El dilema de los transgénicos

Pese a los beneficios para satisfacer la seguridad alimentaria, aún se debaten las implicaciones para la salud y el ambiente.

A través de la historia, el ser humano ha procurado mejorar la calidad y rendimiento de sus alimentos; primero, de forma empírica y más, recientemente, con técnicas de ingeniería genética.

Utilizando enzimas que cortan segmentos específicos de ADN, hoy día es posible cortar y pegar esos segmentos para lograr que se exprese alguna proteína que induce una característica deseada en un organismo, e introducirle genes de interés de otra especie.

En el caso de las plantas, es posible modificarlas genéticamente para que sean más resistentes a sequías, a los insectos o para que sean más productivas. El tabaco fue uno de los primeros cultivos en los que se probó la llamada “transgénesis”.

Actualmente, hay unos 148 millones de hectáreas de áreas cultivadas con organismos vivos modificados (OVM), llamados también organismos genéticamente modificados o GMO, por sus siglas en inglés, en países como Estados Unidos, Brasil, Argentina, India, Canadá, México, Colombia, Chile y Honduras, entre otros.

Además, se trabaja en desarrollar nuevas variedades de productos, como tomates con más licopeno y tolerantes a la sal, papas resistentes a las heladas, plantas resistentes a las sequías, etc.

A FAVOR Y EN CONTRA

El Dr. José Rafael Vega, biotecnólogo y gerente de biotecnología para CropLife Latin America, explica que la creación de OVM con estos mecanismos toma entre año y medio y dos años, sin embargo, la validación que tienen que cumplir el laboratorio, la compañía o los investigadores con los organismos reguladores en los países puede tardar de 8 a 10 años.

“Son inversiones muy fuertes, pero así se garantiza que lo que sale al mercado va con toda la seguridad para el consumidor”.

Y es precisamente la seguridad de los OVM uno de los aspectos que ha generado dudas y hasta rechazo por parte de grupos de consumidores y ecologistas en muchos países, quienes reclaman su derecho a estar informados sobre lo que compran para poder evitarlos.

En Europa, varios países han sido reacios a permitir la entrada o cultivo de transgénicos, lo que otras naciones interpretan como una barrera al comercio. Sin embargo, poco a poco se han ido introduciendo algunos en países como España.

Según un informe de la organización ambientalista internacional Friends of the earth de febrero de este año, siete Estados miembro de la Unión Europea prohíben el cultivo del maíz transgénico de la compañía Monsanto. Además, señala, la oposición pública a los alimentos y cultivos transgénicos se ha incrementado hasta el 61%.

Greenpeace también rechaza la liberación de cultivos transgénicos y argumenta que estos amenazan la salud, deterioran el ambiente y destruyen la agricultura familiar o sostenible.

Por otro lado, quienes favorecen los OVM consideran que pueden ser una opción viable para enfrentar la amenaza del cambio climático y satisfacer la demanda de alimentos de la creciente población mundial.

De acuerdo con Naciones Unidas, la población mundial llegará este mes a los 7 mil millones de habitantes y en 2050, a 9 mil millones, lo que requerirá un aumento de 70% en la producción global de alimentos.

“La biotecnología puede ayudar a resolver los problemas de seguridad alimentaria”, opina el Dr. Vega, quien participó como expositor en un taller sobre seguridad de la biotecnología, organizado por la Autoridad Nacional del Ambiente (Anam).

El experto reconoce que sí es posible que haya transferencia de polen a otra planta normal, y que las semillas transgénicas cuestan entre 25% y 30% más que las tradicionales, “pero el rendimiento lo vale”. Se han visto ejemplos en Centroamérica donde los productores han pasado de 90 quintales de maíz a 120 o más, asegura.

“Normalmente, cuando se gestiona la tecnología para los productores, hay que tomar en cuenta factores como el seguimiento y la resistencia. La genética de los insectos es complicadísima, se adaptan a cualquier cosa”.

Una medida de bioseguridad es sembrar un “área de refugio”, ya sea entre el cultivo o en la periferia.

En el caso del maíz, por ejemplo, se debe sembrar también una parte de maíz convencional para dejar que las poblaciones de insectos se alimenten de él como lo hacen normalmente, y se recomienda hacer una rotación de cultivos para romper el ciclo de vida de los insectos y evitar que estos desarrollen una población resistente.

A algunos les preocupa que si comen un maíz transgénico que repele insectos sea dañino para su salud.

Sin embargo, Vega asegura que para que la proteína involucrada sea eficaz en su trabajo necesita ciertas condiciones, como un medio alcalino, que es predominante en el sistema digestivo de los gusanos que atacan los cultivos.

“Nosotros en el estómago tenemos ácido clorhídrico con un pH de 1 a 3, esa es la primera barrera. Además, el insecto tiene receptores específicos para esta proteína, los seres humanos no. En pruebas de digestibilidad que simulan las condiciones del estómago humano, se ha demostrado que la proteína no tarda ni 15 segundos en desintegrarse”.

PANORAMA REGIONAL

Desde hace 18 a 20 años se vienen consumiendo en la región cultivos transgénicos, asegura Vega. “Entre el 80% y 90% de las materias primas para elaborar alimento de animales viene con maíz modificado genéticamente, sea blanco o amarillo”.

La industria ha identificado que en los próximos 50 años la disponibilidad de granos va a estar principalmente en Latinoamérica, sustenta. “Alrededor de abril de 2010, en Honduras se registraban 20 mil hectáreas de maíz genéticamente modificado, ahora son 26 mil y va hacia el alza. Los pequeños productores tienen interés”.

INSTRUMENTO VINCULANTE

Panamá es signatario del Protocolo de Cartagena, el primer acuerdo internacional que rige temas como la transferencia, manejo y uso de OVM en términos de la bioseguridad.

Para cumplir con este compromiso, mediante la Ley 48 de 8 de agosto de 2002 se creó una Comisión Nacional de Bioseguridad para los Organismos Genéticamente Modificados, que no había tenido mayor función hasta 2010 cuando se dio la primera solicitud de importación de un transgénico. Esta comisión está formada por varias instituciones, entre ellas: la Anam, el Ministerio de Desarrollo Agropecuario (Mida), Ministerio de Salud, Ministerio de Comercio e Industrias y Ministerio de Relaciones Exteriores.

La Ley 48 también creó tres comités: uno de salud, uno de ambiente y uno agropecuario. El comité sectorial de bioseguridad agropecuaria fue instalado en febrero de este año, explicaron Marisol Dimas, de la Anam, y la Ing. Judith Vargas, del Mida, durante el taller.

La Comisión Nacional de Bioseguridad preparó un cuestionario con ayuda del investigador de Indicasat, Dr. Ricardo Lleonart. Las empresas interesadas en importar un transgénico, ya sea con fines experimentales o comerciales, deben llenar este documento.

“Ya hemos hecho este proceso para el maíz transgénico que la empresa Melo solicitó para hacer investigaciones, para el arroz Crop Science Bayer, el salmón AquAdvantage y el mosquito Aedes aegypti de Inglaterra, que solicitó el Instituto Conmemorativo Gorgas de Estudios de la Salud. Todos estos son para fines experimentales”, indicó Vargas.

Hay dos casos experimentales en campo, en condiciones contenidas: el del salmón y el maíz “Hércules 1”. La comisión debe darles seguimiento y evaluar estos proyectos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código