Un musical de valía

Son óptimos los resultados estéticos que ofrece el musical ´Aida´, que se presenta en el Teatro Nacional.
DATO. ‘Aida’ obtuvo cuatro premios Tony (el Oscar del sector teatral de Estados Unidos). CORTESÍA/Agustín Goncalves DATO. ‘Aida’ obtuvo cuatro premios Tony (el Oscar del sector teatral de Estados Unidos). CORTESÍA/Agustín Goncalves
DATO. ‘Aida’ obtuvo cuatro premios Tony (el Oscar del sector teatral de Estados Unidos). CORTESÍA/Agustín Goncalves

Quedé tan satisfecho del resultado estético de Aida, pieza que se presenta en el Teatro Nacional hasta mañana sábado 20 de julio.

Fue un trabajo limpio el que ofreció el director Aarón Zebede: buenas actuaciones, grandes voces, escenografía funcional que recrea una época con pocos elementos, óptimos números de danza, un tono que casi nunca decae, una orquesta en directo que no le robó espectacularidad a los intérpretes y una propuesta de iluminación envolvente.

Aida es la clase de obra disfrutable y solvente, con más de una secuencia irresistible, y con una sostenida intensidad dramática que siempre va en crescendo.

De seguir brindando puestas en escena vivas y no llenas de artificios como ofrecen ciertos realizadores en este istmo , Zebede se perfila como el continuador de los dos más grandes directores de musicales que ha tenido este país: Bruce Quin y Edwin Cedeño.

Contadas veces siento una honda emoción luego de ver un musical en Panamá, pues muchas veces salgo decepcionado de aquellos directores que piensan que todo se resuelve con hermosos vestuarios, lindas caras y una escenografía lujosa.

Las voces, entre enérgicas y cálidas, así como la enorme proyección en escena de Leonte Bordanea, Janelle Davidson y Cristina De La Fuente, es para quitarse el sombrero en esta Aida tan recomendable.

Se pueden evidenciar algunas dificultades que se dieron durante la función a la que asistí. Por ejemplo, algunos problemas técnicos de sonido o que hubo mejores cuadros escénicos que otros, pero nada le resta valor al conjunto de este montaje.

Aida no ofrece un discurso dramático tan sostenible como se quisiera, al fin y al cabo es una versión ligera de la pieza de Verdi, pero también es justo admitir que las líneas narrativas que su trama desarrolla tampoco son poca cosa: familia, amor, esclavitud, guerra, libertad, apego a los orígenes y, en especial, la rebelión contra los estamentos de opresión establecidos.

Ya sea en el antiguo Egipto o en tiempos de esta moderna sociedad global, el carácter natural del ser humano que nos muestra Aida es prácticamente el mismo; es decir, la realidad y el comportamiento del hombre es bastante similar porque somos hijos del odio, los prejuicios, la pasión, el cariño y la ambición.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código