La inteligencia de los animales

Las pruebas de que los animales son más inteligentes y más sociales de lo que pensábamos parecen aumentar cada año, sobre todo los primates

Mientras más estudiamos a los animales, los humanos nos vemos menos diferentes a ellos.

Los babuinos pueden distinguir entre palabras reales y falsas. Los monos parecen ser capaces de multiplicar. Los simios pueden retrasar la gratificación instantánea durante más tiempo que un niño y pueden planificar el futuro. Son capaces también de hacer la guerra y la paz, mostrar empatía y compartir.

“No es una cuestión de si piensan o no. Es cómo piensan”, dice el científico de la Universidad de Duke Brian Hare. Ahora los científicos se preguntan si los monos son capaces de pensar sobre lo que piensan otros simios.

Las pruebas de que los animales son más inteligentes y más sociales de lo que pensábamos parecen aumentar cada año, sobre todo los primates. Se trata de un campo científico cada vez más buscado.

El número de estudios de la cognición entre simios y monos se duplicó en los últimos años, a menudo gracias a una mejor tecnología y a la neurociencia, que allanan el camino hacia descubrimientos insólitos.

Este mes, los científicos que mapean el ADN del mono bonobo descubrieron que, al igual que el chimpancé, tiene apenas 1.3% de diferencias con los humanos. “Cada año descubrimos cosas que creíamos que no podían ser”, dice Josep Call, director del Centro de Investigación de Primates del Instituto Max Planck de Alemania.

Call dice que uno de sus estudios recientes más sorprendentes mostró que los monos pueden fijarse objetivos y seguir su avance.

En un zoológico, los científicos le ofrecieron ocho posibles herramientas a los orangutanes y los bonobos, dos de las cuales les podrían ayudar a conseguir alimento. A veces, cuando elegían la herramienta adecuada, los investigadores los mudaban a una zona diferente antes de que pudieran obtener alimento, y luego los mantenían en espera hasta 14 horas.

En casi todos los casos, cuando los monos se dieron cuenta de que estaban siendo trasladados, se llevaron la herramienta a fin de poderla utilizar para conseguir la comida el día siguiente, incluso recordando tomarla después de dormir.

Call dice que esto se parece a lo que hace una persona al preparar su equipaje un día antes de viajar: “Para los humanos es como una habilidad central, es muy importante”.

Desde hace unos años, los científicos han observado cómo los chimpancés en los zoológicos recogen y almacenan piedras para usarlas luego como armas.

En mayo, un nuevo estudio descubrió que incluso se valen de engaños. Los chimpancés crearon un pajar para ocultar los alijos de piedras de sus rivales, justo como las naciones lo hacen con las bombas. Hare dice que hay estudios en los que se llevan chimpancés rivales a un sitio donde se esconde un poco de comida de su vista, excepto de la de un solo simio.

El chimpancé que puede ver la comida oculta, rápidamente se da cuenta de que su enemigo no la puede ver y utiliza eso a su favor, demostrando la capacidad de percibir la situación de otro mono. Eso es un rasgo que los seres humanos desarrollan desde que son niños pequeños, pero es algo que creíamos que no eran capaces de hacer otros animales, dijo Hare.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código