El plan de Diana

El objetivo del Festival Internacional de Cine de Panamá es ofrecer producciones variadas, tanto de Iberoamérica como del resto del mundo.

/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203ECVckC.jpg /deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203ECVckC.jpg
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203ECVckC.jpg

Si eres un cinéfilo consumado, de esos que haces maratones cinematográficas en tu casa, en una sala de proyección o donde sea, entonces vas envidiar, y mucho, el trabajo que tiene la canadiense Diana Sánchez.

Esta hija de madre colombiana y padre español es la programadora del Festival de Cine de Toronto (Canadá), y es consultora de los festivales de Rotterdam (Países Bajos), Miami (Estados Unidos) y Japón.

Es decir, Diana va a los festivales de cine de Cannes, Venecia y Berlín como quien va a un centro comercial, ejemplo Multiplaza.

También se da su vuelta con frecuencia a Río de Janeiro (Brasil), Buenos Aires (Argentina) y Madrid (España).

¿Su misión de tanto viaje? Descubrir qué películas, principalmente iberoamericanas, se pueden proyectar en Toronto y Rotterdam.

Diana hizo una visita relámpago al istmo, la primera en su vida, para conocer el país, y lo visto le encantó.

Ella tiene la responsabilidad de seleccionar qué títulos veremos en la primera versión del Festival de Cine de Panamá, evento a realizarse del 26 de abril al 2 de mayo de 2012.

Está convencida de que este evento, el primero que organiza por completo en un país latinoamericano (aunque ha colaborado con el Festival de Guadalajara), será todo un éxito.

Entre otras razones, piensa, por la ubicación del istmo, el hecho que es un conocido centro de conexiones a nivel de vuelos aéreos, más su variada oferta de estilo de vida (hoteles, restaurantes, discotecas) y el atractivo de sus escenarios (playas, selvas, el Canal, etc.).

“Panamá es un lugar exótico para muchos. Quien no lo conoce desea venir a visitarlo. He escuchado a cineastas y productores hablar de que les atrae la idea de venir a participar del festival”, dice sentada en la habitación de su hotel mientras se alistaba para conocer de cerca los avances del BioMuseo diseñado por el arquitecto Frank Gehry y luego ir a una librería a buscar una obra de un autor mexicano que le interesa leer.

PARA CADA GUSTO

El plan de Diana es proyectar 50 películas procedentes de las cuatro esquinas del planeta, aunque su objetivo es que unas 35 de esas cintas sean de Iberoamérica, y que hayan sido estrenadas entre 2010 y 2011.

Lo ideal para ella es que varias de esas 50 películas hagan su estreno regional en Panamá y que algunas sean óperas primas (así denominan la primera y segunda película de un director).

La meta a mediano plazo de Diana es que nuestro festival nacional sea el principal referente del cine hablado en castellano.

El desglose, por ahora, de la programación sería el siguiente.

Su deseo es incluir unos siete títulos comerciales, más dos o tres de tipo experimental y vanguardista y un trío de cintas de corte por entero familiares.

También quiere dedicarle una retrospectiva a un cineasta o a un intérprete iberoamericano. A eso sumar que habrá un ciclo de cine panameño y otro dedicado a una actividad deportiva que haya estado vinculada con el séptimo arte.

Su finalidad es que todos los espectadores se sientan tomados en cuenta, desde el conocedor como el que no va seguido a las salas, incluso que hasta los invitados de afuera tengan deseos de ver las películas.

Ah, lea bien, otra ambición es intentar que cada una de las 50 producciones sea representada por algún miembro de su equipo artístico, ya sea su director, sus actores, sus productores o su guionista.

El visor de Diana también está enfocado a que estas personalidades brinden clases, para así incentivar la caza de nuevos talentos del lente istmeño. Promete que en enero de 2012 podrá decir con seguridad algunos de los títulos a presentarse y a medida que llegue abril ofrecerá la programación completa. A esperar.

Hoja de vida fílmica

El primer recuerdo cinematográfico de Diana Sánchez fue ver de niña la película Star Wars. Le llamó la atención el cine iberoamericano cuando de muchacha descubrió los títulos del director español Luis Buñuel. Su romance y su deseo de promover el séptimo arte latinoamericano se inició cuando vio la colombiana Confesión con Laura (1991). En 1997, ingresó a las filas del Festival de Cine de Toronto (Canadá) como una voluntaria entusiasta, y ya para el 2001 era la programadora de la oferta fílmica del evento anual.

Opina que cada festival desea un tipo especial de películas. Sabe que al festival de Rotterdam le gusta más el cine de nuevas tendencias que al de Miami y que para Toronto deben ser títulos que vayan desde cintas comerciales hasta de vanguardia. Ve más de 250 películas por año, solo por trabajo, sin contar las que disfruta como una simple espectadora. Luego vienen las negociaciones con los distribuidores de las cintas.

Al final, indica, no solo trabaja para los festivales, sino también para las propias películas, para que puedan ser vistas por la mayor cantidad de personas. Uno de sus orgullos más recientes fue la argentina El secreto de sus ojos (2009). Estando Diana en Madrid la llama a su celular el director de esta producción, Juan José Campanella, y le comentó que tenía un nuevo título al que le tenía mucha fe.

Diana observó una versión no acabada de la cinta. Su olfato le dijo que allí había una obra de arte y confió en su instinto. Por eso, sin estar terminada, le prometió a Campanella que la mostraría en el Festival de Cine de Toronto. Así comenzó el viaje de El Secreto de los Ojos, que luego ganaría un Oscar y dos Goya.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

INVESTIGACIONES El magnate fundador de Apotex y su esposa murieron estrangulados

Aparentemente no hay señales de que las muertes hayan sido premeditadas o de que los Sherman sufrieran de depresión.
AFP

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código