Música

La salsa del Cigala

El músico español Diego el Cigala ofrecerá hoy viernes 2 de marzo un concierto en el hotel Riu Plaza Panamá, donde presentará su disco ‘Indestructible’.

Temas:

Diego el Cigala Diego el Cigala
Diego el Cigala Cortesía

Desde Cuba, madre de tantos géneros musicales, salió la semilla de un ritmo que en Estados Unidos bautizaron como salsa.

Ese sonido bailador, sensual, luminoso, y en ocasiones contestatario, alcanzó cuotas aún más altas cuando se trasladó a Puerto Rico, Panamá, República Dominicana, Venezuela, México, y se elevó cuando pasó a la ciudad más latinoamericana de la unión americana, llamada Nueva York.

Un gran admirador europeo de nuestras sonoridades es el cantaor de flamenco Diego el Cigala, quien ofrecerá un concierto hoy viernes 2 de marzo en el hotel Riu Plaza Panamá.

Prueba de ese amor por este lado del mundo ha quedado plasmado en sus discos Lágrimas negras (2003), Dos lágrimas (2008) y Cigala & tango (2010).

Estos álbumes fueron una especie de preparación para su siguiente y más reciente producción: Indestructible.

Lágrimas Negras me permitió conocer a Bebo Valdés [pianista cubano], y esto a su vez me ayudó a trascender el flamenco y conocer otros géneros y ese cruzar el Atlántico me hizo descubrir el Caribe, donde he acabado viviendo”, explica en referencia a su actual residencia en Santo Domingo.

La salsa del Cigala Expandir Imagen
La salsa del Cigala

“Ese camino me ha traído hasta la salsa, hasta Indestructible. Por eso, le hemos dedicado un tema en el disco a Bebo, para darle las gracias”, explica.

LECTURAS

Indestructible tiene varias lecturas. Una es que la salsa es un género que ha demostrado ser inalterable.

“Esa es la idea del título, mucha gente me pregunta si hace referencia a mi persona, pero siempre digo que nada que ver. Yo he sobrellevado el dolor gracias a la música, pero soy muy consciente de mi vulnerabilidad. Lo indestructible es la salsa, la buena música. Puede atravesar un mejor o peor momento, pero estará ahí para siempre”, resalta este artista que ha seguido adelante a pesar del dolor de perder a su esposa Amparo Fernández en 2015, y en 2016 a su mamá.

Diego Ramón Jiménez Salazar, su verdadero nombre, admite que la salsa ha perdido la presencia de la que gozó entre las décadas de 1970 y 1990. “Ninguna guerra dura para siempre y con la música pasa igual. Ningún género se mantiene en la cima, las nuevas generaciones siempre necesitan sus propias maneras de comunicarse y sus sonidos. Es la sucesión natural de la cultura, lo importante es que haya comunicación y que las nuevas generaciones sepan abrazar de dónde vienen”.

UN VIAJE POR LA MÚSICA DEL CARIBE

Para Diego el Cigala, Dios, la música y sus hijos son sus soportes para sortear cualquier prueba.

“Lo son todo, nada más importa, son los tres pilares de mi vida ahora mismo. No podría vivir sin alguno de ellos. Mis hijos me hacen y me harán siempre seguir adelante, la música me cura por dentro, y Dios me acompaña haciendo que todo sea posible”, explica este nacido en Madrid, España, en 1968 y perteneciente a la etnia gitana.

DISCO Y DOCUMENTAL

-En términos de arreglos, ¿cómo los palos del flamenco pasan al servicio de la salsa en su disco ‘Indestructible’?

He respetado mucho rítmicamente la salsa, hay algún tema como Se nos rompió el amor que tiene palmas flamencas y algún cajón flamenco, pero siempre guardando la esencia.

-¿Cuál fue el proceso de filmación del documental ‘Indestructible’, dirigido por el español David Pareja?

Mucho trabajo y muy paralelo al disco. Las cámaras nos siguieron los más de dos meses que estuvimos viajando por Colombia, Puerto Rico, Cuba y Estados Unidos. Conociendo a los músicos y grabando las canciones. Así se captó todo el proceso que cuenta Indestructible, el alma de la salsa. Había tanto material que luego nos costó mucho el proceso de edición hasta que decidimos que era lo que queríamos contar, no solo un making off del disco, sino la historia de mi viaje personal en el género.

-¿Cómo fue la dinámica de llevar dos proyectos complementarios al mismo tiempo?

Totalmente al mismo tiempo, y realmente simplemente es más movimiento, más gente en el estudio, pero el mismo plan. Son dos proyectos que beben uno del otro, una cara solo musical y la otra la historia detrás, así que se complementaban muy bien. A veces costaba sacar tiempo entre grabaciones para las entrevistas, pero tuvimos un gran equipo y se pudo hacer.

RUBÉN BLADES

-¿Cómo se logra tocar tantos estilos de una forma tan personal? Porque con ‘Indestructible’ entró en el terreno de los grandes: la Fania, Héctor Lavoe, Tito Puente... y con canciones de Ray Barreto, Tito Curet, Cheo Feliciano, René Touzet...

Su disco ‘Indestructible’ se grabó en cinco países y fue el resultado de la colaboración más de 70 músicos de diversas latitudes. Cortesía Expandir Imagen
Su disco ‘Indestructible’ se grabó en cinco países y fue el resultado de la colaboración más de 70 músicos de diversas latitudes. Cortesía

No hay entrenamiento. Después de mucho escuchar uno se tira a la piscina y se mete en el estudio de grabación a probar. Uno cuando se acerca a un proyecto así entra en el terreno de lo que admira, de lo que más le gusta y le llama la atención, y cómo dejar fuera todo ese talento, no tendría sentido. Aun así se ha quedado mucho artista y mucho autor fuera, me daría para grabar otro disco.

-¿Qué ocurrió que no hay una canción escrita por Rubén Blades en su álbum? y ¿no hubiera sido genial cantar a dúo con Blades?

Me hubiera encantado. De hecho hubo par de temas suyos que se consideraron en la maqueta. Espero poder cantar con él en algún momento del futuro. Su Juan Pachanga y Prohibido olvidar fueron los que estuve barajando en el estudio y que siguen en mi mente.

-¿Qué tal fue grabar ‘El paso de Encarnación’, del cubano Pedro Aranzola, junto a Óscar de León?

Una gozada, Óscar es una fuerza de la naturaleza, tiene una disposición y una energía que daría envidia a cualquiera. Trabaja siempre a favor y levanta a todo el mundo. Yo le he escuchado siempre y le conocía de tiempo, pero nunca le había visto en el estudio y fue uno de los mejores momentos del disco.

RIQUEZA HOMOGÉNEA

-La salsa se inicia en Cuba fruto de una herencia africana que, a su vez, tiene vestigios de ritmos flamencos. ¿Eso lo sintió cuando grabó el disco?

Totalmente. Por eso quería viajar a todos estos países, porque quería ver qué idea de la salsa y qué historia tenían en cada uno de ellos. Hay tantas versiones de una misma cosa, tantos puntos de vista, y ahí reside su riqueza, en no ser homogénea, en ser compartida por tanta gente. La herencia está ahí y por eso me sentí tan cómodo grabándolo.

-La salsa fue en los años de 1970 una manera de enfrentar el racismo y la xenofobia que atravesaban los latinoamericanos en Estados Unidos. Eso une la salsa a la música gitana y al pueblo gitano que también han experimentado esos prejuicios.

Sí, por eso se parece tanto la manera de vivir la música, porque no es puro ocio, es parte de tu identidad, de quién eres y de tu historia. Una manera de unirse con los tuyos ante adversidades y eso le da una profundidad de la que carecen otras músicas.

Comentarios

Cerrar

La función de comentar está disponible solo para usuarios suscriptores. Lo invitamos a suscribirse y obtener todos los beneficios del Club La Prensa o, si ya es suscriptor, a ingresar.

Suscríbase gratis por 30 días Prueba
Adquiera un plan de suscripción Suscríbase
Cerrar

Por favor introduzca el apodo o nickname que desea que aparezca en sus comentarios:

Comentar 0 comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Corporación La Prensa, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Loteria nacional

23 Sep 2018

Primer premio

6 2 5 4

BDAA

Serie: 19 Folio: 3

2o premio

2492

3er premio

0782

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código