comics

La historia detrás de los cómics de terror

Censuras, guerras y ventas han sido algunas de las muchas dificultades por las cuales han pasado los cómics de terror a lo largo de su historia hasta llegar a su fructífero presente.

Los superhéroes dentro de un mundo de pesadillas

Temas:

A sus inicios los cómics de terror se caracterizaron por su alta carga de erotismo y sadismo, ya que su público meta eran los adultos. A sus inicios los cómics de terror se caracterizaron por su alta carga de erotismo y sadismo, ya que su público meta eran los adultos.
A sus inicios los cómics de terror se caracterizaron por su alta carga de erotismo y sadismo, ya que su público meta eran los adultos.

Series televisivas como The Walking Dead (2010) y la nueva versión de Chilling Adventures of Sabrina (2018) tienen un origen en común: provienen de un cómic.

Brujas, monstruos y demonios han estado en el mundo de las historietas desde los inicios de este género, y su trayecto es igual de cautivadora que la de cualquier superhéroe.

Inicio

Durante los años 1930 en Estados Unidos se popularizaron revistas de bajo costo conocidas como the pulps por el material de pulpa de madera con el que estaban fabricadas. En estas entregas se tocaban temas de ciencia ficción, aventuras, detectivescos y terror.

El weird menace fue el subgénero de terror que comenzó a ganar más terreno, prometiendo sangre, sadismo y violencia a los lectores. Títulos como Dime Mystery (1932) entretuvieron a un público golpeado por la Gran Depresión (1929 - 1939), y rápidamente se le unieron historias como Terror tales (1934) y Horror Stories (1935).

Lenin Aguilar, coleccionista panameño de cómics, explica que este género mantenía un formato de historias cortas. Usualmente en tonalidades de blanco y negro, una paleta de colores sepia o bastante lúgubres. “Hacía mayor énfasis en el gore y sobre explotaba el erotismo, ya que el cómic de terror era orientado a un segmento adulto”.

Fueron temas como el sadismo y el satanismo, los que impulsaron a los detractores del género a protestar contra estas publicaciones que podían vender más de un millón de ejemplares al mes. Sumado a la escasez de papel durante la Segunda Guerra Mundial (1939 -1945), para el año de 1941 la popularidad de estas historias cayó.

Con la aparición de nuevos formatos de historietas, la televisión y los precios del mercado editorial de la postguerra, el formato de las pulps dejó de utilizarse, pero su contribución a los cómics actuales es innegable.

Los superhéroes dentro de un mundo de pesadillas Expandir Imagen
Los superhéroes dentro de un mundo de pesadillas LP

Una nueva batalla

Las historias de terror se adaptaron a los nuevos formatos (revistas más pequeñas y gruesas) y títulos como la de hoy todavía reconocida antología Tales from the Crypt (1950) buscaban no solo entretener, de igual manera ofrecer un contenido de mayor calidad.

Este cambio también se vio reflejado en su público, el cual era cada vez más heterogéneo. Algo que dio como resultado un mayor alcance y nivel de ventas, pero también le jugó en contra.

El psiquiatra Fredric Wertham lanzó una campaña contra los cómics en Estados Unidos, especialmente los de terror, acusándolos de promover supuestamente el sexo, las drogas, y la homosexualidad entre los jóvenes.

La Comics Code Authority (Autoridad del Código de Cómics) se creó para regular el contenido de los cómics en la unión americana, lo que llevó consigo una merma en las ventas y en el cierre de varias editoriales.

Resurgimiento

Con el paso del tiempo, las normas del código fueron revisadas y se volvieron más permisibles. Monstruos clásicos como Drácula, y el Hombre Lobo, reaparecieron y se mezclaron entre las páginas de editoriales como la Marvel Cómics con personajes que hacían su debut como Ghost Rider (1972).

También se dieron las adaptaciones de historias tanto de escritores como Ray Bradbury ( Fahrenheit 451, 1953) o de series televisivas como Dark Shadows (1966), lo que atrajo la atención de nuevos lectores hacia el género del terror.

Aguilar considera esta etapa entre 1960 y 1980 como la edad de oro del cómic de terror. Aunque para él, un personaje icónico de esta época es Vampirella. Una exótica heroína extraterrestre que defiende a nuestro mundo de enemigos letales como los vampiros. “Considero que es el personaje más conocido de esa época, actualmente siguen publicando números e historias con un enfoque acorde a nuestros tiempos”.

Actualidad

Para inicios de los años 1990, el cómic de terror ya tenía su lugar en el mercado. Sus lectores varían de edades, y los demonios habían dejado de ser los villanos perseguidos por un héroe humano y se volvieron salvadores del universo. HellBoy (1993) y Spawn (1992) venían directamente desde el infierno a salvar a las almas.

Con la llegada del nuevo siglo, los temas apocalípticos comenzaron a ser recurrentes. En The Walking Dead (2000) y 30 days of Nights (2002) la humanidad volvía a enfrentarse a los monstruos, esta vez sin poderes o con la ayuda de un ente superior, solo con su espíritu de supervivencia. Algo que muchos consideran un reflejo de nuestra sociedad.

“Tenemos una sociedad dividida por muchos factores que van desde el racial, social, económico, las guerras, todos estos elementos siempre están presentes en muchos cómics”, comenta Rolando Urriola, organizador del grupo La Triada 507. “The Walking Dead, por ejemplo, habla de una sociedad post apocalíptica en la que cada grupo busca cómo sobrevivir, y no es muy distante del mundo en el que vivimos”.

Con el paso del tiempo los cómics de terror han evolucionado, no solo en su presentación, de igual manera en su contenido. Sus tramas, como reflejo de la sociedad de hoy, borran la línea entre el bien y el mal, y eso es lo más terrorífico de su propuesta.

Los superhéroes dentro de un mundo de pesadillas

Rolando Urriola, organizador del grupo de coleccionistas nacionales La Triada 507, comenta que a pesar de que los superhéroes son actualmente los más populares dentro de los cómics, estos no han escapado del encanto de las historias de terror. Cita ejemplos como Marvel Zombie (2005), donde tanto héroes como villanos se ven convertidos en terroríficos zombis, o Batman: Gotham by Gaslight, que es una reinterpretación de Jack el Destripador. “También podríamos mencionar los cómics de Archie Terror, línea aparte de los cómics de Archie, que cuentan historias de terror con los populares personajes de Riverdale. Entre ellas está la Archie Afterlife, el debut de las escalofriantes aventuras de Sabrina, que ha sido adaptada a una serie en Netflix”, agrega Urriola.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

18 Nov 2018

Primer premio

9 1 3 3

ACBC

Serie: 5 Folio: 10

2o premio

8330

3er premio

1521

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código