La importancia de una maestra

El director cubano Ernesto Daranas explora el valor de la educación en su drama social ‘Conducta’.

Temas:

‘Desde que escribía el guion pensaba en niños de los mismos lugares que la historia presenta, capaces de aportar la verdad que sus personajes exigen’: Ernesto Daranas. CORTESÍA ‘Desde que escribía el guion pensaba en niños de los mismos lugares que la historia presenta, capaces de aportar la verdad que sus personajes exigen’: Ernesto Daranas. CORTESÍA

‘Desde que escribía el guion pensaba en niños de los mismos lugares que la historia presenta, capaces de aportar la verdad que sus personajes exigen’: Ernesto Daranas. CORTESÍA

El ‘casting’ abogó por actores naturales, sin preparación previa, para que el realismo fuera mayor. CORTESÍA El ‘casting’ abogó por actores naturales, sin preparación previa, para que el realismo fuera mayor. CORTESÍA

El ‘casting’ abogó por actores naturales, sin preparación previa, para que el realismo fuera mayor. CORTESÍA

Ernesto Daranas confiesa que solo es una coincidencia que, en sus películas Los dioses rotos y Conducta, las figuras esenciales de sus argumentos son docentes.

En Los dioses rotos (2008), Raquel es una profesora universitaria “que contra su voluntad termina involucrada en el entramado social que investiga; mientras que en Conducta (2014), Carmela es una maestra con una posición activa frente a los problemas que enfrenta”, manifiesta en exclusiva a La Prensa.

Aunque en las dos formadoras “hay una mirada crítica hacia una realidad social compleja, sus maneras de actuar son completamente diferentes”.

Conducta es sobre Chala (Armando Valdés Freyre), de 11 años, cuya realidad diaria está marcada por adultos adictos a las drogas y el alcohol, así como a las peleas de perros. En la escuela conoce a Carmela (Alina Rodríguez), quien encuentra que el problema de disciplina de Chala no es su culpa, sino de su entorno.

Conducta se proyecta en el istmo en el marco de la cuarta versión del Festival Internacional de Cine de Panamá (IFF Panamá).

Puede ver este drama a las 8:30 p.m. en Cinépolis Metromall, sala 5, o bien a las 6:45 p.m. en el Cinépolis Multiplaza, sala 6. Ambas funciones son hoy viernes 10 de abril. Otra opción es ir el sábado 11 de abril, a las 7:30 p.m., al Mirador del Pacífico de la cinta costera II, cuya entrada es gratuita.

ENTORNOS MARGINALES

-¿Por qué rodar ‘Conducta’?

La problemática de la niñez en los entornos marginales de La Habana y la importancia que puede tener un maestro en ese contexto tan complejo.

¿Se encontró en primaria maestras tan abnegadas como la de ‘Conducta’?

Casi todos hemos tenido maestros así, que nos inspiraron y nos dejaron su huella para toda la vida. Previo al guion, hicimos un amplio trabajo de campo conducido por siete estudiantes de la Facultad de Cine de La Habana. Ahí encontramos varios referentes para configurar al personaje de Carmela. También tuvo mucho peso en ese diseño la maestra de uno de mis hijos que tiene ese nombre y da clases en el mismo barrio en el que se desarrolla la película.

¿Cómo fue la búsqueda que dio como resultado encontrar a Armando?

Los estudiantes de la Facultad de Cine hicieron una enorme búsqueda entre muchas escuelas de los barrios populares de La Habana. En total resultaron preseleccionados más de 7 mil niños. El grupo que finalmente resultó seleccionado fue arduamente preparado por nuestra directora de casting Mariela López. Armando, el niño que encarna a Chala, llegó a nosotros justo el último día de ese proceso y, curiosamente, no resultó seleccionado. Algo que nunca he sabido explicar muy bien me llevó a pedirle que regresara. Él parecía tener muy poco que ver con el Chala que buscábamos, pero desde su inteligencia, su sensibilidad y su talento me mostró facetas que yo ignoraba que podían ser parte de su personaje.

¿Por qué debemos ver ‘Conducta’?

El cine es una excelente manera de conocernos y no siempre tenemos esta posibilidad que el IFF Panamá nos ofrece de intercambiar historias nuestras. Es importante que aprovechemos eso. Los panameños y los cubanos tenemos muchas cosas en común, y es muy posible que Conducta se refiera a inquietudes que ustedes y nosotros compartimos. El festival muestra nuestra película, incluso en barrios donde normalmente los festivales no llegan.

Lo que llamamos mala conducta es en ocasiones un asunto de no profundizar en el porqué del comportamiento de gente ‘conflictiva’.

Totalmente de acuerdo, el marginal casi siempre surge cuando son la sociedad y sus instituciones las que marginan. En la mayoría de los casos, esto es algo que queda definido en la niñez.

No llegan por estos lares dramas cubanos tan fuertes como ‘Conducta’ en cuanto a violencia social.

El cine cubano tiene una extensa vocación crítica. Muchas de nuestras películas, desde diferentes géneros y estéticas, se refieren a los problemas que nuestra sociedad presenta. Pero es cierto que, como buena parte del cine que hacemos en Latinoamérica, no tienen la visibilidad que debieran.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código