La cultura del fútbol

Por ser históricamente un país de tránsito, la cultura local tiende a adoptar como propio mucho de afuera, como pasa con el fútbol.

Cada partido que dispute el Real Madrid se vuelve una experiencia para Orlando Córdoba. Y si es un juego definitorio contra su eterno rival, el Barcelona, como el de hoy por la tarde, el asunto se pone mejor.

Este tipo de duelos amerita reunirse con amigos (sean copartidarios o adversarios deportivos) en algún bar, restaurante, casa o punto en el que puedan tener un televisor en frente y una mesa con cervezas, refrescos y comida. No hace falta más.

Si el triunfo le sonríe a los merengues, el buen rato se extiende hasta la noche, pero si su equipo sale por la puerta trasera de la derrota, lo que le queda, además de una sensación amarga, es soportar las burlas de los fans del contrincante.

VIstazO REGIONAL

Ocurre algo similar en países de la región.

En Costa Rica, el Madrid y el Barça son muy seguidos y en los bares organizan promociones para que la gente vaya a verlos, aprovechando ocasiones como el duelo de hoy, cuenta el periodista deportivo José Luis Rodríguez, del diario local La Nación. “Ahora que España vino a jugar un amistoso se notó la enorme cantidad de seguidores del fútbol español”.

Mientras en Honduras el clásico español ha acaparado la atención en los últimos años, incluso hasta más que el torneo nacional, opina Marvin Ávila, periodista del diario hondureño La Prensa.

“Los aficionados llenan los restaurantes, generalmente porque una compañía de cable tiene los derechos y no es muy accesible para todos. La pasión que genera este encuentro solo es comparada con la que genera la selección nacional. Las redes sociales están copadas de enfrentamientos entre aficionados de uno u otro equipo”, agrega.

Por los lados de Colombia, también se ha despertado una sintonía especial en los recientes años cuando juegan el Real Madrid y el Barcelona; se vive con mucha pasión, afirma Leonardo Duque, del grupo editorial El Tiempo, de Bogotá.

“Esto se debe a tanto consumo mediático de los aficionados colombianos del fútbol español, un campeonato en el que se ven todos los partidos para Colombia por una empresa mundial de televisión por cable. En las calles de Bogotá es muy común ver todos los días gente con camisetas de Real Madrid y Barcelona y aún más”, dice.

¿POR QUÉ?

En el caso de Panamá, esta fiebre permanente por el Barcelona y Real Madrid es el resultado de la cultura siempre transitoria del panameño, al recibir influencias de otros países, comenta el sociólogo Bolívar Franco.

“Este caso del Barcelona y el Real Madrid, es lo mismo que con Halloween, que es una fiesta extranjera que también conmemoramos acá”, estima el experto.

Se trata de un fenómeno, añade, que tiene antecedentes de hace años, como la presencia estadounidense en el país, que tuvo consecuencias en distintos aspectos, dice.

En este caso el detonante de la pasión por estos clubes de fútbol es la fuerte comercialización que los respalda, como también pasa con otros conjuntos muy queridos en Panamá como los Yankees de Nueva York y las selecciones de fútbol de Brasil y Argentina, estima.

Y hay gente que va más allá de vivir el juego cual fiesta. Hay quienes se deprimen si el resultado no es positivo, resalta Franco, lo que demuestra el nivel de identificación.

Los periodistas Duque y Ávila coinciden en que la televisión ha jugado un papel determinante en la revolución Real-Barça, porque antes la gente no tenía tanta libertad para ver a estos equipos en acción.

Y las redes sociales, agrega Ávila, terminaron de ponerle la cereza al pastel, al permitir la interacción instantánea en todo tipo de temas, incluido el fútbol, por supuesto.

Antonio Alvarado, gerente de operaciones de Adidas en el país, detalla que el auge de los colosos españoles en Panamá viene de finales de la década de 1990 cuando se empezaron a pasar los juegos por la televisión abierta y se ha intensificado ahora que hay mas cultura futbolística gracias a la popularidad que va teniendo la selección nacional y a los jugadores panameños que juegan afuera.

Que todo el mundo use suéteres y banderas de estos y otros equipos no tiene nada de malo, apunta el sociólogo Bolívar Franco, pero el detalle está en que por seguir a conjuntos con tanto afán no se le da valor a lo local.

“¿Quién es España usa la camiseta del Chorrillo, equipo que ganó hace poco el torneo local...? Nadie”, plantea Franco.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código