El pasado entre raíces

Un especie arbórea que data de más de 50 años se ha enraizado en una zona aborigen impidiendo a los arqueólogos desenterrar las pistas del prehispánico.
La especie de caucho es admirada por miles de citadinos que transitan por el área. Durante el mediodía algunos transeúntes toman un descanso bajo la sombra de sus frondosas ramas, ajenos a lo que esconden sus raíces. LA PRENSA/Ana Rentería. La especie de caucho es admirada por miles de citadinos que transitan por el área. Durante el mediodía algunos transeúntes toman un descanso bajo la sombra de sus frondosas ramas, ajenos a lo que esconden sus raíces. LA PRENSA/Ana Rentería.
La especie de caucho es admirada por miles de citadinos que transitan por el área. Durante el mediodía algunos transeúntes toman un descanso bajo la sombra de sus frondosas ramas, ajenos a lo que esconden sus raíces. LA PRENSA/Ana Rentería.

Un inmenso árbol es parte del pulmón que oxigena el sector de Panamá Viejo. Muy cercano a la estatua Morelos y del Centro de Visitantes de Panamá Viejo, la especie identificada como caucho es casi un emblema de la comunidad, pues muchos peatones suelen acampar bajo su sombra cuando el sol arrecia, y un grupito de chiquillos descansa allí por las tardes luego de un agotador partido de fútbol.

Pero lo que para unos es un beneficio para los especialistas en arqueología del Patronato Panamá Viejo es un obstáculo en las labores de investigación, puesto que las extensivas raíces del árbol son las que han impedido terminar de reconstruir la aldea prehispánica; es decir, aquella que existía en estos linderos siglos antes de que los españoles pusiesen los pies sobre el país.

“Ese árbol gigante está enraizado en uno de los sitios funerarios prehispánicos más densos que la aldea”, declaró la directora del proyecto arqueológico Panamá Viejo Mirta Linero Baroni, mientras disertaba en octubre pasado acerca de los 15 años de investigación en el Conjunto Monumental Histórico Panamá Viejo, sitio declarado Patrimonio de la Humanidad en 2003 por la Unesco.

Reveló que el árbol ha sido causa de “discusiones” en el intento de tomar una decisión sobre su futuro. “Sin embargo, el árbol de caucho está allí. No se eliminó”, sentenció en referencia a los múltiples cambios que sufrió la vía Cincuentenario con su remodelación para que su continuo uso no afectara las ruinas pertenecientes a la primera urbe española asentada en el litoral Pacífico.

¿Cuándo apareció el árbol? Según el historiador Néstor Sánchez, el árbol pudo crecer al pavimentarse la original vía Cincuentenario en 1953. Linero Baroni sitúa su adultez hacia 1955, dado que el arbusto se adaptó a las particularidades de la vía.

Sin embargo, fue entre 2004 y 2006 que el árbol cobró notoriedad entre los expertos cuando un área cercana fue excavada y se extrajeron piezas como entierros (osamentas), urnas funerarias, vasijas y contenedores que antecedieron a los años de 1500.

“Se hallaron restos de la vivienda, principalmente huellas de postes, secuencias de pavimentos de tierra y ajuar cerámico”, describe Linero Baroni de los elementos que ahora forman parte del museo del sitio, en un video que replantea también la casa precolonial.

Se estima que los indígenas cuevas residían en esta zona, puesto que abarcaban territorios desde Darién hasta Chame, indica Sánchez. “Las hipótesis de los investigadores señalan que los indígenas se extinguieron hacia el segundo tercio del siglo XVI debido a las crueldades de la conquista española, mientras que otros pudieron haber migrado hacia varios puntos del país”, explica.

En tanto, Linero Baroni aduce que las piezas o restos arqueológicos prehispánicos podrían encontrarse específicamente sobre las raíces del caucho que van “en dirección a la playa”.

La naturaleza no ha sido la única en situarse en medio del proceso de desvelar el pasado, también el levantamiento tanto de la antigua como nueva vía Cincuentenario ha entorpecido el trabajo de los investigadores. “La mayor parte del área fue dañada por los procesos constructivos de las dos vías de tránsito y el crecimiento de la barriada; sin embargo, suponemos que aún queda buena parte de los entierros en los alrededores”, afirma Linero Baroni.

Aunque no se tiene prevista una próxima excavación en el área, funcionarios del Municipio de Panamá adelantaron que avanzan en la evaluación de los árboles en la ciudad para determinar si sus troncos se encuentran en condiciones sanas.

Mientras, el cementerio prehispánico de quienes fueron los primeros pobladores panameños sigue bajo las raíces del caucho, ante el bullicio del constante paso de autos, las risas de los jugadores y las charlas de quienes avistan la bahía.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

La procuradora general de la Nación de Panamá, Kenia Porcell, viajó a España, donde sostuvo reuniones de alto nivel en la sede de la Fiscalía General de ese país.
Cortesía/Gabinete de comunicación de la Fiscalía General de España

CASO ODEBRECHT Porcell se reúne con fiscal que coordina rogatorias en España

AEROPUERTO Despega operación de Taeca

Se trata del primer vuelo comercial  e internacional que se realiza desde la terminal aérea colonense.
LA PRENSA/Roberto Cisneros

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código