reintroducción

Los primates y su camino para el regreso a casa

La rehabilitación y liberación de monos es un proceso complicado. Puede dar buenos resultados si son hechos con los parámetros científicos adecuados. La meta es darles una nueva oportunidad.

Temas:

Cada especie de primate tiene sus limitaciones y retos al momento de ser rehabilitado para su futura liberación. Cada especie de primate tiene sus limitaciones y retos al momento de ser rehabilitado para su futura liberación.
Cada especie de primate tiene sus limitaciones y retos al momento de ser rehabilitado para su futura liberación. Cortesía - FCPP

Los daños de apartar a un animal de su hábitat natural son muchos. Algunos visibles, en el caso de que exista maltrato físico, pero quizás los más importantes son aquellos que no se logran ver. En el caso de los primates, se puede traducir en una pérdida de su capacidad de sobrevivencia por sí solos en su hábitat.

“Un primate no humano del neotrópico (América Central y Sur América juntos) es un animal adaptado a vivir en los árboles, que amplía sus destrezas con el uso de su cola, su equilibrio espacial para calcular saltos a alturas de más de 20 metros. Deben lograr pasar con tranquilidad entre árboles, y con su vista, olfato y tacto, saber buscar su alimento”, anota Pedro G. Méndez-Carvajal, investigador principal y fundador de la Fundación Pro-Conservación de los Primates Panameños (FCPP).

“Para esto deben viajar largas distancias, pelear por su árbol cuando existe escasez y hay más grupos, entre otras cosas. Esto es realmente exigente para un animal. Y todas estas destrezas las va perdiendo poco a poco al ser encerrado”, explica, y agrega que “aunado a esto el animal es obligado a ser terrestre, a no usar su cola y a comer una dieta que no es la propia de su naturaleza. Esto conlleva a la pérdida de destrezas antes mencionadas, y cosas que tardan años en restablecerse en su cerebro”.

Desde 2012, la FCPP trabaja, entre otras, para brindar asesoría a organizaciones que se dedican a este trabajo de rescate y liberación, como es el caso de Summit, y la Asociación Panameña para la Conservación.

Méndez-Carvajal explica que en el caso de la reintroducción es un proceso complicado, ya que “el individuo debe estar lo suficientemente preparado para sobrevivir a la forma de actuar natural del resto de sus vecinos”.

Cada especie de primate tiene sus limitaciones y retos al momento de ser rehabilitado para su futura liberación. Cortesía - Expandir Imagen
Cada especie de primate tiene sus limitaciones y retos al momento de ser rehabilitado para su futura liberación. Cortesía - FCPP

Procesos

Para ayudar a un primate arborícola en su rehabilitación, es necesario los conocimientos de su historia natural, su biología y su comportamiento, así como la disposición de tiempo, infraestructura y disciplina. “Para esto existe conocimiento generado por biólogos, observaciones científicas que pueden darnos luces de patrones naturales que los animales realizan y en base a esta información (dieta, traslado, actividad circadiana, entre otros) poder buscar la manera de entrenar al animal para lograr su rehabilitación antes de soltarlo al bosque”, explica Méndez-Carvajal.

Un ejemplo de estos entrenamientos, que depende de cada especie, es colocar comida del medio natural donde será liberado para que el animal vaya reconociendo cómo buscar su alimento por sí mismo y colocarlo en un sitio en vigilancia que ya tenga monos nativos allí, de manera que el animal aprenda con la imitación.

Entre las dificultades de la rehabilitación está enseñarle a usar su cola, a interactuar con otros monos de su especie, a saber cómo buscar su comida y a ayudarle a olvidar al ser humano. “Sí, porque mientras mantenga lazos con el ser humano, el animal se hará habituado al hombre, y al no tenerle miedo, buscará ser alimentado, o bien buscará comida a las malas, se convierte en un problema. Este es uno de los mayores retos al liberar a un primate que ha sido rehabilitado, siempre está la posibilidad de que regrese a buscar comida en alguna casa y, a su vez, la posibilidad de que sea recapturado por otras personas, lastimado y/o vuelva al encierro”, agrega Méndez-Carvajal.

Durante el periodo de liberación y adaptación, los encargados del área donde está el animal deben seguir recomendación para la rehabilitación exitosa de la especie.

En el caso, por ejemplo, de la familia De Obaldía, que brindó un terreno en la isla San Pedro, ubicada en la provincia de Chiriquí, para la liberación de monos, sigue pasos como no acariciar al animal, para no mantener el vínculo con el ser humano, no llevarle comida que no sea la que deben encontrar ellos mismos.

Los primates y su camino para el regreso a casa Expandir Imagen
Los primates y su camino para el regreso a casa

“Nos interesó el trabajo que realiza la FCPP, quienes nos preguntaron si podían llevar animales rescatados a nuestra propiedad, y accedimos. Queremos ayudar al ecosistema salvaguardando la flora y fauna del área”, comenta Ana De Obaldía, quien explica que en su área los turistas pueden hacer pequeños recorridos, siempre y cuando respeten las reglas antes mencionadas.

Entre otras medidas, para seguir el comportamiento del animal, está monitorearlos con cámara trampa para no estar cerca de ellos. Utilizar marcas naturales o causadas por su encierro para poder saber cuáles son y confirmar que están vivos.

Otro destino

Pero no todos los monos pueden ser regresados a su hábitat natural, normalmente debido a alguna deficiencia física o trauma motor, que le impide ser competitivo en el bosque. “En estos casos son llevados a zoológicos para servir a modo de especie modelo”.

“Educar e ilustrar a las personas sobre la fauna del país es uno de los primordiales objetivos de un zoológico. Estos animales cumplirán una función perpetua de ser observados por los visitantes, para que algún día valoremos esa especie y aprendamos cómo cuidarles su casa (el bosque), para que otro mono no quede pagando esta condena. Sin embargo, esto es lo último que quisiéramos para los animales”, dice Méndez-Carvajal.

Aporte

“Nunca tome a un animal silvestre como mascota, ya que al sustraerle del bosque le quitamos más probabilidad de tenerlo presente en el futuro. Si realmente queremos ayudar a los monos, debemos conservar sus bosques y sembrar árboles nativos. Debemos evitar molestar a un mono cuando lo veas pasar libre, nunca ofrecerles comida”, recomienda.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

14 Nov 2019

Primer premio

5 3 0 8

ACAC

Serie: 6 Folio: 2

2o premio

8815

3er premio

6792

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código