Sí, el ´ketchup´ tiene sus bondades

No hay que subestimar al ketchup, ya que una cucharada tiene solo 16 calorías, y 4 cucharadas equivalen al valor nutritivo de un tomate.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Q6LI5f.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Q6LI5f.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203Q6LI5f.jpg

En cuanto al ketchup, en casa nos gusta un poquito más dulce, y menos ácido que la norma.

De chiquilla nunca le paré mucha bola, y aún se me pone la piel de gallina cuando veo las botellas de ketchup en los restaurantes chinos populares, pero cuando pido hamburguesas fast food (et moi, Brutus, para tergiversar al Julio César de Shakespeare) me pongo energúmena si no me mandan suficientes sobrecitos, y me encantan los hoteles esos que te mandan botellitas enanas de ketchup con el servicio a habitación.

¡Ah!, y para que sepas, la Real Academia lo acepta con esa ortografía, pero creo que con una falacia, ya que lo considera una voz inglesa proveniente del chino para “zumo de tomate”, y el origen es, realmente, del ketjap manis de Indonesia, que era una salsa a base de especias, frutas diversas y, muchas veces, tamarindo (originario de la India), que es el ancestro en común del ketchup con las gotas de angostura, y la salsa “inglesa” o Worcestershire.

COMBATE

Algunos vegetales (en especial los rojos y anaranjados) contienen licopenos, y al contrario de muchas instancias en que es preferible comer un vegetal o fruta en crudo (e.g., cítricos por su vitamina C), los licopenos “mejoran” al ser cocinados y se potencian cuatro veces.

Ahora, qué hacen los licopenos: evitan el estrés oxidativo que degeneran nuestras células, combatiendo la aterosclerosis, la encefalopatía miálgica, la sensibilidad química múltiple y los temidos males de Alzheimer y Parkinson.

ELABORACIÓN

Como mencioné, el ketchup proviene de un antiguo condimento indonesio, pero tal como lo conocemos hoy, lo comenzó a fabricar F. & J. Heinz Company en 1876.

Cuando se produce el ketchup al final de la temporada de tomates, se hace con tomates naturales, pero en los otros meses, a base de pasta y concentrado ya procesado.

Si quieres un ketchup casero, hay una receta antiquísima en el recetario. Y no hay que subestimar al ketchup, ya que una cucharada tiene solo 16 calorías, y no contiene grasa y 4 cucharadas equivalen al valor nutritivo de un tomate mediano.

Esto resultó ser, literalmente, la otra cara de la moneda cuando en 1982, la administración de Ronald Reagan (con la de Ronald McDonald haciendo barra, de seguro) decidió que para hacer recortes en el presupuesto alimentario escolar, iba a considerar el ketchup y los encurtidos como raciones de vegetales.

La comunidad científica pegó alaridos y, cuando terminaron de hacer todas las pruebas, resultó ser que el ketchup no era el diablo con cuernos que todos creían.

Tiene un monto muy respetable de licopeno. Pero, por otra parte, también tiene azúcar (el tercer ingrediente que se lista en la etiqueta es sirope de maíz) y un montón de sodio.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código