inteligencia artificial

Cuando las máquinas aprenden

Lo que parecía ciencia ficción, cada vez está más cerca. Aparatos capaces de ver, oír, interactuar, pensar, interpretar, aprender de sus experiencias y anticiparse a las necesidades de los humanos.

Temas:

La inteligencia artificial potencia las capacidades de la ‘big data’ pero requiere un balance entre infraestructura y desarrollo de ‘software’. La inteligencia artificial potencia las capacidades de la ‘big data’ pero requiere un balance entre infraestructura y desarrollo de ‘software’.
La inteligencia artificial potencia las capacidades de la ‘big data’ pero requiere un balance entre infraestructura y desarrollo de ‘software’.

En la película Her (2013), el solitario protagonista, encarnado por Joaquín Phoenix, se enamora de su nuevo sistema operativo, con quien entabla una “relación” poco convencional.

Durante décadas, el cine ha presentado diversos argumentos sobre inteligencia artificial (IA), pero lo que parecía solo ciencia ficción o fantasía, hoy parece estar consolidándose.

La idea de robots, carros, etc. capaces de “aprender” y resolver problemas no es nueva, pero cada vez se ven más aplicaciones en la industria, el entretenimiento, la educación, la medicina, el sector automotor y los negocios.

Citando a International Data Corp., la revista It is Innovation (i3), de la Asociación de Tecnología de Consumo de Estados Unidos (CTA), en su edición de enero-febrero 2017, menciona que se prevé un mercado de 40 mil millones de dólares para la IA en el año 2020.

Ashley Hathaway, desarrolladora sénior de la empresa IBM y especialista en IA, señala que la IA ha existido por unos de 60 años y las computadoras cada vez se han hecho más relevantes y eficientes, pero aún queda un largo camino por recorrer. De visita en Panamá con el Cuerpo de Salud de IBM para un proyecto con instituciones locales, Hathaway considera que la IA permite “trabajar más rápido, comunicar mejor, aprender más y enfocarse en lo que la gente quiere”.

En materia de salud, el potencial para ayudar al mundo, con mejores diagnósticos, tratamientos y para obtener información útil, “hace que valga la pena continuar”.

Más allá de la imagen de máquinas que se rebelan ante los humanos, uno de los temores que persiste es si la IA –conocida también como machine learning o computación cognitiva– es una amenaza para los trabajadores, que podrían ser reemplazados por máquinas.

Esta semana, Bloomberg reportó que el CEO de Microsoft, Satya Nadella, dijo en una entrevista en Múnich que “este año y el próximo serán clave para la democratización de la IA”, y advirtió que “Microsoft Corp. y sus competidoras deberían evitar los sistemas de inteligencia artificial que reemplazan a las personas en lugar de maximizar su tiempo”.

La experta de IBM apunta que al contrario, la IA ayudará a los trabajadores a tener más seguridad, a mejorar y divulgar el conocimiento y le dará más tiempo a la gente para estar en casa con su familia.

Los algoritmos, esa serie de pasos u operaciones que conducen a solucionar un problema (¿recuerda los diagramas de flujo en informática?), son la esencia del aprendizaje de las máquinas.

A diferencia de la programación, en la cual se escriben códigos que representan instrucciones, los dispositivos con capacidad de reconocimiento visual y de voz, e hiperconectados, nutren su “inteligencia” compartiendo experiencias con usuarios y otros aparatos.

Se establecen “redes neurales” artificiales que se comunican con centros de datos y contribuyen a que los dispositivos mejoren sus análisis, puedan dar predicciones y tomar decisiones. Es decir, que imiten el aprendizaje humano.

La revista It is Innovation (i3) menciona que por más de una década se han visto “motores de recomendaciones” como los algoritmos de Netflix y Amazon, que hacen sugerencias basadas en lo que han visto o leído los usuarios, así como sistemas de respuesta activados por voz, como Siri, de Apple, y Echo de Amazon...”. Otros servicios incluyen a Waze y Spotify, que interpretan información de gustos, estilo de vida y preferencias para dar una ayuda personalizada.

Microsoft también tiene su asistente digital, Cortana. Nvidia ha creado Jetson TX1 para dispositivos inteligentes. IBM tiene la supercomputadora Deep Blue y la plataforma Watson que, a través de un servicio en la nube para desarrolladores, permite a empresas incorporar IA en sus aplicaciones.

En octubre de 2016, Samsung Electronics anunció la adquisición de Viv Labs, una startup con una plataforma de IA para crear asistentes digitales.

En el reciente salón de la electrónica de consumo, CES, en Las Vegas (organizado por la CTA), Huawei anunció que su teléfono Mate 9 será el primero con el asistente de voz Alexa, de Amazon.

El potencial de la IA es enorme y muchas compañías apuestan por ella, pero como indica Hathaway, también plantea retos, como lograr un balance entre infraestrutura, software y desarrollar con las capacidades actuales y la “big data”.

“Es un campo muy emocionante y está creciendo muy rápido, pero probablemente no vamos a ser capaces de lograr el nivel de ‘magia’ de la ciencia de ficción durante algún tiempo”.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

15 Ago 2018

Primer premio

2 4 0 9

DCAD

Serie: 5 Folio: 8

2o premio

3610

3er premio

1029

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código