Entre realidad y poesía

La brasileña ´Historias que solo existen al ser recordadas´ es un acercamiento fílmico al realismo mágico literario.
FILMACIÓN. La película se rodó en cinco semanas en ciudades cercanas a Río de Janeiro. FILMACIÓN. La película se rodó en cinco semanas en ciudades cercanas a Río de Janeiro.
FILMACIÓN. La película se rodó en cinco semanas en ciudades cercanas a Río de Janeiro.

Julia Marat ingresó al universo fílmico a los 16 años. Fue su propia mamá, la directora Lucía Murat, quien la condujo por una industria cinematográfica en la que ha hecho casi de todo: montaje, asistente de dirección, producción y asistente de cámara.

Ahora, en el Festival Internacional de Cine de Panamá se verá su otra faceta: la dirección, pues su película Historias que solo existen al ser recordadas, se presenta hoy 16 a las 4:00 p.m. en la Sala 7 de Cinépolis.

El título de esta ópera prima es de lo más hermoso. ¿En qué momento del proceso se te ocurrió?

-Había un diálogo en la película después de una tensión entre unos personajes, y uno de ellos decía: ´hay cosas que solo existen cuando son recordadas´, y otra contestaba: ´otras solo vemos con los ojos cerrados´. Ese diálogo salió de la película en el montaje, junto con gran parte de otros diálogos. Pero este específico yo creía que era importante, porque daba una idea de fábula para la historia, permitía que mirásemos a esta historia como un cuento. Cuando el diálogo salió lo usé como título.

¿Qué aprende un director de su primera producción para rodar la siguiente película?

-Lo que descubrí fue la capacidad de una película de contar una historia con decir poco. Al sacar diálogos del guion, queríamos acercarnos más a los personajes, así que nos preocupamos más de las emociones.

¿En qué sectores de Brasil fue rodada?

-En el interior de Río de Janeiro. Son tres ciudades: Sebastião Lacerda, Aliança y Barra do Piraí.

¿En la estética de la película hay un aire al realismo mágico continental?

-Sí. Siempre quise hacer realismo mágico en el cine. Pero tenía conciencia de la dificultad de transponer una narrativa literaria para el cine, así que procuré trabajar el documental (el guion fue basado en una investigación documental en la región) y dejar el mágico sobreentendido.

¿Qué tal fue escribir a seis manos el guion?

El guion fue escrito en 6 manos. Primero entró María Clara Escobar, que participó de casi todo el trabajo de guion, que tardó mucho, pues la primera idea fue en 1999 y empecé la escritura en 2003, y fue esencial para mantener el guion en su línea principal, siempre recordaba por qué estábamos haciendo esta película y lo que queríamos decir. Después, entró Felipe Sholl para trabajar el diálogo de una manera más cotidiana.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código