Un recuerdo de Manuela en Cuba

Antes de bailar en París, Manuela Navarro fue bailarina invitada de Alicia Alonso en el Ballet Nacional de Cuba por un año y medio.
Manuela Navarro tiene 25 años, y a los 23 fue nombrada primera bailarina del Ballet Nacional de Panamá. LA PRENSA/Eric Batista. Manuela Navarro tiene 25 años, y a los 23 fue nombrada primera bailarina del Ballet Nacional de Panamá. LA PRENSA/Eric Batista.
Manuela Navarro tiene 25 años, y a los 23 fue nombrada primera bailarina del Ballet Nacional de Panamá. LA PRENSA/Eric Batista.

Ver bailar a Manuela Navarro junto a la emblemática compañía fundada por la prima ballerina assoluta Alicia Alonso, el Ballet Nacional de Cuba, es algo de lo que se podrá presumir con el paso del tiempo.

Fue el 22 de marzo de 2014. Alonso, representada por su colectivo de danza, homenajeaba los 50 años de la creación de la Empresa de Grabaciones y Ediciones Musicales -la compañía discográfica más antigua de la isla, fundada en 1964- con cuatro piezas; dos fueron creadas por ella.

El tercer número traía al escenario de la sala Avellaneda del Teatro Nacional de Cuba a siete bailarinas para brindar movimiento a la obra pictórica Retratos de Flora, del maestro cubano del lienzo René Portocarrero. Una de ellas era la panameña Manuela Navarro.

En Flora, adaptación a la danza de Gustavo Herrera con música de Sergio Vitier, Manuela interpretaba a Azul, con un abanico de mano y un traje estampado con tonalidades de ese color, un diseño de Julio Castaño muy al método Portocarrero.

Fue la segunda en salir a escena luego del solo de Ivis Díaz, como Violeta.

A su inmediato pointé en el escenario, Manuela abrió su abanico con la maestría de quien domina esa herramienta, tal como lo ha demostrado con su Kitri, en el ballet Don Quijote en sus presentaciones como primera bailarina del Ballet Nacional de Panamá.

Esta vez, al compás del bolero de Vitier, interpretó al más melancólico, pero también enigmático y sereno de todos los colores, quizás el más frecuente en la paleta de la prominente referencia de la plástica cubana.

Tras el resto de la gala, conformada por el Impromptu Lecuona, creado por Alicia Alonso, el encuentro con Manuela resultó ser menos melancólico y sereno como su interpretación. Fue de todos los colores.

Insistió en que se volviera al día siguiente para verla bailar, justamente, esa misma pieza. No se sentía satisfecha consigo misma, una noción habitual en aquellos que transitan el camino hacia la perfección.

“Mañana me saldrá mucho mejor”, decía, repitiendo. “Mil veces mejor”.

Manuela Navarro es de esas bailarinas que posee el control de “cuáles son mis personajes y de cómo debo interpretarlos”, dice hoy, seis meses después de ese intercambio entre artista y espectador en marzo pasado.

APRENDIZAJE

“El maestro te guía hasta donde quiere llevarte, pero el dominio de la técnica va más allá”, dice.

Si bien dice sentir que de los rusos del Kirov Ballet aprendió la belleza de los brazos, de los cubanos aprendió los balances, giros y saltos.

“No tengo el físico de una bailarina rusa, de piernas y extensiones extremadamente largas. Estoy exactamente en el medio entre una bailarina rusa y una cubana, ya que tengo los músculos como los de esta última”, afirma, quien a partir del 30 de septiembre empezará un nuevo recorrido como solista del Columbia City Ballet, en Carolina del Sur (Estados Unidos).

“Logré lo que quería en el Ballet Nacional de Cuba, que me transmitieran su técnica”, medita.

Tras su despedida del ballet cubano, a mediados de agosto, asegura que Alicia Alonso le ha dejado las puertas abiertas para volver. “Mandé una carta agradeciendo su invitación y me contestó de regreso”.

El día siguiente de aquel 22 de marzo, Manuela se volvió a vestir de azul para reinterpretar Flora junto a Ivis Díaz, Yañela Piñera, Estheysis Menéndez, Verónica Corveas, Lissi Báez y Ginett Moncho.

Esa vez, las circunstancias fueron distintas; su baile, como prometió que sería.

“Me gritaron ´¡brava!”, decía emocionada, momentos después de esa segunda vuelta. “Nunca me habían gritado ´brava´ en Cuba. Me emocioné hasta las lágrimas”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

FONDOS Banda musical hace recolecta para viajar a Pasadena

La banda está integrada por 250 estudiantes.
Especial para La Prensa/Vielka Corro Ríos

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código