La esquina del capitán Góngora

Es una de las primeras casas construidas en la nueva ciudad, tras el ataque del pirata Henry Morgan. Hoy es una sede cultural.

Temas:

Por su arquitectura original está considerada con el grado de valor 1, máximo dentro de la jerarquía patrimonial. Por su arquitectura original está considerada con el grado de valor 1, máximo dentro de la jerarquía patrimonial.

Por su arquitectura original está considerada con el grado de valor 1, máximo dentro de la jerarquía patrimonial.

La estructura quedó en ruinas luego de ser un inquilinato. Posteriormente se salvaron los detalles coloniales, tras excavaciones exhaustivas. La estructura quedó en ruinas luego de ser un inquilinato. Posteriormente se salvaron los detalles coloniales, tras excavaciones exhaustivas.

La estructura quedó en ruinas luego de ser un inquilinato. Posteriormente se salvaron los detalles coloniales, tras excavaciones exhaustivas.

En una de las salas se pueden ver las lajas del piso original de la época. En una de las salas se pueden ver las lajas del piso original de la época.

En una de las salas se pueden ver las lajas del piso original de la época.

La casa fue reabierta en 2013 para la Bienal del Sur. La casa fue reabierta en 2013 para la Bienal del Sur.

La casa fue reabierta en 2013 para la Bienal del Sur.

Dinteles originales en forma de concha. Dinteles originales en forma de concha.

Dinteles originales en forma de concha.

El patio fue reducido de su terreno original. El patio fue reducido de su terreno original.

El patio fue reducido de su terreno original.

La esquina del capitán Góngora La esquina del capitán Góngora

La esquina del capitán Góngora

Ingresar a Casa Góngora es como entrar a una máquina del tiempo y despertar en la época colonial.

En esta esquina entre calle cuarta y avenida Central del Casco Antiguo, se aprecia la fachada de la casa que un día fue la residencia del capitán español Pablo Góngora de Cáceres. Se dedicaba al comercio de perlas.

El comerciante era miembro del cabildo capitalino, y su condición de miembro de la élite le permitió la designación de alcalde ordinario en varias ocasiones.

La única pista firme sobre esta edificación es un plano de cartografía de 1749, en el que aparece un solar mucho más grande. La casa original era de madera, se quemó en 1756 y se reconstruyó nueve años después.

La reconstrucción incluyó cambios: se redujo el área y se modificó su fisonomía según planos de la ciudad de Panamá de 1765.

La pesca de perlas se convirtió en la actividad principal de la ciudad a finales del siglo XVII.La recolección se hacía principalmente en el archipiélago de Las Perlas y el golfo de San Miguel. Pablo Góngora quiso darle a su casa un diseño con detalles marinos.

LOS DETALLES

Esta fue una de las primeras casas en construirse en la nueva ciudad desde el ataque del pirata Henry Morgan que destruyó la antigua ciudad en 1671. Es una de las residencia que más elementos originales conserva de la época colonial.

Al entrar a la vivienda, se pueden apreciar en la parte de arriba de las puertas los dinteles con forma de concha. Este detalle sugiere el gusto del capitán Góngora por el mar.

En la planta baja estaban las oficinas y los estacionamientos del comercio de Pablo Góngora, y quizás algunos espacios que alquilaba. Esto explica por qué la entrada principal estaba en el frente, en el terreno baldío donde construyeron el hotel Central.

Tras la muerte de Góngora a principios de 1800, la casa fue donada por su hija a la Iglesia católica.

En 1865 fue subastada y adquirida por el inversionista Agustín Arias Pérez, hijo de Ramón Arias Menéndez, uno de los hombres más ricos de la colonia.

Luego de la muerte de Arias en 1891, la edificación fue segregada. Tuvo varios propietarios durante el siglo XX. El último de ellos quiso destruirla en 1987.

EL RESCATE

Tras una campaña pública fue expropiada en 1995 por la Dirección de Patrimonio Histórico, en el gobierno del presidente Ernesto Pérez Balladares y el Patronato de Amigos de Casa Góngora.

Se restauró bajo la supervisión del arquitecto Eduardo Tejeira Davis.

En 1997 se llevó a cabo una exploración arqueológica y análisis patológicos de las paredes, en ese año también se terminaron los planos para la restauración.

En 1998 la República Federal de Alemania hizo una donación para la recuperación del techo y el primer piso. Después del año 2000 fue una casa museo, se realizaban actividades artísticas. A veces abría y cerraba puertas. En 2012 fue remozada.

Un año después reabrió sus puertas para la Bienal del Sur en Panamá, una actividad artística que celebró los 500 años del descubrimiento del mar del Sur.

La administración de este inmueble corre a cargo de la fundación Olga Sinclair desde 2013.

Semanalmente es visitada por unas 400 personas -la mayoría extranjeros- y “la historia gusta muchísimo”, afirma Ángel Nieto Román, director de Casa Góngora.

SU VALOR

En una de las salas se pueden ver las lajas del piso original de la época, que fueron desenterradas de la capa de cemento durante su última restauración en 1997 y cubiertas con una capa transparente de acrílico (ver foto). Esto fue encontrado, ya que la casa fue estudiada exhaustivamente al rasparse las paredes y excavarse los pisos. La escalera de madera para subir a la planta alta está en el mismo lugar de construcción original y se pueden apreciar varios espacios con la distribución de la época colonial.

Todo indica que eran las salas familiares principales. Al final de la escalera hay un nicho que quizás funcionó como altar para algún santo.

La planta alta conserva sus arcos en forma de concha y sus antiguas puertas con ventanillas y los agujeros de ventilación. En ese tiempo no había electricidad.

Se conserva una ventana con la reja original de madera y su bisagra del siglo XVII.

Balcones de madera torneada dan a la calle y al patio interno. Aquí se puede apreciar una pared tapiada, e indica el acceso que había hacia otro solar.

EXHIBICIÓN

Casa Góngora es la casa de la cultura y el artista panameño. En ella se pueden apreciar obras de los artistas panameños Cristina Ordóñez, Jairo Romero y Manuel Jaén, y el italiano Enrico Cargnino. La exposición se ofrece al público hasta el 2 de febrero.

El horario de visitas es de lunes a viernes de 10:00 a.m. a 5:00 p.m. y el sábado de 10:30 a.m. a 2:00 p.m. El domingo estará cerrada. Para mayor información puede llamar al teléfono 393-6243.

Mañana 31 de enero la Oficina del Casco Antiguo y la agrupación Roba Morena realizarán la “Feria Yo Reciclo” en Plaza Catedral de 1:00 p.m. a 6:00 p.m.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

20 Nov 2019

Primer premio

4 1 8 9

DDDB

Serie: 8 Folio: 7

2o premio

8025

3er premio

4855

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código