El trabajo, el segundo hogar

Alfredo Arango Restrepo publica su obra ´Psicología del trabajo. Experiencias de 30 años de Consultoría en el Comportamiento y Desarrollo del Talento Humano´.

En el corazón del panameño-mexicano Alfredo Arango Restrepo, se refugian sus cinco pasiones: la psicología, la comunicación social, el teatro, la docencia y el amor que siente por su esposa Isabel.

Hace pocos días, este consultor de psicología organizacional hizo su propia catarsis a través de la publicación de su obra Psicología del trabajo. Experiencias de 30 años de Consultoría en el Comportamiento y Desarrollo del Talento Humano, en donde recopila su experiencia en el ámbito de la ciencia que estudia el comportamiento del capital humano.

Siendo asiduo del teatro desde muy joven, Arango Restrepo confiesa que entró “por error” a estudiar Química, “y lo dejé, inscribiéndome en la Asociación Nacional de Actores para ser actor. Mi padre me obligó a dejarlo bajo fuertes amenazas”.

Un buen día su prima lo llevó a su clase de psicología y le gustó, cambiándose a esta carrera en la Universidad Nacional Autónoma de México.

Hoy ya lleva tres décadas enamorado de la psicología, especialmente de aquella que se aplica al comportamiento organizacional, y no se arrepiente de su decisión.

“Me apasiona la vida, la observación de la naturaleza, en donde incluye el comportamiento humano, la belleza, ser padre (me ´súper´ apasiona) y el arte. Todas manifestaciones de ese maravilloso ente llamado ser humano, donde se resumen mis vocaciones”.

La vida también le dio la oportunidad de estudiar cine y televisión en la Universidad de París VIII. Su pasión por el teatro crecía paralelamente.

Arango Restrepo habla de la virtud del trabajo con propiedad. “El trabajo es nuestro segundo hogar, donde compartimos durante ocho horas con la otra familia nuestra vida diaria. Ya sea sintiéndose a gusto o muy infelices, necesitamos trabajar para sostener nuestra existencia. Nuestra especialidad atiende esta gran mitad de nuestra realidad. Cuando nos sentimos respetados y valorados, el trabajar llena nuestras expectativas. De lo contrario, nos esclaviza”.

Agrega que el sueldo es un factor de higiene que sirve para resolver las cuentas, el costo de sobrevivir. “Con un salario justo, nuestro mayor anhelo es sentirnos útiles”.

¿Qué intenta presentar a través de su obra?

En Psicología del trabajo. Experiencias de 30 años en la Consultoría del Desarrollo del Capital Humano, busco compendiar todo lo que he visto, aprendido y vivido; las teorías, movimientos, situaciones, intervenciones y grandes lecciones de vida, que deseo compartir con los que necesitan estudiar el tema. Conocí personalmente a muchos autores, fui entrenado en varios seminarios que en otras épocas eran lo último. Pertenecí a la American Society for Training & Development, a cuyos congresos multitudinarios asistí por varios años, apareciendo en su guía Who is who in Training & Development Around the World. Todo esto me parece que ha creado un acervo de conocimiento que comparto en este libro.

¿Cuáles son los errores más frecuentes que en su práctica ha visto que se cometen en el clima laboral?

Primero, trabajar “ de oídas”, de acuerdo con el criterio unilateral de gerentes autocráticos, sin planeamiento ni organización profesional del trabajo, a través de análisis y simplificación de procesos en forma de equipos de trabajo. Así se crea y refuerza el desgaste.

Segundo, descuidar la comunicación, de manera que la información y las ideas fluyan, lleguen y puedan permitir a todos tener el conocimiento de las situaciones para poder abordarlas en forma equilibrada y desde varios ángulos.

Otro error es la tacañería o falta de perspectiva hacia la educación continua, viendo este esfuerzo como gasto en vez de inversión, de donde sale una mejor actitud y sentido de pertenencia que engrasa la operación.

Ser jefe no es sinónimo de líder. ¿Qué se necesita para ser un buen líder en este sentido?

El jefe dice “hagan”; el líder dice “hagamos”. El jefe es puesto; el líder se gana su capacidad de adhesión, dirigiendo, haciendo reuniones eficientes y frecuentes, integrando. El jefe regaña; el líder escucha, reconoce lo bueno y propone una forma de evitar que vuelva a ocurrir.

¿Qué recomendaciones generales brinda para que los altos mandos y los subordinados promuevan un buen clima de trabajo?

Trabajar de acuerdo con normas de buenas prácticas de “ISO”, prácticas de “Calidad Total”, las que definen “un buen lugar para trabajar”. Se necesita tener presente que trabajamos con personas, que tienen familias, talentos diferentes, sueños y aspiraciones, amor propio, diversas necesidades afectivas. Estimularlas, permitirles aportar y crecer con los equipos de trabajo, educarlas y darles oportunidades de mejorar hará un ambiente laboral mucho más sano y eficiente.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

22 Nov 2017

Primer premio

3 5 1 5

BBAC

Serie: 13 Folio: 15

2o premio

4722

3er premio

5119

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código