Lo más reciente de Galeano

Esta vez, el autor presenta un escrito cuya inspiración son los sueños de su esposa, Helena Villagra.

Los sueños siempre han sido uno de los materiales preferidos para la literatura, y así también lo piensa el escritor uruguayo Eduardo Galeano, que ha reunido los textos escritos por él sobre los sueños de su mujer, Helena Villagra, en un libro ilustrado por el artista gráfico Isidro Ferrer.

Con el título Los sueños de Helena, y publicado por Libros del Zorro Rojo en España y Latinoamérica, Ferrer ha creado composiciones para ilustrar cada sueño y conviven esculturas, collages y dibujos, ligados todos ellos por el mundo onírico.

El libro aúna textos nuevos del escritor y otros que han ido apareciendo sueltos en algunos de los títulos más emblemáticos, como Memoria de fuego (1982), El libro de los abrazos (1989), Las palabras andantes (1993), Bocas del tiempo (2004) o Espejos (2008).

En el prólogo a esta edición Galeano escribe: “Helena me humilla cada mañana, a la hora del desayuno, contándome sus sueños prodigiosos. Entra en la noche como en un cine, y cada noche un sueño nuevo la espera. Mientras ella cuenta, yo bebo mi café en silencio. Más me vale callar”.

Para Isidro Ferrer (Madrid, 1963), ilustrador, diseñador y escenógrafo, este proyecto ha sido, según dijo a EFE, todo un regalo, porque desde hace muchos años es un rendido admirador del escritor uruguayo, uno de los autores más comprometidos con su tiempo, tanto de sus ficciones, ensayos y narrativas como pensamiento.

“Este libro es muy especial para mí y se trata de fotografías de las construcciones volumétricas hechas con materiales que son de madera y que recojo de las playas o de escombreras. Son maderas vividas, porque de alguna manera me gusta recrear el paso del tiempo impreso en materiales nobles”.

Los sueños de Helena también es un homenaje que ha querido hacer Ferrer al artista uruguayo Joaquín Torres García, (1874-1949), el pintor constructivista, profesor y ensayista más reconocido en Uruguay.

Sueños, profecías, bailes, sueños perdidos en una isla, en el aeropuerto, miedos, amores, besos, amigos, el exilio, Cortázar, Juana Inés de la Cruz, casas en el aire, casas de palabras, vuelos, nubes, hilos sin fin, la abuela ciega. Todo un material onírico que Eduardo Galeano ha hilvanado con su ingenio y su pluma y que Isidro Ferrer ha interpretado como si fuera un Freud de la ilustración.

“Me han gustado todos los sueños, en especial uno dedicado a su abuela ciega por la atmósfera del sueño, pero son todo ficciones construidas por Galiano. Aunque quiero destacar también como especialmente bello el dedicado a Pepa Lumpen, la perrita de Helena y Galeano que murió”, precisa.

“Helena soñó que hacíamos fila en un aeropuerto y estábamos obligados a pasar por una máquina nuestras almohadas. En cada almohada la máquina leía los sueños. Era una máquina detectora de sueños peligrosos para el orden público”, escribe Gaelano.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código