De lactancia y proteínas

Los niños alimentados con leche materna, por lo menos hasta los seis meses, tienen menos posibilidades de desarrollar ciertas enfermedades.

Por allí hay una frase que dice: “la leche materna es el mejor alimento para el lactante”. No son palabras dichas al azar, afirmó Jaime Ramírez Mayans, gastroenterólogo pediatra de México, quien participó en el Taller Centroamericano de Nutrición Infantil, en El Salvador.

Es que los niños alimentados con leche materna, por lo menos hasta los seis meses, tienen menos posibilidades de ser obesos y desarrollar enfermedades como hipertensión y colesterol, entre otras, dijo el especialista durante el evento organizado por Pfizer Nutrition.

Y es que la nutrición de los niños en edades tempranas de la vida debe ser siempre una prioridad, recalcó Ramírez Mayans, al exponer sobre el tema “La lactancia y futuro metabólico”.

Esta temática va de la mano con la cantidad de proteínas que debe ingerir el infante, porque la ingesta de estos nutrientes en los primeros meses de vida tiene influencia en la salud a largo plazo en el adulto, apuntó.

Entonces, ¿cuál debe ser la cantidad necesaria de proteínas? Sin rodeo, el especialista responde: “Ni mucho ni poco”.

CANTIDAD

En este sentido, hace referencia a la leche materna y a las fórmulas infantiles. La leche humana contiene niveles bajos de proteínas; aproximadamente 10 a 12 gramos por litro. Y al hacer una comparación con las fórmulas infantiles, estas contienen niveles elevados de proteínas de 14 a 16 gramos por litro.

Resalta que un elevado nivel de proteínas y electrolitos (encargados del equilibrio del agua entre las membranas celulares) puede llevar a un aumento de la CRS (solutos que se desechan a través de la orina), produciendo un estrés a nivel renal en el pequeño.

Es decir, que se recargarán los riñones del lactante inmaduro, los cuales tienen una menor capacidad de concentrar orina y de reabsorber agua.

Por esta razón, la Organización Mundial de la Salud recomienda una ingesta durante los seis primeros meses de vida de 2.2 gramos por peso del paciente administrado por día (g/kg/d); luego al primer año de 1.6 g/kg/d; de uno a tres años de 2.2 g/kg/d; de cuatro a 6 meses de 1.2 g/kg/d; y así irá disminuyendo la cantidad y al llegar a los 19 y 21 meses será de 0.8 g/kg/d.

MÁS DATOS

La idea no es que el niño crezca de manera acelerada, menciona Rafael Quevedo, director de Pfizer, ya que el crecimiento infantil acelerado incrementa la grasa, y no cualquier grasa, sino aquella que va a crecer alrededor de órganos como el hígado, que es la más dañina porque se asocia a los problemas antes mencionados.

Esto resume que la alimentación debe tener menor concentración de proteína, resalta.

Siendo así, lo ideal es seguir la lactancia materna, que contiene precisamente “menos concentración de proteínas”. Los especialistas la recomiendan hasta que el niño tenga su primer año.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

25 Abr 2018

Primer premio

6 8 2 8

DDAC

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

2933

3er premio

5475

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código