El doble filo de los embutidos

Se debe evitar el consumo de carnes rojas procesadas por su alto contenido en sodio y otros aditivos dañinos.
FOTOLIA. FOTOLIA.
FOTOLIA.

Dejar a un lado el consumo de carne roja procesada –embutidos–, y comer no más de una o dos porciones de carne roja sin procesar semanalmente puede evitar la aparición de la insuficiencia cardíaca.

Esto es lo que aseguró en un comunicado de la American Heart Association la doctora Joanna Kaluza, líder de la nueva investigación “Processed and Unprocessed Red Meat Consumption and Risk of Heart Failure: A Prospective Study of Men”, publicada en la revista Circulation: Heart Failure.

Por el contrario, “hay que llevar una dieta rica en frutas, verduras, productos de granos enteros, nueces y aumentar las raciones de pescado”, dijo Kaluza, profesora asistente de la Warsaw University of Life Sciences.

CONTENIDO RIESGOSO

La nutricionista Fanny de Cardoze añade que existen muchos estudios científicos que han evidenciado la incidencia de enfermedades cardiovasculares, como también de ciertos tipos de cánceres al consumir grandes cantidades de carne roja procesada. “Efectivamente, es un alimento que no incluimos en los planes de alimentación por su alta concentración de sodio y otros aditivos no recomendados para la salud”.

Las carnes procesadas tienen nitritos de sodio y otros conservantes a base de sodio, además de grasas de origen animal (salami, bologña, jamón, tocino, salchicha), afirma la nutricionista Flavia Fontes, coordinadora de Enfermedades Crónicas Relacionadas con la Nutrición del Ministerio de Salud.

Añade que el sodio en cantidades elevadas puede afectar la función renal, sobre todo en las personas sensibles al sodio. “A medida que envejecemos disminuye el número de nefronas y su función, bajando la capacidad renal para regular el sodio. Además, contienen grasas saturadas y colesterol que están presentes en grandes cantidades, de acuerdo con su procesamiento”.

Según la dietista, algunos embutidos también contienen piel y sangre, por lo que aumentan las cantidades de grasas y purinas en estos productos. “Tanto las grasas como las purinas también afectan a la salud cardiovascular: las grasas, por su efecto en la pared de las arterias, cerrando el tamaño de la misma, y las purinas por su efecto sobre los riñones, ya que tienen como producto final de desecho el ácido úrico”.

En palabras de Cardoze, al consumir grandes cantidades de sodio y grasa animal “podemos afectar la presión arterial y los niveles de grasa, lo cual puede llevar a desarrollar enfermedad cardíaca por el estrechamiento o bloqueo de las arterias”.

CARNE NO PROCESADA

Las carnes en general son importantes fuentes de proteínas de buena calidad, hierro hemínico (de buena absorción), ácido fólico, vitamina B12 y cinc, aclara Fontes.

La carne roja no procesada es una fuente de proteína, siendo esta una sustancia orgánica compuesta por aminoácidos esenciales para el organismo; es decir, que necesariamente “han de ser ingeridas con la dieta, ya que el cuerpo no es capaz de producirlas por sí solo. Son esenciales para el crecimiento y construcción de tejidos y órganos”, dice de Cardoze.

Sin embargo, Fontes aclara que su consumo no debe exceder los 75 gramos (de 2 a 3 onzas) dos a tres veces a la semana.

´TIPS´ PARA COCINAR

Una forma saludable de condimentar la carne roja puede ser con cebolla o ajo o perejil, cebollina, culantro, orégano o condimentos naturales (variar de acuerdo con la preparación) y poca sal, plantean las dietistas, quienes aconsejan prepararla guisada, sofrita (con muy poco aceite), al horno, a la plancha, con otros productos como vegetales, etc.

Males cardiovasculares

Cerca de 5 millones de estadounidenses padecen insuficiencia cardíaca, y la mitad de esta cifra pierde la vida cinco años después del diagnóstico, según datos de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EU.

En Panamá, la principal causa de muerte son las enfermedades cardiovasculares, las cuales agrupan la enfermedad coronaria y los infartos cerebrales. En 2009, las enfermedades isquémicas del corazón constituyeron la primera causa de defunción, registrándose una mayor mortalidad en hombres (mil 3) que en mujeres (679), según el Instituto Nacional de Estadística y Censo.

RELLA ROSENSHAIN

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código