquier, un diario que podría ser el Examiner de Hearst. También hay una similitud entre el palacio de Xanadú y la mansión de San Simeón, el romance entre Kane y Susan Alexander, y el de Hearst con Marion Davis.

Además, en la película Kane le compra un teatro a Susan, mientras que Hearst en la vida real le regala el estudio de cine Cosmopolitan Pictures a Davis, y el personaje de Walter Parks Thatcher tiene similitudes con el financista J.P. Morgan, y Kane al igual que Hearst tenían aspiraciones políticas.

Hearst prohibió mencionar la película en los periódicos. El estudio de producción RKO retiró la cinta de las salas en 1942 y tuvo pérdidas cercanas a los 150 mil dólares, según el sitio.

La cinta cayó en el olvido poco después, sin embargo, su reestreno en 1956 llevó a la audiencia a redescubrirla.

El 13 de septiembre de este año el legendario filme cumplió 70 años desde su producción, por lo que se lanzó una versión en formato Blu-ray.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código