Las primeras residencias

Más de un poblador de la nueva ciudad de Panamá vivió en casas de madera de dos pisos.

Temas:

Detalles del plano de la ciudad a cargo de Fernando Saavedra, de 1688, con el modelo de vivienda tradicional. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo Detalles del plano de la ciudad a cargo de Fernando Saavedra, de 1688, con el modelo de vivienda tradicional. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo

Detalles del plano de la ciudad a cargo de Fernando Saavedra, de 1688, con el modelo de vivienda tradicional. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo

Cuatro casas típicas de la élite en 1748. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo Cuatro casas típicas de la élite en 1748. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo

Cuatro casas típicas de la élite en 1748. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo

Elevación de la casa típica basada en isometría. Esta es de 1748. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo Elevación de la casa típica basada en isometría. Esta es de 1748. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo

Elevación de la casa típica basada en isometría. Esta es de 1748. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo

La casa Arillaga La casa Arillaga

La casa Arillaga Foto por: Arechua en ruinas. Hecha con un balcón corrido. Tomado del libro ‘La ciudad imaginada’ de Alfredo Castillero Calvo

La Casa Góngora. La Casa Góngora.

La Casa Góngora. Foto por: Jihan Rodríguez

La vivienda en el Casco Antiguo de la ciudad de Panamá, fundada en 1673 tras los ataques del pirata Henry Morgan, tiene varias etapas.

Hay que recordar que aquel espacio donde hoy está el corregimiento de San Felipe estaba amurallado y no tenía opción para crecer hacia arriba. Por ello, había que aprovechar el espacio de la mejor forma posible.

Hay algunas residencias de aquella época que, gracias a las restauraciones, mantienen su fachada original, como es el caso de la Casa Góngora.

La Góngora guarda algunas de sus características originales, como el arquetipo, que consistía en un frente de tres lumbres y dos altos. Algunas viviendas tenían entre tres y cinco lumbres, pero con un frente más amplio.

COLONIAL

El proceso de evolución de la arquitectura doméstica del Casco Antiguo da inicio con la casa colonial, que era mayormente adosada, de altos y con patio.

Estos inmuebles se parecían de manera superficial a los de otros puertos de la región como La Habana (Cuba), San Juan (Puerto Rico) y Cartagena (Colombia).

Entre las particularidades de estas casas estaban sus materiales de construcción, pues estaban hechas con madera o construcción mixta. En este último caso, las plantas bajas eran de calicanto y los altos de madera.

Una de sus características físicas era que el frente daba a la calle principal. En la parte de atrás quedaba un pozo o aljibe, o ambos. Los cuartos de la servidumbre estaban separados para no tener que cruzarse con los patrones una vez terminaran sus quehaceres.

Otra seña de identidad era que en la parte de abajo se utilizaban los espacios para tiendas, talleres y almacenes. Los dueños residían en lo alto de la residencia. Esta costumbre continuó hasta el siglo XIX.

LA EVOLUCIÓN

La arquitectura doméstica dio un giro durante la segunda mitad del siglo XIX, con la construcción del ferrocarril transístmico y los inicios de las obras del Canal de Panamá.

Por ambos motivos, la población aumentó considerablemente y la ciudad se expandió, los espacios interiores de las casas se achicaron y los patios se redujeron.

Algunos solares amplios también se subdividieron, con lo cual surgieron parcelas de frente más angosto, aunque con la profundidad original.

Se reutilizaron paredes coloniales de calicanto, pertenecientes a las casas que habían estado en ruinas durante décadas.

Pero la modernización tuvo efectos negativos, sobre todo en la forma de la construcción. La arquitectura colonial era artesanal, aunque en la segunda mitad del siglo XIX dejó de serlo.

Era común importar materiales de producción industrial: madera en tablas, tejas y baldosas, hierro acanalado, vidrio, elementos decorativos para puertas, balcones y escaleras.

En algunos libros se habla de que en 1850 llegaron “cargamentos de madera aserrada en máquina”. En 1854 se hablaba de ladrillos, pizarras y hasta cal provenientes de Inglaterra. Para 1866 se vendían “barandales, barandas, balcones y rejas de ventanas” procedentes de Nueva York y Filadelfia.

También se introdujo el concreto armado, que en un inicio solo se usaba para construir los pisos de los balcones.

Después de un incendio ocurrido en 1894, la casa de madera fue relegada, mientras que la arquitectura residencial de categoría se hacía preferentemente con paredes exteriores de calicanto y balcones de concreto. El calicanto mantuvo su vigencia hasta el siglo XX.

Fuentes:

‘La ciudad imaginada’, de Alfredo Castillero Calvo.El Casco Antiguo de Panamá, de Eduardo Tejeira Davis.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

CENTRO DE CONEXIONES AÉREAS DE TOCUMEN China, un reto para el turismo panameño

Aeropuerto Internacional de Tocumen Mitradel ordena arbitraje entre Copa Airlines y sindicato

Los empleados se mantuvieron fuera de sus puestos.
LA PRENSA/Alex E. Hernández

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código