Reciclaje en contingencia

El declive en el precio del petróleo también afecta las iniciativas de reciclaje, cuya sostenibilidad podría estar en riesgo ante la depreciación de los materiales reciclables.

Temas:

Reciclaje en contingencia Reciclaje en contingencia

Reciclaje en contingencia

Los especialistas recomiendan practicar mejores hábitos de compras y reducir la tasa diaria de desechos. Los especialistas recomiendan practicar mejores hábitos de compras y reducir la tasa diaria de desechos.

Los especialistas recomiendan practicar mejores hábitos de compras y reducir la tasa diaria de desechos.

El reciclaje es un proceso que se inicia con determinación. Se trata de una sucesión que busca reemplazar el desperdicio de materiales y a su vez, “hacer cambios en la forma en que vivimos”, como suele rezar el ambientalista estadounidense Al Gore.

Esa cadena, resumida bajo la llamada “regla de las tres erres”, se hace con la premisa de reducir aquellos cuerpos susceptibles a terminar en un vertedero común, para convertirlos en nueva materia que derive en una producción más sostenible.

Un procedimiento que aunque cuenta con el beneplácito de los grupos ambientalistas, también fluctúa ante los altibajos de la economía mundial.

El precio del petróleo, responsable de la subida o bajada del combustible y también de la materia prima que sirve para fabricar objetos de uso común, ha bajado notablemente su costo.

Según los medios de comunicación internacionales, el barril ronda los 29.50 dólares, un declive significativo visto por última ocasión en 2008, cuando se registró un bajón similar.

Para la directora ejecutiva de la Fundación de Acción Social por Panamá (FAS Panamá), Mariela Fruto, lo anterior podría ser causal de una crisis para las iniciativas de reciclaje local, ya que con ello también baja el costo de los materiales reciclables y merma el interés de algunas empresas por recolectar algunos insumos.

“Para nuestra fundación representa una situación preocupante, pues a pesar de este escarpe, la sociedad continúa consumiendo y generando desechos”, advierte la ejecutiva.

FAS Panamá, se encuentra ubicado en Ciudad del Saber y funciona como una entidad sin fines de lucro, dedicada a la ejecución de iniciativas de manejo ambiental y como centro de acopio de material reciclable.

Cerros de envases plásticos, periódicos, cajas de cartón y recipientes de aluminio ornan su fachada, dejando en evidencia la efectividad de su programa de acopio entre la comunidad adyacente.

Con ella concuerda Gabriel Vives, de la Fundación Costa Recicla, quien explica que el plástico ha sido de los materiales que mayormente abundan en su centro de acopio, ubicado en Costa del Este.

El tema es bastante amplio, explica Daniel Botacio, gerente de operaciones de la empresa de exportación de material reciclable Eco Recycling Trade, quien señala que el descenso del petróleo también salpica a otras materias primas.

Para Fruto, el panorama se inició a mediados de 2015 y de continuar la situación, tendrían que considerar sus políticas de acopio de material, ante la poca sostenibilidad que sería acumular tantos objetos.

Un consumo más responsable

El panorama es el siguiente: con la baja del petróleo, las materias primas caen.

Explica Daniel Botacio, gerente de operaciones de Eco Recycling Trade (ERT), que aquellos materiales cuya producción depende del petróleo, como el plástico, por ejemplo, también se ven afectados.

Es decir, que resulta más fácil y económico conseguir material virgen para la producción industrial, que comprar material reciclado, “que tiene un costo adicional de compra y transformación”, añade.

El mayor impacto producto de este escarpe ha sido principalmente en la comercialización en el exterior del plástico PET, anota Evaristo Sánchez, presidente de la compañía de acopio Red Ecológica.

“Los que estamos en el negocio de recibir y procesar estos materiales para exportación, continuamos triturando y almacenando estos insumos con el ideal de lograr exportarlo en algún momento”, dice.

El reciclaje de plástico ha caído al punto de que ya no es rentable su recolección y transformación, agrega Botacio, con el asentimiento de Gabriel Vives, de Fundación Costa Recicla, quien también ha comenzado a resentir el fenómeno en su centro de acopio en Costa del Este.

“Algunas compañías lo han dejado de recolectar”, dice Vives, concordando con Botacio, quien señala la decisión de algunas empresas de no comprar más plástico, vidrio, cartón o hierro.

RECICLAJE EN PANAMÁ

Panamá no cuenta con una industria grande de recuperación. Con excepción del papel, cartón y tetra pak, el resto de los materiales reciclables –vidrio, plástico, aluminio, electrónicos– se acopia para ser exportado a otros países donde será procesado.

Opina Botacio que la labor actual que realizan las fundaciones de interés social y ambiental se traduce en “una labor titánica de educación, más que nada”, pues sus costos por servicios ambientales han permanecido iguales, a pesar de que el valor de venta de los materiales ha sufrido caídas del 50%.

La directora ejecutiva de Fundación de Acción Social por Panamá (FAS Panamá), Mariela Fruto, apunta que insumos como el papel, el cartón y el aluminio, que habían sido de los más estables, han bajado significativamente su costo. “Por ejemplo, antes podíamos comercializar una libra de latas de aluminio por 50 centavos. Actualmente, nos la pagan a 32 centavos de dólar”, dice.

El plástico PET, en tanto, de 10 centavos bajó a 2 centavos, mientras que el HDPE, que antes costaba 7 centavos, ahora ronda los 2 centavos, apunta Fruto.

“El bajón afecta a todos los productos exportables”, agrega Botacio.

Para Fruto, se trata de toda una dinámica que podría mejorar si el público también se aboca a un consumo más responsable y reduce la cantidad de desechos.

Igualmente, “es importante que las empresas relacionadas con la importación de alimentos se responsabilicen de sus productos e inviertan en programas de apoyo, con miras a buscar soluciones permanentes”, opina la ejecutiva.

MEJORAR EL PROSCENIO

Para Fruto y Sánchez, es necesario que el Gobierno tome mayor acción.

“En otros países, por ejemplo, es el Estado quien subsidia la actividad de reciclaje”, declara Fruto, quien señala la necesidad de sufragar el costo por servicios ambientales que ofrecen, “que no es nuestra responsabilidad pero que hacemos como un aporte a la comunidad”.

“Falta implantar un plan nacional de reciclaje, en donde todos los actores nos pongamos de acuerdo para poder desarrollarlo”, recalca Botacio, quien aboga por un programa estructurado y apoyar con incentivos al reciclaje local, basado quizás en las toneladas de material exportado, sugiere.

A lo anterior se suma Sánchez, quien señala sobre el estado actual de las costas y la crisis actual de la basura y, a su vez, propone la necesidad de comprometer a todos los involucrados a disponer mejor de los desechos generados.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código