El deterioro del paisaje

Mario Calvit propone que todos luchen por preservar el medio ambiente lo mejor posible. Su contribución es plasmar el paisaje en sus cuadros de formato mediano.

Horizontes naranjas, riachuelos interminables, árboles majestuosos, tierras de un rojo intenso, cielos policromados y atardeceres evocadores.

De eso está hecha el alma del incansable pintor istmeño Mario Calvit.

Sus paisajes, expuestos desde hoy en la Galería Artegma, son una expresión temática que está basada en una observación tanto interna como externa.

Por un lado, sus telas pasan por el barniz de lo vivido por este creador y por otro, se inspira en lo que debería ser el estado actual de la naturaleza de acuerdo con su imaginación.

“Mis paisajes son la convivencia que he tenido con el tema ambiental desde mi niñez hasta este momento”, indica quien ha expuesto en países como Brasil, Costa Rica, Colombia, Cuba y Estados Unidos.

Quiere llevar su entusiasta mensaje proambiente al público nacional para “formar todos parte de un conglomerado tendiente a abogar por el bienestar de la naturaleza de manera permanente”.

Para poder describir el paisaje sobre el lienzo, es “necesario e importante tener una sensibilidad especial, de manera que los detalles de los paisajes sean lo más impactantes posibles”, opina Calvit, quien ha ilustrado libros de escritores nacionales como Pedro Rivera, Dimas Lidio Pitty y José de Jesús Martínez.

¿Cuál es la mejor forma de interpretar el medio ambiente? Calvit se acerca a la descripción del paisaje desde el realismo, en algunos casos, y en otros sus cuadros son hijos de la semiabstracción.

Indica que al pintar esta nueva camada de cuadros le embargaban una paleta variada de emociones.

Dice que había días que el estado anímico era la nostalgia; en otros, el optimismo o la tristeza.

“En este trabajo siempre entra en juego el carácter del artista y el momento que le toca trabajar. Yo trabajo casi diariamente, pues ese ejercicio permite un resultado constante”, plantea.

class="mce"> >> Los entornos de Mario

Mario Calvit ha tratado de restablecer los complejos hilos de su pensamiento creador, buscando una nueva dimensión de la forma, reclamando con profundo sentido otras parcelas del discurso innovador, debatiendo en el taller de su soledad otras orientaciones que le permitan acceder a un intento de cambio a través de las horas dedicadas a explorar otra salida que ha planeado y dado forma en su cabeza antes de ser revelada al lienzo. Piensa que al artista muchas veces lo inhibe ese salto para el cambio que a la postre resulta trágico si no se consigue. Además, manifiesta que esa actitud para dar el salto constituye un riesgo ante el temor de caer al vacío.

Así, pues, con un estimulante acopio de iluminación y de audacia, ha dado ese salto con el propósito de romper esquemas buscando nuevos aspectos de la forma en el enfoque paisajístico, que ahora le permite con la herramienta del cambio, hacer otras incursiones y experimentaciones en la línea de su evolución plástica. En otros cuadros donde se captan paisajes de diferentes lugares, para resaltar su objetivo, recurre a cielos despejados, enfocando el espacio con versiones desmesuradas de luces y nubes, anulando los factores lumínicos, pero liberándolos en otros momentos, buscando connotaciones sugerentes, involucrando toques, retoques y tonos, que jamás se repetirán a lo largo de los paisajes sucesivos.

CÉSAR YOUNG NÚÑEZ

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código