música nacional

La fusión de los ritmos musicales con la literatura

Trama, industria de la música y Ciudad del Saber organizaron el sábado pasado una conferencia y un conversatorio sobre los encuentros y desencuentros entre la música y la literatura.

Temas:

De izquierda a derecha: Daniel Domínguez Z., Lilo Sánchez, Yigo Sugasti, Karla Lamboglia y Carlos Méndez durante la mesa redonda sobre discos y libros. Cortesía De izquierda a derecha: Daniel Domínguez Z., Lilo Sánchez, Yigo Sugasti, Karla Lamboglia y Carlos Méndez durante la mesa redonda sobre discos y libros. Cortesía
De izquierda a derecha: Daniel Domínguez Z., Lilo Sánchez, Yigo Sugasti, Karla Lamboglia y Carlos Méndez durante la mesa redonda sobre discos y libros. Cortesía

Fue un sábado diferente aquel 29 de septiembre en el Centro de Convenciones de la Ciudad del Saber. Cuatro cantautores: Carlos Méndez, Yigo Sugasti, Karla Lamboglia y Lilo Sánchez, y un periodista, Daniel Domínguez Z., conversaron sobre los encuentros y desencuentros entre la música y la literatura.

Cada uno de los artistas compartieron con el público sobre sus inicios como lectores y como músicos.

“Mi primer acercamiento a la literatura fue con mi bisabuela paterna, quien me leía Platero y yo, y me contaba sobre la Tepeza”, recuerda Carlos Méndez, cuyo primer disco, De pie, es producido por Tweety González, exmiembro Soda Stereo.

“De niño. La poesía fue lo primero que me cautivó. 500 poesías famosas de la literatura universal fue mi primera escogencia. Lo adquirí en el Bazar Latino en San Felipe a finales de la década 1970”, rememora Yigo Sugasti, quien formó parte de Peso Neto, banda que fue una de las que comenzó la movida del rock en español en el istmo e interpretó en 1989 el éxito El vampiro abstemio.

Fue desde pequeña en el caso de Karla Lamboglia, quien debutó con la banda Quincha en 2005. “Durante la escuela primaria, en el pueblo chiricano donde nací, mi lugar favorito era la biblioteca de la escuela; me podía pasar todo el recreo ahí, buscando algo nuevo para leer. No puedo decir que hubo algo específico que me impulsó a leer con tanta obsesión, pero fue desde muy temprana edad”.

A Lilo Sánchez, vocalista y guitarrista de Señor Loop, prefería jugar al fútbol y pasar el rato con sus amigos que agarrar un libro, algo que le parecía aburrido y relacionado con la escuela. “Aunque siempre me fascinó el cine. De niño leía todas las películas, memorizaba líneas e intenciones de los actores, memorizaba las canciones y la música”. Después aprendería sobre el estadista Winston Churchill y sobre el conquistador Alejandro Magno escuchando rock pesado europeo de los años 1980 y 1990.

Autores

¿Qué escritores tienen en el altar mayor ?

Carlos Méndez se queda con Jorge Luis Borges, Pablo Neruda, Eduardo Galeano, Julio Cortázar, Matsuo Basho, Gustavo Adolfo Bécquer, Juan Rulfo, Roberto Bolaños y Tristán Solarte.

Mientras que Yigo Sugasti lee con pasión a Octavio Paz, Gustavo Adolfo Becquer, Charles Bukowski, Milán Kundera, Mario Benedetti, Franz Kafka, Julio Cortázar, Frederick Nietzsche y Osho, Porfirio Salazar. “Por sus estilos personales, por recrear sus escritos con una narrativa tan real que se vuelve fantástica. Porque me hicieron detenerme mientras leía para sentir cómo la luz de sus palabras me dejaban ver y entender nuevas cosas. Pude experimentar como yo, después de leerlos ya no era el mismo”, indica Sugasti.

Lilo Sánchez lee a Julio Cortázar, Gabriel García Márquez, Mario Vargas Llosa y Edgar Allan Poe.

Karla Lamboglia comenta que su “casa estaba poblada de libros, muchos de ellos de literatura latinoamericana”, y que siempre tuvo libertad de parte de sus adultos de escoger las obras que leería.

Canto y poesía

Si tuvieran la ocasión de trasladar la poesía al canto, ¿a qué autor te gustaría seleccionar ? Carlos Méndez se queda con Neruda, “siempre ha sido un punto muy alto. Por su sutileza y su profundidad, pero con un sentido del amor siempre presente”.

Yigo Sugasti seleccionaría a poetas panameños. “He musicalizado a Consuelo Tomás y a Porfirio Salazar. Porque son directos, pintan infinidades de imágenes con el idioma y culturalmente me representan en lo real y en lo fantástico. Porque su poesía me maravilla y me educa”.

Visceral

Desde la perspectiva de Lilo Sánchez, “hacer una canción es un respiro del alma. Mis canciones son hechos viscerales de lo que siento. Mi poesía viene de la calle, del hip hop, de Tupac Shakur, de la gente que vende rosas. Cuando escribo una canción involucra la métrica y las matemáticas, y eso no lo sé por razones literarias, sino por un asunto de intuición”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código