Una protección femenina

La disposición y distribución del condón femenino se ha implementado en los últimos años.

Durante la XIX Conferencia Internacional del Sida, se destacó que uno de los avances más revolucionarios ha sido el uso del condón femenino, el cual inicialmente había sido concebido como una barrera para evitar embarazos.

Ahora se ha abierto la posibilidad de emplear también para evitar enfermedades de transmisión sexual (ITS), entre las que están el virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

El condón femenino es parecido al masculino: está elaborado de materiales flexibles (poliuterano, látex o nitrilo). Cuenta con un material flexible y posee un anillo externo grande y uno más pequeño en el interior. Tiene un largo de 17 centímetros.

Joy Lynn Alegarbes, directora de Operaciones Globales de la campaña Condomize, comenta que para utilizar el condón femenino es recomendable el uso de espermicidas o lubricantes para entonces ser colado en una posición confortable, ya sea de pie, sentado sobre una silla o acostado.

Debe ser introducido profundamente en la vagina, como lo haría con un tampón. El anillo interno mantiene el condón en su lugar, mientras que el externo se mantiene fuera de la vagina. Para quitarlo, remueva el condón de la vagina, manteniendo el semen en el interior del condón.

Desde el punto de vista fisiológico, el uso del condón no tiene ningún efecto negativo sobre las funciones reproductivas del hombre o de la mujer; ella podría quedar embarazada inmediatamente si el condón deja de ser utilizado, reseña un informe de la American Pregnancy Association (APA).

Alegarbes agrega que la efectividad del preservativo femenino es alta en lo que se refiere a evitar la transmisión de infecciones de transmisión sexual y el VIH, ofreciendo casi la misma protección que brinda el condón masculino.

Respecto al control del embarazo, la Planned Parenthood Federation of America Inc. considera que de todos los métodos existentes, el condón femenino es el más efectivo cuando se usa correctamente. Sin embargo, si las mujeres lo utilizan de manera errónea, 5% de ellas puede quedar encinta cada año.

La Organización Mundial de la Salud y Onusida proporcionan el acceso del condón femenino como un método para prevenir tanto los embarazos como las ITS.

Muchos gobiernos y organizaciones no gubernamentales facilitan los condones de manera gratuita o a precios subsidiados como parte de los programas de prevención de VIH y planificación familiar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código