Tres décadas y las obras de Cortázar

Como en una ´era renaciente´, posicionan el interés que despiertan las obras del escritor argentino Julio Cortázar, tras 30 años de su ausencia terrenal.

Temas:

Imagen emblemática de Julio Cortázar tomada por la fotógrafa argentina Sara Facio. EFE/Archivo. Imagen emblemática de Julio Cortázar tomada por la fotógrafa argentina Sara Facio. EFE/Archivo.
Imagen emblemática de Julio Cortázar tomada por la fotógrafa argentina Sara Facio. EFE/Archivo.

¿Julio Cortázar cuentista o novelista? ¿El Cortázar fantástico, lúdico o el comprometido con Cuba y Nicaragua? Más allá de los debates sobre cuál de estas facetas conserva mayor vigencia, el gran escritor argentino sigue atrayendo lectores tras tres décadas de su muerte.

“Suele suceder que un escritor después de que muere tiene una etapa un poco oscura, y que luego si es buen escritor es reconocido nuevamente. Creo que está pasando eso con Cortázar. Por suerte, porque es un gran escritor”, afirma Ricardo Piglia, uno de los grandes autores argentinos contemporáneos.

Cortázar fijó su residencia en París en 1951, donde desarrolló su carrera literaria y falleció el 12 de febrero de 1984. El argentino Martín Caparrós, quien le realizó una de las últimas entrevistas a Cortázar durante su visita a Buenos Aires en diciembre de 1983, coincide en que “hay una especie de recuperación”. “Como si ya hubiera pasado el purgatorio que la mayor parte de los escritores sufren cuando mueren, y del cual de algún modo vuelven los que vuelven después de una cantidad de años”, señala el galardonado autor de novelas y libros de viaje.

Desde Nicaragua -cuya revolución sandinista el argentino defendió apasionadamente-, Sergio Ramírez asegura que su amigo Cortázar probó que en poco tiempo una literatura atrevida de naturaleza experimental, que juega con las palabras, puede volverse clásica. Como en el caso de Rayuela, que marcó a toda su generación. “Y pasada la frontera del siglo parece revivir en cada otra generación. Lo novedoso se vuelve clásico cuando conserva su frescura y no necesita ser embalsamado”.

Hombre de principios

El mexicano Juan Villoro dice que la principal aportación de Cortázar es introducir una “zona afectiva” en la literatura fantástica. Hay grandes cuentos previos a Cortázar que se ubican en la región de umbral entre lo real y lo fantástico, pero “él convirtió esa experiencia sobrenatural en algo íntimo, entrañable, compartible, muchas veces enternecedor. Era un autor que compartía sus gustos (el tabaco oscuro, el jazz, el box, las muchachas con polera) y los incorporaba como talismanes a su universo fantástico”.

Ramírez, reconocido escritor y ex vicepresidente del sandinismo, dice que el “humor sereno” de los libros de Cortázar “fue también un rasgo visible de su personalidad”. Y evoca: “Julio se burlaba de la solemnidad y de la prosopopeya y de las poses, sin dejar de lado su inocencia, porque a la vez era un hombre transparente, y a través de ese cristal se podía ver al hombre de principios”.

La jefa editorial de Alfaguara Argentina, Julia Saltzmann, indica que el autor de Historias de cronopios y de famas sigue despertando el interés de los lectores, opinión que también comparte Ramírez (“Nunca ha dejado de leerse ni de publicarse”).

En el año del centenario de Cortázar y luego de publicar en los últimos años materiales inéditos como Papeles inesperados y Clases de literatura, Alfaguara completará entre febrero y abril las reediciones de todos sus libros. Piglia (1940) no esconde su predilección por la novela Rayuela. “No creo eso que se dice que era mejor cuentista que novelista”.

El autor de Respiración artificial afirma que Cortázar “era un gran experimentador de las formas”. Rayuela es un punto de referencia que influyó muchísimo en su generación, señala. “La leíamos muy ligada a la beat generation”.

El escritor argentino Alan Pauls (1959) dice que Rayuela es el libro más perecedero de Cortázar, que solo fue contemporáneo de ese momento. “Pero no encontró la manera de garantizarse una especie de contemporaneidad póstuma”. “Quizás los relatos en general de Cortázar, que se presentan como más clásicos, por ahí tienen esa contemporaneidad más asegurada”, analiza el ganador del premio Herralde con El pasado.

Saltzmann asegura: “Como editora, puedo afirmar que a Cortázar se le sigue leyendo. Se le sigue prescribiendo en las escuelas, los adolescentes siguen buscando claves para vivir en Rayuela, sus cuentos se siguen citando como modelos del género, las nuevas ediciones se venden al ritmo de las novedades editoriales e importantes intelectuales de nuestro país están revisando sus visiones críticas o vuelven a leerlo con otros ojos o nuevos objetivos”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código