Un corazón que no cesó de latir

La evolución clínica de la paciente que recibió el primer trasplante de corazón realizado en Panamá ha sido favorable. Una semana después de la cirugía, ella camina y come por sí misma.

Temas:

Manuel Ochoa (cirujano cardiovascular), Nelson Ferrer (intensivista) y Temístocles Díaz Lezcano (cardiológo intervencionista) participaron en la operación. Manuel Ochoa (cirujano cardiovascular), Nelson Ferrer (intensivista) y Temístocles Díaz Lezcano (cardiológo intervencionista) participaron en la operación.
Manuel Ochoa (cirujano cardiovascular), Nelson Ferrer (intensivista) y Temístocles Díaz Lezcano (cardiológo intervencionista) participaron en la operación. Ana Rentería

Una mujer* de 53 años necesitaba con apremio un nuevo corazón para tener una segunda oportunidad de vida, literalmente.

El suyo, al padecer de una insuficiencia cardíaca que dificultaba su función de bombear la sangre en su organismo, deterioraba la calidad de su salud.

Desde 2014 aguardaba en la lista de espera del Programa de Trasplante Cardíaco de la Caja de Seguro Social (CSS). A partir de esa fecha, mantenía despierta la esperanza de que algún día encontraría un reemplazo para su corazón enfermo que le mejoraría su expectativa de vida unos 13 años o más.

Ese día llegó, y hoy, viernes, la paciente cumple una semana desde que en su pecho late un corazón sano que le correspondía a un joven* de 24 años —que había sufrido hemorragia intracerebral la semana pasada—, quien le manifestó a sus familiares su deseo de ser donante de órganos.

Así, el viernes 11 se realizaron de forma casi simultánea la cirugía cardiovascular para extraer el órgano del donante en el Complejo Hospitalario Arnulfo Arias Madrid de la Caja de Seguro Social (CSS), y una vez obtenido, se movilizó el órgano preservado al Hospital Punta Pacífica (HPP), donde se hizo la intervención quirúrgica para implantar el corazón una vez se extrajo el enfermo.

Se trató del primer trasplante de corazón realizado en el país, un hecho en el que participó un equipo multidisciplinario de profesionales panameños de la salud de la CSS y del HPP.

Antes de llevarse a cabo las cirugías, el jueves 10 se hicieron pruebas de histocompatibilidad (que permiten determinar si existe semejanza inmunológica entre donante y receptor) en el Laboratorio Nacional de Trasplante de Panamá de la CSS. Estas determinaron que existía una alta compatibilidad entre la receptora y el que era entonces el potencial donante, pese a que no compartían lazos familiares.

El cardiólogo intervencionista Temístocles Díaz Lezcano, el único cardiólogo certificado en Panamá para realizar trasplantes cardíacos y quien participó en la intervención, afirmó que los miembros del equipo “quedamos sorprendidos porque la histocompatibilidad [hallada] entre ambos era algo muy difícil de encontrar porque vivimos en una sociedad multicultural, donde todos estamos enrazados; inmunológicamente, encontrar tal compatibilidad era algo muy difícil, pero así fue”.

De esta manera, el “potencial donante” pasó a convertirse en “donante” oficial de la paciente, dijo el cirujano cardiovascular y torácico Manuel Ochoa, especialista en trasplante cardíaco y director del Programa de Trasplante Cardíaco de la CSS.

Sin embargo, hacen falta más héroes dispuestos a donar sus órganos y tejidos en el istmo para que ocurran más casos exitosos como este, recalca el médico César Cuero, director de la Organización Panameña de Trasplante (OPT).

Hoy no solo esta paciente goza de una función cardíaca saludable gracias al corazón que le fue trasplantado, sino que otros cinco pacientes más mejoraron su calidad de vida al recibir de este mismo donante su hígado, sus dos riñones y ambas córneas, añade el doctor Cuero, quien menciona que su hígado y sus riñones fueron implantados el 11 de marzo, mientras que las córneas, el 14.

Si bien es cierto que en Panamá se cuenta con profesionales idóneos para llevar a cabo trasplantes de órganos y tejidos, una limitante existente es que aquí se carece de una cultura de donación consolidada, piensa el doctor Díaz Lezcano.

“Se dice que quien salva una vida, salva el mundo”, reflexiona el cardiólogo, quien hace un llamado a la población para que se inscriban en el Registro Nacional de Donantes —que funciona bajo la tutela de la OPT— ya que se necesita contar con más donantes como este joven que, gracias a su voluntad, hizo posible que se llevara a cabo el primer trasplante de corazón en el país, un hecho que ha sido aplaudido por instituciones estadounidenses como la Sociedad Internacional de Trasplante de Corazón y Pulmón, Cedars-Sinai Medical Center y Utah University. Lea en la siguiente página detalles de la intervención en una entrevista en exclusiva a La Prensa.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código