Para resguardar las tradiciones

El proyecto Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de Panamá debe estar en constante actualización.

Temas:

Imágenes captadas durante las investigaciones. CORTESÍA Imágenes captadas durante las investigaciones. CORTESÍA

Imágenes captadas durante las investigaciones. CORTESÍA

Para resguardar las tradiciones Para resguardar las tradiciones

Para resguardar las tradiciones

Para resguardar las tradiciones Para resguardar las tradiciones

Para resguardar las tradiciones

Desde los bailes típicos, pasando por la vestimenta tradicional de un baile, hasta llegar a la gastronomía de los grupos indígenas, de las comunidades locales y de los grupos afrodescendientes, quedarán grabados en video, audio, revistas, y en una página web.

En el año 2011 levantó vuelo el proyecto Salvaguardia del Patrimonio Cultural Inmaterial de Panamá (PCI), desarrollado por el Ministerio de Comercio e Industrias, con un fondo de 3 millones de dólares.

Con esta iniciativa, además de preservar los saberes, se quiere dar a conocer cuáles son aquellos temas de contenido de patrimonio que están en problemas de salvaguardia, es decir, que “estén en peligro de perderse y que sean muy vulnerables”, plantea Emma Gómez, coordinadora encargada del PCI.

Esta investigación se basa en cinco puntos de contenido: lengua y expresiones orales; artes del espectáculo; usos sociales, rituales y festivos; conocimiento de la naturaleza y el universo; y las técnicas artesanales, dice por su lado Simión Brown, coordinador de contenidos y traductor del proyecto.

Para lograr esta meta se estudian las siete etnias que hay en el istmo: Guna, Emberá, Ngäbe, Bri Bri, Buglé, Wounam y Naso.

Los otros grupos que se incluyen en este trabajo son los afrodescendientes y las comunidades locales, añade Gómez.

AVANCES

Hasta el momento han abarcado parte de la etnia Emberá y la comarca Guna, menciona Brown.

Aún falta llegar a los Bri Bri, Ngäbe, Naso y Buglé, porque son comunidades en las que hay dificultad por la distancia, y su población es mayor y más dispersa.

De estos puntos, enumera, han investigado sobre la mola, su música y sus dirigentes, entre otros aspectos.

Mientras que en la parte afrodescendiente han revisado datos de Colón y Darién, en temas como la cultura congo. Además, en Yaviza y Garachiné han recogido su folclore, en específico los bailes bunde y el bullerengue, resalta Gómez.

Este año han empezado con los diablos de espejos y los diablicos sucios, ambos relacionados con el Corpus Christi.

De las comunidades locales han recogido las fiestas religiosas y los festivales, porque es allí donde se reúnen las cinco manifestaciones tradicionales: comida típica, artesanos que venden y confeccionan sus productos, la danza y la música.

En este punto han llegado a las provincias centrales, quedando de tarea las provincias de Chiriquí, Bocas del Toro y Veraguas.

HALLAZGOS

Hasta el momento han encontrado que hay grupos que tienen dificultades en la protección de sus tradiciones, como pasa con los diablitos cucuá de Coclé y Los diablos de espejos de Colón.

El vestuario cucuá se confecciona de la planta del mismo nombre, y solo un reducido grupo de personas interesadas en preservar la tradición ha recuperado las plantas con parcelas que ellos mismos siembran, asegura Valentín Ubarde, de la Asociación Cultural Ecológica y Artesanal de los Cucuá San Miguel centro, Coclé.

Otra de las dificultades a las que se enfrentan es que son pocos los jóvenes que desean aprender sobre esta danza. Aunque dice que en los últimos meses han logrado formar pequeños grupos que la practican.

Aunque los cucuá están organizados, necesitan apoyo, reitera Emma Gómez.

En cuanto a los diablos de espejos de la provincia de Colón, solo un par de familias preservan esta tradición. “Han hecho esfuerzos para revitalizar y hacer semilleros, pero falta todavía más impulso para evitar que se pierda esta manifestación”, opina Gómez.

DESARROLLO

El proyecto se ha desarrollado en dos etapas.

La primera es para capacitar a investigadores culturales de cada región (que residen en cada punto), para que hagan el fichaje básico de campo e identifiquen a los “tenedores de conocimiento”, explica Gómez.

Mientras que en la segunda etapa, el personal técnico de investigación y producción visita las comunidades seleccionadas como representativas de mayor riqueza tradicional, para documentar y registrar mediante entrevistas, fotografías, video HD y audio las diferentes expresiones del PCI, detalla Brown.

Lo que se obtenga en estas investigaciones será reproducido en cápsulas temáticas y documentales, así como en publicaciones, directorios, un sitio web y revistas (ya publicaron una sobre el Corpus Christi).

Este proyecto no es para que empiece y finalice en un período de tiempo equis, sino que debe convertirse en un programa fijo, en una dirección nacional o en un instituto de Patrimonio de Cultural Inmaterial o en un programa permanente de salvaguardia, ya que todo cambia y hay que actualizar la información, sostienen.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

19 Nov 2017

Primer premio

8 0 5 6

CCAA

Serie: 13 Folio: 12

2o premio

9078

3er premio

3785

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código