Una enfermedad llamada adicción

El investigador español Jorge Manzanares disertó esta semana en el I Congreso Mundial de Tabaquismo y Enfermedades No Transmisibles, que terminó ayer, sobre sus hallazgos del vínculo genético que puede hacer a una persona dependiente de la nicotina.
Jorge Manzanares LA PRENSA/Roberto Cisneros. Jorge Manzanares LA PRENSA/Roberto Cisneros.
Jorge Manzanares LA PRENSA/Roberto Cisneros.

Aquellos que son dependientes de la nicotina, alcohol, cocaína, marihuana y demás sustancias son “enfermos” .

Con este término define a los adictos el científico español Jorge Manzanares, decano de la Facultad de Farmacia de la Universidad Miguel Hernández (UMH) de Elche, España, quien estuvo en Panamá esta semana disertando en el I Congreso Mundial de Tabaquismo y Enfermedades No Transmisibles sobre sus hallazgos del vínculo genético que puede hacer a una persona dependiente de la nicotina.

Manzanares explica: “La adicción es un estado neuropatológico que se produce como consecuencia del producto continuado, y que la adicción es una enfermedad”.

“El adicto es un enfermo, no es un sinvergüenza ni un parásito. Los dependientes de drogas legales o ilegales son enfermos. Muchos familiares de dependientes no los consideran así, pero deben ser tratados de esa forma. ¿Por qué sabemos que son enfermos? Lo son, porque su cerebro es ligeramente distinto a los que no somos dependientes de esas sustancias”. El hecho de beber alcohol ocasional en una fiesta no hace que algunas personas se conviertan en alcohólicas, “pero hay otras que sí”, afirma el doctor en farmacología en una entrevista con este diario.

¿Por qué algunas se hacen dependientes y otras no? Esto se debe a dos factores: la genética y los elementos epigenéticos (que ocurren a lo largo de la vida y que pueden modificar la sensibilidad genética para que se tenga una vulnerabilidad mayor).

“Esto lo sabemos, sobre todo por estudios en animales (...) Respecto a la adicción al alcohol, aproximadamente un 15% de la población general –dependiendo de los países– tendría lo que se llama desde el punto de vista psiquiátrico problemas relacionados con el consumo. 

De esos, aproximadamente la mitad se haría dependiente, pues necesita esa sustancia para seguir viviendo. Si nosotros ponemos a 100 ratas a beber, solo el 15% de estas beberá mucha cantidad, y si nosotros cruzamos las ratas que beben mucho durante generaciones obtendremos ratas que son muy vulnerables al consumo de alcohol, por lo que ya no será un 15% de esa población, sino un 60% o 70%, por ello la parte genética es fundamental”, sustenta Manzanares.

Aquellos animales que tienen una vulnerabilidad mayor por las drogas en general cuentan con alteraciones en diferentes genes, ubicados en vías nerviosas que tienen que ver con los circuitos de “recompensa” o del placer, comenta el doctor.

Siga leyendo más detalles sobre el mecanismo de la dependencia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código