FACEBOOK LIVE: ¿Qué quieres saber del Cepadem? Ver aquí

Turismo

El zoológico de Atlanta: un hogar lleno de aprendizaje

En el zoológico de Atlanta conviven alrededor de mil 500 animales, que representan a más de 200 especies.

Temas:

El zoológico de Atlanta (Estados Unidos) busca crear conciencia sobre la protección de la fauna en el planeta. El zoológico de Atlanta (Estados Unidos) busca crear conciencia sobre la protección de la fauna en el planeta.

El zoológico de Atlanta (Estados Unidos) busca crear conciencia sobre la protección de la fauna en el planeta. Foto por: Roy Espinosa

Un hogar lleno de aprendizaje Un hogar lleno de aprendizaje

Un hogar lleno de aprendizaje

Un hogar lleno de aprendizaje Un hogar lleno de aprendizaje

Un hogar lleno de aprendizaje

Un hogar lleno de aprendizaje Un hogar lleno de aprendizaje

Un hogar lleno de aprendizaje

Un hogar lleno de aprendizaje Un hogar lleno de aprendizaje

Un hogar lleno de aprendizaje

Como en la mayoría de los vecindarios, el movimiento en el zoológico de Atlanta comienza temprano.

Sus puertas abren a las 9:30 a.m., y los flamencos chilenos son los primeros residentes en dar la bienvenida. Los visitantes más pequeños corren hacia la cerca, que los separa del estanque donde viven estas aves de color rosa. Algunos tratan de recordar sus nombres, otros se aventuran a llamarlos “pelícanos”, y los más astutos acuden al letrero que está a un costado para informarse.

Allí no solo hacen “recorderis” del nombre, también descubren las características de su habitad natural, la región de donde provienen y, con la ayuda de una gráfica, el estado de conservación en que se encuentran.

“En riesgo” cataloga la gráfica a estos animales que le deben su curioso color a su dieta de camarones. En ese instante, la mirada de algunos cambia. El objetivo de concienciación del zoológico parece causar efecto.

Y es que desde su inauguración, en abril de 1989, y con apenas 11 especies en exhibición, uno de los principales objetivos de este zoológico es inspirar a los visitantes a valorar y salvaguardar la vida silvestre.

Para ello, los 40 acres que lo conforman están decorados con letreros, afiches y murales que brindan datos sobre las más de 220 especies que habitan en el recinto, aplicaciones para teléfonos móviles e información sobre las distintas organizaciones sin fines de lucro que, junto con el zoológico, tratan de proteger la fauna.

Con alrededor de mil 500 animales, sus colaboradores caminan de un lugar a otro para asegurarse de que todo esté en orden.

Se encargan de guiar a los turistas extraviados, de hacer presentaciones educativas en un pequeño anfiteatro con ayuda de animales pequeños, los cuales, con orden, pueden ser acariciados por los niños y asegurarse del bienestar de los huéspedes: que el lodo de los facóqueros esté fresco, que las jirafas tengan su agua, y el área de los canguros rojos esté limpia, por ejemplo.

Todas estas especies recién mencionadas se encuentran en estado estable. Pero no todos gozan de ese posicionamiento en el mundo.

Los niveles de las gráficas van aumentando a medida que el número de las especies disminuye.

Los niños se asombran, ríen y jalan a sus padres para que vean al majestuoso tigre de Sumatra, al orangután de Borneo, y al rinoceronte negro, todos ellos en estado crítico de extinción.

“Está en peligro debido a la pérdida de su hábitat y los conflictos que mantiene con los seres humanos, que los ven como amenazas a sus recursos”, anuncian los carteles explicativos. Algunos padres comentan la información con sus hijos, en otros casos son los mismos pequeños, quienes al leerlo demuestran tristeza.

Los caminos se ramifican y serpentean. Parece no haber un orden específico que seguir, y perderse entre las veredas resulta ser la mejor opción. En cada esquina hay algo que ver y aprender.

“De este largo puede llegar un lagarto de Komodo”, le muestra una pequeña voluntaria a otros niños prácticamente de su edad, utilizando una cuerda. Mientras uno de estos fieros animales los observa del otro lado del vidrio.

Los gorilas tienen un lugar especial dentro del recinto. Cuentan con una pequeña edificación donde se muestra la labor que hace el zoológico para cuidar y aprender sobre estos maravillosos animales.

Como por ejemplo: ¿qué tan inteligentes son? o ¿cómo escogen a sus parejas? Además, se rinde homenaje a uno de los residentes más queridos por el parque, el gorila Willie B., quien llegó en 1961, hasta su fallecimiento en el año 2000.

Por otra parte, Lun Lun y los gemelos Ya Lun y Xi Lun son los osos pandas estrellas. Personas de todas las edades se aglomeran frente al ventanal para verlos jugar. Precisamente la popularidad de estos animales, los cuales se alimentan casi exclusivamente de bambú, es lo que ha ayudado al éxito de los distintos programas que buscan protegerlos.

El zoológico de Atlanta es una de las cuatro instituciones en Estados Unidos que poseen osos pandas. Las otras son los zoológicos de Memphis, Washington D.C. y San Diego.

Mamíferos, reptiles, aves y demás, conviven en este zoológico que busca hacer reaccionar a las personas sobre los peligros que sufre la fauna silvestre.

Al final del recorrido, no es descabellado pensar que los vidrios, cercas y bardas que separan a los residentes de los visitantes es para proteger a los animales de su mayor peligro: el hombre.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código