recorrido inclusivo

El Museo del Canal Interoceánico se deja palpar

Temas:

La universitaria ciega Estefanía Cubillos toca una vasija prehispánica dispuesta para ese fin en una de las colecciones exhibidas en la sala permanente del Museo del Canal Interoceánico. La universitaria ciega Estefanía Cubillos toca una vasija prehispánica dispuesta para ese fin en una de las colecciones exhibidas en la sala permanente del Museo del Canal Interoceánico.
La universitaria ciega Estefanía Cubillos toca una vasija prehispánica dispuesta para ese fin en una de las colecciones exhibidas en la sala permanente del Museo del Canal Interoceánico. Ricardo Iturriaga-LP

La advertencia que a menudo ronda los museos en su interior, esa de “no toque” como una sentencia absoluta, queda en desuso cuando tres mujeres guiadas por sus bastones blancos entran al recinto francés para palpar por primera vez la historia del Canal de Panamá.

Eva Hernández, Marissa Martínez y Estefanía Cubillos carecen del sentido de la visión y han entrado al Museo del Canal Interoceánico, donde son recibidas por tres guías del edificio para ser parte del recorrido inclusivo que funciona bajo el lema “Un museo para todos”.

Una cálida recepción se da entre las visitantes y las funcionarias del museo. La experiencia sucede poco, a pesar de que el programa ha sido instaurando desde 2011 en esta institución.

Marissa Martínez, percibe la inscripción de una de las contrahuellas de la escalera, con el nombre de los donantes del museo. Expandir Imagen
Marissa Martínez, percibe la inscripción de una de las contrahuellas de la escalera, con el nombre de los donantes del museo. Ricardo Iturriaga-LP

Seguido se dicta la primera instrucción, la de colocarse guantes, puesto que la mitad de las piezas que tocarán durante el recorrido son originales. Las sales del cuerpo, el sudor de las manos, suelen dañar los materiales, de allí que esta es una precaución para no afectar el patrimonio histórico.

Luego de calzarse los guantes de color celeste a la medida, la primera pieza y la más imponente se ofrece al tacto: la resplandeciente lámpara de un faro de metro y medio que funcionó en isla Grande para guiar la navegación nocturna.

La líder de las guías, Marggie Muñoz, aparta las cintas que repelen a otros visitantes de acercarse a la magna estructura. Solo al tacto se puede comprender que el ornamento no es un cristal compacto, sino que está compuesto por láminas de espeso vidrio diseñado en cascadas oblicuas y circulares.

El tour didáctico continúa con el ascenso por una empinada escalera de madera, allí se palpan los escalones y también las barandas con una decoración en hierro al estilo neoclásico.

Cubillos intenta abrazar el balde empleado durante la construcción para transportar excesos de materiales que resultaron de excavaciones para las esclusas del Canal de Panamá. Expandir Imagen
Cubillos intenta abrazar el balde empleado durante la construcción para transportar excesos de materiales que resultaron de excavaciones para las esclusas del Canal de Panamá. Ricardo Iturriaga-LP

Cuando se sube la cuesta, cada guía lleva del brazo a las visitantes, para asegurar la travesía sin accidentes. Se entra a la sala permanente con una proyección de la que se puede aprovechar el audio, acerca de la conformación del istmo y que resalta como una de las más significativas del planeta en el contexto evolutivo.

“Queremos facilitar el conocimiento, y la manera más adecuada es dejando que las personas con discapacidad visual puedan sentir con sus manos lo que le estamos explicando”, señala Muñoz, quien funge como coordinadora del gabinete pedagógico del museo, y que a cada paso va anunciando con espíritu docente y voz tenue, las diferentes exposiciones de la ruta interoceánica y la construcción del Canal.

En la primera mesa demostrativa hay elementos del periodo prehispánico con descripción en braille, entre ellos una vasija y una efigie tallada con la forma del mamífero coati (nasua), especie de gato solo. Es la única exposición apta para tocar sin guantes para facilitar la lectura táctil del braille.

Eva Hernández, palpa una benditera de material rocoso. Expandir Imagen
Eva Hernández, palpa una benditera de material rocoso. Ricardo Iturriaga-LP

Cubillos, la más joven del grupo y estudiante de periodismo, se anticipa a leer en voz alta mientras percibe la escritura de puntitos con la yema de sus dedos en la ficha informativa. Las guías siguen la traducción exacta que se ofrece en una ficha en español en la vitrina también para los videntes. Le aplauden y vitorean: “¡Ganaste un cinco!”.

“Muchas veces había evitado ir al museo, pensando que podía aburrirme por que todas las exposiciones suelen ser visuales” compara la chica del poco atractivo que le generaba visitar un museo.

A sus 25 años, la experiencia le era nueva, perdió la visión casi al salir del útero. Fue una bebé prematura, cuando la trasladaron de la sala de partos a la incubadora olvidaron ponerle protección a sus ojos. La radiación prolongada de luz y el exceso de oxígeno quemaron sus retinas.

Marissa Martínez mide los extremo de un vagón del ferrocarril. Expandir Imagen
Marissa Martínez mide los extremo de un vagón del ferrocarril. Ricardo Iturriaga-LP

En cambio, Hernández, de 27 años, la visita al museo la hacía por primera vez sin disponer de su visión. Hace cuatro años que una enfermedad afectó su cerebro y ello nubló sus ojos. Acudía con la comitiva al museo como parte de su entrenamiento para lograr la vida independiente.

Martínez, en cambio, todavía tiene un pequeña reserva del sentido. “Puedo ver sombras y movimientos”, pero venir al museo le ha motivado a hacer una invitación a conocidas con su misma condición, puesto que es coordinadora de Instituto de Liderazgo para Mujeres con Discapacidad o Wild por sus siglas en inglés, Women's Institute on Leadership and Disability.

El tour avanzó mostrando las estructuras que componían el armazón del ferrocarril, pernos, clavos y un barril fueron tocados por el grupo explorador, otras placas de locomotoras así como gráficos de relieve.

Lámpara de faro ubicado en la entrada del museo. Expandir Imagen
Lámpara de faro ubicado en la entrada del museo. LP/Ricardo Iturriaga

En hora y media el tiempo se escabulló. Tan rápido que casi marcaba la hora para el cierre del museo, por lo que la expedición se apresuró y se limitó a una parte de la muestra.

“Estos recorridos toman de una a dos horas, dependiendo del rango de edades en los grupos, pues también se atienden niños con discapacidad”, explica Muñoz.

Los topes en los grupos se limitan a 20 personas, pero no se cobra si la visita es previamente coordinada o generada por invitación, es un beneficio que se costea a través de las donaciones de los Amigos del Museo.

Diany González, una de las guías del museo, tam- bién conocedora del lenguaje de señas, se encarga de atender a personas sordas.

Al final del recorrido, una mesa con 14 elementos aguardaba para saciar la curiosidad. Réplicas de madera, metal, plásticas, que correspondían a balas de cañón que podían cargarse entre dos, grilletes usados para los esclavos, teléfonos de una vía.

Las visitantes se despidieron satisfechas, prometiendo una segunda vuelta hasta explorar por completo el museo.

Inventario del departamento del registro y conservación escogidos para la muestra a las visitantes. Expandir Imagen
Inventario del departamento del registro y conservación escogidos para la muestra a las visitantes. Ricardo Iturriaga-LP

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Es seleccionado por el Chicago Fire El panameño Cristian Martínez seguirá en la MLS

Cristian Martínez (Cen.) fue titular en 11 partidos la pasada temporada con el Columbus.
AP/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

12 Dic 2018

Primer premio

6 1 5 2

DCCA

Serie: 16 Folio: 8

2o premio

1812

3er premio

7402

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código