El poder de la resiliencia

Un estudio señala que aquellas personas que atraviesan por adversidades y situaciones difíciles se sienten más satisfechas con sus vidas.

Para algunos, los momentos difíciles no son más que nubes turbias que empañan el panorama. Sin embargo, para otros, atravesar por adversidades es un desafío y una oportunidad para valorar la vida y sonreírle.

Lo anterior es abordado en una investigación realizada por científicos de la Unidad de Psicología Básica de la Universidad Autónoma de Barcelona, España, que encontró que los individuos con más habilidades para vencer los problemas son los que se sienten más satisfechos con su vida.

El estudio “Estrategias de afrontamiento resilientes y regulación emocional: predictores de satisfacción con la vida”, publicado en la revista Behavioral Psychology, se centra en que las personas reaccionan diferentes al momento de atravesar por un momento difícil, como lo es el fallecimiento de un familiar.

Mientras que unos llevan el sufrimiento a lo largo de su vida, se encontró que la mayoría se levanta y aprende a lidiar poco a poco con la pérdida, pero que hay otro grupo que, al atravesar por una situación emocional difícil, se hacen más fuertes, valoran más la vida y se sienten más satisfechos con ella. Estos últimos reciben el calificativo de resilientes.

ADAPTACIÓN Y CAMBIO

La vida está llena de un sin número de situaciones inesperadas que pueden someter al ser humano a un máximo de demandas psicológicas, entre ellas afrontar accidentes, enfermedades, muertes, desempleo, separaciones, disputas familiares y pérdidas de toda índole, advierte la psicóloga Hildegarde Kochman, del Instituto de Terapia Familiar y de Pareja.

“Las personas resilientes son aquellas que, a consecuencia de haber vivido momentos difíciles, logran dejar atrás los trastornos causados por dicha prueba y salir fortalecidos, dispuestos a continuar la vida con buena disposición. Son las situaciones las que obligan a las personas a recurrir y a apoyarse en sus mejores recursos internos para la sobrevivencia y el afrontamiento que les da la posibilidad de crecimiento y aumento de autoestima”.

El crecimiento se refiere a aumentar recursos emocionales; por ejemplo, perseverancia, optimismo, amor por la vida y los seres queridos, resolución y aceptación. “Esto es resiliencia”, dice Kochman.

En estudios sobre familias, más que individuos resilientes, “tenemos personas cuyas relaciones humanas y familiares resilientes son la base de impulsar a los individuos en momentos críticos y demandantes. Es la familia o las personas cercanas al individuo lo que aparenta hacer la diferencia en el desenlace de cómo empezarán a sanarse”.

Para el psicólogo clínico Carlos Leiro, del Instituto de Ciencias de la Pareja, uno de los descubrimientos más sorprendentes en el área de la resiliencia es el hecho probado de que un gran porcentaje de personas que sufren accidentes traumáticos, producto de los cuales quedan hemipléjicos o parapléjicos, reportan estar satisfechos con su vida dos años después del accidente.

“La resiliencia es una combinación de factores actitudinales y neurológicos. Las personas resilientes ´ven´ el mundo con otros ojos, tienden a poner más atención a las cosas positivas que están ocurriendo, y piensan que las cosas negativas van a pasar pronto. Es algo así como tener ´lo positivo´ de forma ´permanente´, mientras que ´lo negativo´ es de manera ´transitoria”.

En el ámbito neurológico, la resiliencia también se puede medir, añade Leiro. Las personas más resilientes tienden a poseer circuitos neuronales que se “serenan” a sí mismos más rápido que en el resto de las personas. “Por eso se olvidan más rápido de las cosas negativas. Neurológicamente sus amígdalas (centros en el medio de los hemisferios cerebrales que se encargan del miedo y la rabia) son más tranquilas en las personas resilientes”.

Según Leiro, autor del libro Reaccionar o responder, se puede aprender a ser más resilientes “autoentrenándonos y tranquilizándonos a través de la oración y meditación”. “Finalmente, las personas sabias son más resilientes, y las más resilientes tienden con el tiempo a hacerse más sabias, porque responden y no reaccionan al ambiente”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Consumo de producción agrícola ¿Qué provincia es el reino del aguacate?

En Panamá, 92 productores cultivan 363 hectáreas de aguacate de las variedades ‘simmonds’, choquete, ‘booth’ y criollo.
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

15 Nov 2017

Primer premio

4 7 2 9

BABB

Serie: 20 Folio: 11

2o premio

5026

3er premio

9314

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código