Alimentación

Los malos hábitos al comer

Saltarse el desayuno, comer a destiempo, abusar del consumo de ciertos grupos alimenticios o prescindir de los nutrientes de otros alimentos son algunos de los errores más comunes que las personas comenten, sin medir el impacto negativo que estas rutinas pueden causar al organismo.

Un cuarto de la población será obesa en 2045

Temas:

Una alimentación inadecuada genera consecuencias inmediatas como deficiencias en el rendimiento y también a largo plazo, como enfermedades crónicas. Fotolia Una alimentación inadecuada genera consecuencias inmediatas como deficiencias en el rendimiento y también a largo plazo, como enfermedades crónicas. Fotolia
Una alimentación inadecuada genera consecuencias inmediatas como deficiencias en el rendimiento y también a largo plazo, como enfermedades crónicas. Fotolia

Hay un refrán que dice: “Somos lo que comemos”. Aunque también importa “cuándo comemos” o “lo que dejamos de comer”, sostiene la doctora mexicana Ana Teresa Abreu, al repasar los hábitos negativos que se cometen a diario y atentan contra el sistema digestivo.

Son costumbres que se adquieren sin estar conscientes del daño que causan al organismo. “Nuestro tuvo digestivo es el que rige en gran parte de nuestro estado de salud, lo que comamos nos da energía, ánimo, afecta nuestro rendimiento, condiciona nuestra personalidad y aprendizaje”, dice esta médico internista, gastroenteróloga y miembro de la Asociación Científica Internacional para Probióticos y Prebióticos.

Comer a destiempo. El primer hábito dañino es dejar de comer por periodos muy prolongados o “saltarte comidas”, sobre todo el desayuno. “Hay otro dicho: desayuna como rey, come como señor y cena como mendigo. Hay que desayunar bien, alimentos con fibra, con proteínas, con carbohidratos; por ejemplo, huevos con pimientos, fruta con cáscara para aprovechar la fibra, una porción de cereal o granola. Eso suplirá tu rendimiento del día”.

También entra no tener un horario más o menos fijo para comer, una situación que de forma sostenida puede redundar en problemas gastrointestinales, además, afecta el rendimiento en cada jornada.

Dietas desbalanceadas. Otro error común es mantener rutinas alimenticias desequilibradas, altas solo en proteínas o en grasas. Su dieta debe tener cereales, frutas, fibras, cárnicos y sus derivados y vegetales. Actualmente están de moda regímenes alimenticios como los vegetarianos, veganos, etc., y tampoco es correcto que se prive de ciertos nutrientes que aportan las carnes y otros alimentos. “La ración de carne no debe ser mayor a la palma de la mano, sin contar los dedos, no más de dos veces por semana. Y acompañarla de verduras cocidas o crudas y un postre, que puede ser una fruta, no tiene que ser algo industrializado. Lo importante es consumir balanceadamente todos los grupos de alimentos para los cuales estamos diseñados como omnívoros”.

Los malos hábitos al comer Expandir Imagen
Los malos hábitos al comer

Meriendas ligeras. Las meriendas pueden aportar negativamente al sistema digestivo si no se manejan adecuadamente. Lo ideal es consumir dos meriendas ligeras entre desayuno y el almuerzo y entre el almuerzo y la cena, dando prioridad a frutas, yogurt o una barra de granola. A la hora de la cena igual es recomendable preparar algo más ligero.

No ser un asiduo de los productos fritos y la llamada comida chatarra o rápida y limitar el consumo de sal son otras recomendaciones de la especialista para alimentarse adecuadamente cada día, en aras de no ser un candidato a desarrollar condiciones crónicas y otras como Parkinson, esquizofrenia, males cardiovasculares, todos asociados con lo que comemos. “Somos lo que comemos. Si comes mal tendrás un mal impacto. Por ello, sentido común al comer: mientras más natural te alimentes evitarás males crónicos”.

El mejor aliado del organismo humano es consumir, cada día, una variedad de frutas y vegetales.  Expandir Imagen
El mejor aliado del organismo humano es consumir, cada día, una variedad de frutas y vegetales.  text> Las carnes rojas pueden consumirse, aunque con la correspondiente moderación. Abajo, derecha. La salud de su cuerpo guarda estrecha relación con lo que usted come. Fotolia

La OMS dice...

La Organización Mundial de la Salud (OMS) sentencia: “Las dietas insalubres y la falta de actividad física están entre los principales factores de riesgo para la salud en todo el mundo. Una dieta saludable ayuda a protegernos de la malnutrición en todas sus formas, así como de las enfermedades no transmisibles como la diabetes, las cardiopatías, los accidentes cerebrovasculares y el cáncer”.

“Los hábitos alimentarios sanos comienzan en los primeros años de vida. La lactancia materna favorece el crecimiento sano y mejora el desarrollo cognitivo. La ingesta calórica debe estar en consonancia con el gasto calórico. Los datos científicos de que se dispone indican que las grasas no deberían superar el 30% de la ingesta calórica total para evitar un aumento de peso. El consumo de azúcar libre debe ser menos del 10% de la ingesta calórica total y mantener el consumo de sal por debajo de 5 gramos diarios ayuda a prevenir la hipertensión y reduce el riesgo de enfermedad cardíaca y de accidente cerebrovascular en la población adulta”, según la información de la OMS.

Un cuarto de la población será obesa en 2045

Si la tendencia actual se confirma, casi un cuarto de la población mundial será obesa en 2045, advirtió un grupo de investigadores que presentó sus conclusiones esta semana en el Congreso Europeo sobre la Obesidad, en Viena, Suiza.

La OMS calcula que alrededor del 13% de los adultos (11% de hombres y 15% de las mujeres) era obeso en 2016. Según las proyecciones realizadas por investigadores daneses y británicos, esta proporción subirá un 22% en 2045 si nada cambia entretanto. “El curso de las cosas pueden invertirse, pero para eso se necesitan políticas voluntaristas y coordinadas”, consideró uno de los autores del trabajo, el doctor Alan Moses. Esta proyección esconde disparidades según el país.

Por ejemplo, si la tendencia actual se mantiene, más de la mitad (55%) de Estados Unidos será obesa en 2045, contra el 39% de 2017, según los autores de esos trabajos, que todavía no fueron publicados en ninguna revista médica. Según ellos, el alza de la obesidad irá acompañado de un aumento de los casos de diabetes tipo 2, que pasará de afectar al 9% de la población mundial en 2017  al 12% en 2045; esto es, una persona de cada ocho.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

BALANCE Herrera: al menos 976 personas han enfermado de gripe este año

El Minsa señaló que la cifra de personas que fallecieron a causa del virus de influenza A(H1N1) subió a 35 en las últimas semanas. 
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Ciudad de gente Trabajar la ciudad: entrevista con un taxista

Hildegardo Morales.
Ana Rentería

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

17 Jul 2019

Primer premio

2 1 4 9

CADA

Serie: 12 Folio: 9

2o premio

6279

3er premio

6451

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código