Estar ´stalkeando´ es...

En tiempos de redes sociales, el acecho se disfraza de husmeo. ´Stalkear´ es la versión moderna y estilizada de entrometerse, aunque algunas veces, con algunos tintes de compulsión.
En tiempos de redes sociales, el acecho se disfraza de husmeo. ‘Stalkear’ es la versión moderna y estilizada de entrometerse, aunque algunas veces, con algunos tintes de compulsión. En tiempos de redes sociales, el acecho se disfraza de husmeo. ‘Stalkear’ es la versión moderna y estilizada de entrometerse, aunque algunas veces, con algunos tintes de compulsión.
En tiempos de redes sociales, el acecho se disfraza de husmeo. ‘Stalkear’ es la versión moderna y estilizada de entrometerse, aunque algunas veces, con algunos tintes de compulsión.

Todo indica que esa canción de Raphael, que convencía a cualquiera sentenciando severamente que “estar enamorado es confundir la noche con el día”, ha tomado una nueva dimensión. En tiempos modernos, con la perpetua presencia de las redes sociales y la mensajería instantánea, se podría decir que ya no se trata de “estar enamorado”, sino de “estar stalkeando”.

Humilde, nueva, pero a la vez compulsiva y macabra, he aquí una nueva versión de Estar enamorado. Sirve acompañarla con el ritmo de la canción: “Estar ´stalkeando´ es averiguar todo sobre su vida; estar ´stalkeando´ es revisar su Facebook noche y día; estar ´stalkeando´ es revisar lo que le escribe el mundo; estar ´stalkeando´ es estar pendiente de lo que hay en su muro”.

Si la Real Academia Española ya anunció que incorporó a las filas del lenguaje correcto verbos como wasapear, googlear, tuitear y photoshopear, no es de extrañarse que pronto añada otros como ´stalkear´; original del verbo anglosajón stalking, que significa: acechar, perseguir, acosar o que sigue a otra persona con el fin de observar sus movimientos, ver dónde vive, con quién se junta y qué hace con su vida.

En lenguaje de redes sociales no es tan literal como asegura su definición real, aunque sí depende de la intensidad o frecuencia con las que se realice. Stalkear, en internet, significa revisar constantemente la actividad de una persona en sus redes sociales, sea o no objeto de una fijación; su actualización y comentarios, fotografías, lista de amistades, eventos a los que asistirá, tweets y publicaciones en ambas direcciones, es decir, tanto enviados como recibidos.

En resumidas palabras, un stalker sigue los rastros de otra persona, sea cual sea la red social. Si está enamorado de aquella es simple añadidura, porque también puede darse el caso en que el sujeto no tenga conocimiento de la existencia de su stalker, o que este último jamás haya visto al primero en persona.

Según el sitio para conseguir citas match.com, las mujeres y los hombres solteros son los más propensos a stalkear. El 49% de las mujeres consultadas en su encuesta anual admitieron investigar a su pareja antes de conocerlo, confesando que cancelarían la salida si descubrían una evidencia “perturbadora”; 29% admitió haber ingresado al Facebook de la persona con la que salen con su contraseña, 18% ha accedido al correo de su pareja y 26% ha leído sus mensajes de textos.

Mientras el sitio web dedicado al análisis de redes sociales The Social Skinny indica que son ocho las horas promedio que una persona invierte en Facebook al mes, otro portal, onlinecollegecourses.com, asegura que Facebook es la red social en el que más se recurre a esta actividad.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

carretera entre Santa Fe y Calovébora ‘La conquista del Atlántico’

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

10 Dic 2017

Primer premio

1 7 9 9

CAAB

Serie: 10 Folio: 14

2o premio

6088

3er premio

4097

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código