El tratamiento temprano salva vidas

Un estudio, publicado en ´Plos Medicine´, halló que recibir el tratamiento antirretroviral de forma temprana mejora la expectativa de vida de quienes padecen VIH.
Estudio. Hallaron que personas con VIH positivo que reciban la terapia antes de tener un conteo menor a 200 CD4 tuvieron una expectativa de vida del 80%. LA PRENSA/Archivo Estudio. Hallaron que personas con VIH positivo que reciban la terapia antes de tener un conteo menor a 200 CD4 tuvieron una expectativa de vida del 80%. LA PRENSA/Archivo
Estudio. Hallaron que personas con VIH positivo que reciban la terapia antes de tener un conteo menor a 200 CD4 tuvieron una expectativa de vida del 80%. LA PRENSA/Archivo

En poco tiempo, la ciencia ha logrado que el impacto negativo del virus de inmunodeficiencia humana (VIH) se apacigüe.

En 1981 fueron identificadas las primeras personas que vivían con este virus, causante del síndrome de inmunodeficiencia adquirida (sida, su etapa consecuente).

Justo seis años después de ello, se logró la aprobación de AZT, el primer medicamento antirretroviral, y con él se comenzaría una revolución en lo que se refiere al tratamiento de la enfermedad. Y es que hoy, gracias al arsenal de fármacos antirretrovirales, las personas que viven con VIH tienen una vida mucho más larga que ayer.

Un reciente estudio da testimonio de ello. Una investigación de científicos de la University of Cape Town, publicada en Plos Medicine, señala que toda persona VIH positivo que reciba la triple terapia de forma temprana –antes de que su sistema inmunológico se debilite y comience la etapa sida– tendrá una mejor expectativa de vida.

Este estudio, denominado Life Expectancies of South African Adults Starting Antiretroviral Treatment: Collaborative Analysis of Cohort Studies, encontró que en África del sur las personas con VIH positivo que comenzaron la terapia antirretroviral tuvieron una expectativa de vida alrededor del 80% de la población general, siempre y cuando empezaron el tratamiento antes de que su conteo de células CD4 (glóbulos blancos que son atacados por el virus) cayera por debajo de 200 células por microlitro.

Estos resultados reflejan que el tratamiento a largo plazo puede permitir que el VIH sea manejado como una enfermedad crónica.

Los investigadores encontraron que la expectativa de vida de estos pacientes estaba relacionada con la edad en que ellos empezaron a recibir el tratamiento.

Hallaron que la expectativa de vida del hombre que empieza la terapia es de 27.6 años, si comienza la terapia a partir de los 20 años; mientras que si lo hace desde la edad de 60, su esperanza de vida ronda los 10.1 años. En la mujer, estimaron que sería de 36.8 y 14.4 años, respectivamente.

EL VALOR DE LA TERAPIA

El epidemiólogo Aurelio Núñez, jefe del Programa Nacional de Infecciones de Transmisión Sexual/VIH y sida del Ministerio de Salud (Minsa), indica que en Panamá se recomienda a las personas con VIH positivo que tomen la terapia antirretroviral cuando tienen un conteo de 350 células de CD4 por microlitro.

De esta manera, continúa el médico, se está “garantizando que las personas entren al tratamiento siendo caso VIH, y no entrando como caso sida, que es cuando se tiene [un conteo de CD4 de] 200, momento en que ya tienen las defensas bajas, y entonces caen en las infecciones oportunistas”, explica Núñez, quien agrega que se está planeando que el inicio del tratamiento sea más temprano aún.

Hay una tendencia mundial que propone que el tratamiento sirva como prevención, recalca el especialista. “Tener un tratamiento con 500 [células de CD4 por microlitro] garantiza que las defensas se van a mantener altas por más tiempo, y que al tener un [conteo de] CD4 alto eso garantizará que su carga viral esté baja o indetectable”.

NIÑOS con VIH POSITIVO

En el caso de los infantes, el médico pediatra Luis Castaneda, de El Salvador, explica que antes a los niños se les trataba con los mismos criterios de los adultos, y se esperaba que tuvieran algún tipo de sintomatología para que se les comenzara el tratamiento.

“Antes de eso se les trataba tempranamente. Hubo muchos estudios, sobre todo en África, que concluyeron en que independientemente de su estado inmunológico y de su estado clínico, se les comenzaría el tratamiento”.

Con esto se pudo apreciar que los niños que recibían el tratamiento tempranamente tenían una mejor sobrevida, que los que esperaban a tener síntomas para comenzar a tratarse. “Esto vino a cambiar las líneas de tratamiento en los pequeños”, recalca el doctor Castaneda.

Hoy se recomienda que a los menores de un año con VIH positivo –independientemente tengan los niveles altos o bajos de carga viral– se les ofrezca el tratamiento. Los adultos, por otro lado, deben tener cierto límite de CD4 o presentar ciertos síntomas clínicos para iniciar el tratamiento, dice el pediatra.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Conquista

La Prensa en alianza con el Pulitzer Center invita a sus lectores a una experiencia inédita de periodismo transmedia. Una historia sobre la costa Atlántica que pone en cuestionamiento qué tipo de desarrollo queremos para nuestro país. Haga clic en la foto.

Por si te lo perdiste

periplos alrededor del mundo Corte Suprema, una agencia de viajes

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Loteria nacional

13 Dic 2017

Primer premio

0 4 5 4

DAAD

Serie: 7 Folio: 1

2o premio

1238

3er premio

1041

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Caricaturas

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código