ARTISTA

El legado musical de Violeta Green

El 13 enero, a las 8:00 p.m., en el Ateneo Teatro Ciudad del Saber se presentará el Panamá Jazz All Star en un concierto titulado “Tributo a Violeta Green”.

Temas:

El grupo de música Tambo Jazz tiene más de 4 años tocando juntos y trabajan en la fusión del jazz con las raíces panameñas. CORTESÍA\Tarina Rodriguez El grupo de música Tambo Jazz tiene más de 4 años tocando juntos y trabajan en la fusión del jazz con las raíces panameñas. CORTESÍA\Tarina Rodriguez
El grupo de música Tambo Jazz tiene más de 4 años tocando juntos y trabajan en la fusión del jazz con las raíces panameñas. CORTESÍA\Tarina Rodriguez

El docente Gerardo Maloney recuerda que ya durante la década de 1950, la voz de Violeta Green “adquirió fama tanto en la ciudad capital como en la ciudad de Colón, y célebres clubes nocturnos, como el Maxim, El Sombrero y el Tropicana, por ejemplo, fueron proscenios de sus presentaciones junto con reconocidos músicos nacionales”.

“Violeta era un fenómeno en la ciudad capital y en Colón, porque en el resto del país lo dominaba la música típica”, rememora el tecladista Lloyd Gallimore.

En los años 60 fue su encuentro con el género jazz. Por entonces, Green ya era capaz de interpretar con propiedad, en español e inglés, un bolero, un calipso, un blues, una guaracha, una mejorana, una bossa nova y una pieza de jazz.

“Esa era una mezcla muy orgánica en la década de 1960 en Panamá, y esa mezcla la están buscando los músicos más jóvenes hoy, una exploración que yo mismo estoy haciendo desde hace años”, agrega el compositor y profesor Danilo Pérez.

Después, entre 1970 y 1980, recuerda Gallimore, el epicentro de la acción rítmica pasó al hotel Panamá Hilton, “que fue la cuna de los artistas nacionales. También estaba El Rancho Grande, en Río Abajo, que era más informal; así como el hotel Continental, los clubes El Bombón, el Morocco, el W, el Snake Pit, el Wilson de la avenida Nacional y el Royalito, sitios donde se presentaban artistas como Violeta Green y Lord Cobra, y más tarde vinieron los espacios creados por las televisoras Canal 4 y Canal 2 y que eran conducidos por Blanquita Amaro y Silvia de Grasse, que colaboran en dar a conocer a nuestros músicos”.

“Violeta y Bárbara Wilson son dos de nuestras grandes voces”, añade Danilo Pérez sobre Green, quien admiraba profundamente a la intérprete estadounidense Ella Fitzgerald (1917-1996).

“Muchos recuerdan a Violeta por su sencillez, carácter gentil y versatilidad en diversos idiomas musicales. Su vehemencia por el canto y el ritmo son sus cualidades más admiradas, que la llevaron a cantar en otras latitudes, como Estados Unidos, Colombia y países de Centroamérica”, indica Gerardo Maloney.

“En el extranjero tratan de rescatar a los artistas que han dejado una semilla, y en Panamá debemos hacer lo mismo. Hay que rescatar a gente como Green, como Pille Collado y Toby Muñoz, de estos dos últimos ya no se consiguen sus discos ni su música se escucha en la radio”, comenta Gallimore.

HOMENAJE

En el ámbito del Panamá Jazz Festival, el viernes 13 enero, a las 8:00 p.m., en el Ateneo Teatro Ciudad del Saber, se presentará el Panamá Jazz All Star en un concierto titulado “Tributo a Violeta Green”.

En este recital participarán los integrantes del colectivo nacional Tambo Jazz, así como un miembro del Berklee Global Jazz Institute y Terry Lyne Carrington.

“La directiva del Panamá Jazz Festival me asignó armar y dirigir, junto con Roberto Ruiz, este tributo. Tenemos un grupo, Tambo Jazz, con el que estamos tocando desde hace cuatro años, y pensé que era bueno mostrar y trabajar con ellos este evento”, explica el músico Carlos Agrazal.

Tambo Jazz está integrado por educadores de la Fundación Danilo Pérez: Carlos Agrazal (sax alto y director), Roberto Toto Ruiz (trompeta y arreglista), Luz Acosta (voz), Juan Carlos De León (piano), Eric Blanquicet (percusión), Carlos Chale Icaza (batería), y como invitado estará Lee Seung-Ha, un contrabajo de Corea, del Berklee Global Jazz Institute, y que está haciendo una residencia en el istmo.

“Vamos a mostrar lo que Violeta en su tiempo interpretó y hacerlo ahora nosotros como una nueva generación de jazzistas panameños. Será nuestra visión de su música. El repertorio lo buscamos por meses y encontramos los documentales Tabo jazz (1992) y Violeta, la otra diva (2000), ambos del profesor Roberto Maloney, que nos ayudaron mucho”, manifestó Agrazal.

En estos documentales encontró el también profesor caras conocidas que lo ayudarían en su indagación: Reggie Johnson, baterista al que se dedicó el Festival de Percusión, y el profesor Roberto Mariette.

Agrazal conversó con Reggie Johnson para que le hablara de Green y este le compartió que cuando ella cantaba con Víctor Boa había canciones que no podían faltar en ningún concierto, “no importa con qué grupo cantara”.

Ese será el contenido del concierto del viernes 13 de enero, aunque Agrazal hace una advertencia: “no te puedo decir cuáles temas serán porque será una sorpresa”.

Luego Carlos Agrazal llamó al baterista Danny Clovis, quien le indicó que Green era capaz de que “los géneros que cantaba los podía llevar al jazz, que esa era su marca. Así armamos el esqueleto del repertorio. No queríamos hacer una copia. Por eso hicimos arreglos de Toto Ruiz y con la esencia de la época de Violeta. En el concierto la voz de Violeta estará representada por Luz Acosta”.

“Violeta grabó un solo disco comercial. Cuando lo escuchó no le gusto su calidad y no lo sacó a la calle. Después, cuando escuchó las grabaciones que comenzaron a salir de sus colegas, opinó que lo suyo estaba mucho mejor, pero igual nunca lo presentó al público y nadie sabe qué contenía”, asegura Agrazal.

‘TAMBO JAZZ’

Carlos Agrazal explica que el nombre del colectivo Tambo Jazz procede de “un término que indicaba la presencia del tambor panameño dentro del jazz”.

El tambo jazz, como género musical, “reúne la esencia folclórica panameña con el jazz y se hace tanto desde la sonoridad de un congo como a partir de un atravesao, y unos de los exponentes eran músicos como Víctor Boa y Danny Clovis. La de ellos fue una escena muy fuerte y esa fusión no se da en otra parte del mundo”.

Incluir este ritmo dentro del Panamá Jazz Festival “es una invitación para que los músicos toquen jazz con el aporte musical panameño”.

Cuando en 2017 esta agrupación ofreció temas a lo tambo jazz en festivales de jazz en Taiwán y Egipto “a la gente le encantó. Por ejemplo, hicimos un tema cantado por Luz Acosta que comienza con una balada y termina como un tamborito y eso gustó mucho”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código