A la sombra de Kioto

La cumbre de cambio climático se realizará del 28 de noviembre al 9 de diciembre en Sudáfrica. ¿Se llegará a un acuerdo?

Tailandia sufre las consecuencias de las copiosas lluvias de la época monzónica y de tres tormentas tropicales, que han afectado a 22 provincias del país asiático.

Las inundaciones comenzaron en julio y causaron el desbordamiento de ríos y pantanos en el norte y la región central del país, según informó EFE. A la fecha, han muerto 564 personas y cinco millones han quedado damnificadas.

Con este desastre de fondo, el secretario general de de las Naciones Unidas, Ban Ki Moon, hizo un llamado a los gobernantes del mundo para tratar el cambio climático “con urgencia” y lograr un nuevo acuerdo que le dé seguimiento al Protocolo de Kioto para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI), que al ser cada vez mayores, calientan en exceso el planeta.

El panel intergubernamental de cambio climático ha advertido que este fenómeno tendrá un impacto en los patrones de lluvias, aumento de la temperatura global, del nivel del mar y de la frecuencia e intensidad de eventos climáticos, la acidificación de los océanos, el retroceso de los glaciares y en la biodiversidad.

En un planeta con siete mil millones de habitantes, los problemas ambientales dejarán un mayor número de desplazados por los desastres, mayor incidencia de enfermedades, escasez de agua y alimentos, etc.

ADAPTACIÓN Y MITIGACIÓN

Ante estas circunstancias, las estrategias de mitigación y adaptación son fundamentales, por ejemplo: cambiar los patrones de construcción, mudarse de zonas vulnerables y cambiar los cultivos por otros más resistentes y que se adaptan a nuevos patrones de lluvias.

Otras iniciativas contemplan la reducción de emisiones de GEI mediante el uso más eficiente de la energía, el empleo de energías renovables y una economía ´verde´.

Para países como Panamá, las iniciativas de reducción de emisiones por deforestación evitada (REDD), REDD+ (que incluye reforestación) y REDD++ (que incluye agroforestería, cambio de uso de tierra y manejo sostenible de bosques) son otras alternativas.

Están, además, los proyectos de mecanismo de desarrollo limpio (MDL) y de tipo NAMA o Acciones tempranas de mitigación en países en desarrollo.

Sin embargo, se requiere dinero para implementar estas medidas. Se ha estimado que los países en desarrollo necesitan al menos unos 50 mil millones de dólares al año para adaptarse a los cambios del clima.

¿ESPERANZA EN LA COP17?

Del 28 de noviembre al 9 de diciembre se realizará en Durban, Sudáfrica, la XVII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre Cambio Climático (COP17).

Dos temas serán básicos en las negociaciones: la reducción de emisiones contaminantes y el financiamiento para la mitigación y transferencia de tecnología.

En las últimas cumbres ­celebradas en Dinamarca en diciembre de 2009 y en México en 2010­ no se logró acordar un instrumento vinculante post Kioto.

Las naciones industrializadas, que son las mayores contaminantes, no querían asumir compromisos de reducción de emisiones sin tener garantía de que los países menos desarrollados también hicieran su parte, pero estos últimos esperan recibir fondos de los primeros para trabajar en esa meta y para su adaptación.

Además, los problemas económicos globales han contribuido a estancar los esfuerzos.

En la Cumbre de Cancún, México, hubo consenso en la creación de un “Fondo Verde” y sobre la recaudación de 100 mil millones de dólares anuales para las iniciativas de mitigación y adaptación en los países pobres, suma de la que se viene hablando desde la cita en Dinamarca.

Queda pendiente para la cumbre en Durban concretar si habrá o no un segundo periodo del Protocolo de Kioto y, de ser así, establecer la obligatoriedad y porcentaje de reducción de emisiones de los diferentes países.

También se deberá definir de dónde saldrán los fondos para la mitigación y adaptación, y cómo funcionará la financiación a largo plazo.

Se espera que los países emergentes como Brasil, Rusia, India y China jueguen un rol clave. En las reuniones previas a la COP17, realizadas en Panamá a principios de octubre, quedó clara la postura de Japón, Estados Unidos, Rusia y Canadá, que no contemplan una segunda etapa para el Protoloco de Kioto.

Esta semana, el Parlamento Europeo pidió a la Unión Europea que lidere la lucha contra el cambio climático en la COP17 y que se creen alianzas entre los países más receptivos a la renovación del Protocolo, según informó EFE. Además, los diputados europeos sugirieron un recorte de emisiones de CO2 mayor del 20% (respecto a los niveles de 1990) para el año 2020.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

POSIBLE DELITO CONTRA LA ADMINISTRACIÓN PÚBLICA Suspenden audiencia por el préstamo de la Caja de Ahorros

Felipe ‘Pipo’ Virzi
Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código